Crónica: Emi Martínez vale tres puntos

Se toparon de frente en el St. Mary’s Stadium saints y villains con una victoria para revertir dinámicas negativas como único objetivo, y fueron los visitantes quienes se llevaron el gato al agua con un tanto de Ross Barkley y un día más en la oficina de Emiliano Martínez, quien frustró el potencial ofensivo local, pues la única que no pudo detener fue anulada por una microscópica posición antirreglamentaria de Danny Ings, habiendo sido parado el primer remate de los dos.

PRIMERA PARTE

Comenzó el duelo entre Southampton y Aston Villa tras el pitido inicial de Lee Mason y el ritmo no dejó excesivo tiempo para respirar, pues a los diez minutos ya existió una polémica decisión en el área visitante. Danny Ings se zafó de Ezri Konsa con un destello de brillantez en forma de un toque de espuela que sirvió para asistir a Stuart Armstrong. Tras el remate de éste, el balón impactó en el brazo de Matty Cash. En un principio no se señaló la pena máxima pero, VAR mediante, se indicó fuera de juego de Ings.

Ésta fue una de las pocas llegadas de los saints en los primeros cuarenta y cinco minutos, pues fueron los de Birmingham quienes rondaron con mayor frecuencia el marco custodiado por Alex McCarthy, hasta besarlo en el 41’.

Anuncios

Fue entonces cuando llego el primer tanto al St. Mary’s, pues Ross Barkley  remató una gran asistencia desde el costado de Jack Grealish para situar al Villa por delante en el marcador cerca del intermedio. Entre el mencionado acontecimiento y la marcha a vestuarios, no sucedió nada más, haciendo -con las estadísticas en la mano- justicia en el luminoso.

SEGUNDA PARTE

Ya en la segunda mitad, comenzó a erigirse algo más el equipo de Ralph Hassenhütl, pues el marcador lo exigía para que los tres puntos no fuesen por sentado propiedad de los villanos, y ello trataron de demostrar los de rojo y blanco.

Emi Martínez fue sin duda el hombre del partido en los segundos cuarenta y cinco minutos, pues salvó a su equipo de caer en las tablas con numerosas manos calificables de milagrosas.

El argentino se lució y ello empezó tras un mano a mano entre el mismo latinoamericano y Che Adams (quien había ingresado en lugar de un lesionado Theo Walcott). El ariete anglosajón disparó con el pie derecho tras no confiar en la zurda. No fue un mal tiro, pero Emi Martínez le negó el tanto levantando los brazos y dejando un balón muerto que despejó Matty Cash. En la acción del despeje, Adams pisó involuntariamente la mano del guardameta, pero el dolor no fue a más.

Anuncios

Catorce minutos más tarde tuvo lugar una curiosa escena en la que, más que un partido de fútbol encontró similitud con el frontón, pues los remates de Jan Bednarek, Che Adams y Jack Stephens se toparon con el arquero argentino y la defensa por partida doble.

A pesar de la derrota, sí que anotó el Soton un gol que, para la desgracia local, no subió al marcador. El incansable Ings se desmarcó y definió, dando pie a la parada del tan nombrado guardameta villain. Sin embargo, el cuero quedó muerto y el mismo punta la empujó a la red.

El gol fue inmediatamente anulado, pero hizo falta que el videoarbitraje le dedicase un minut, pues fue milimétrica la diferencia entre la zona del brazo que se toma como referencia para los offsides del delantero y el trasero de Cash. Aún así, se ratificó la decisión del linier, brindando así las tres unidades al Villa.

Ambos ya tienen la cabeza en sus próximas citas, pues los que hoy cayeron derrotados se desplazarán a Manchester para enfrentar al United en Old Trafford mientras que los birminguenses recibirán al West Ham en Villa Park.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: