Una primera vuelta marcada por la desigualdad

Hace tan solo una semana, finalizó la primera vuelta en La Liga Smartbank. El Málaga CF se encuentra sumergido entre los 22 clubes que conforman la categoría de plata del fútbol español, y por tanto, también ha culminado la primera mitad de la temporada.

Los datos básicos que nos pueden ayudar a comprender la trayectoria del cuadro malacitano en lo que llevamos de temporada son los resultados del propio equipo, y es que el Málaga ha conseguido cosechar en esta primera vuelta un total de siete victorias, siete empates y ocho derrotas, lo que le sitúa a día de hoy en décimo quinta posición con 28 puntos.

Actualmente, estas cifras cubren ampliamente las necesidades del club, pues la entidad y la afición son conscientes de la humilde y escasa plantilla que ostenta el Málaga, debido a la sanción impuesta por La Liga.

El objetivo principal del conjunto blanquiazul en esta campaña 20/21 no es otro que el de asegurarse la permanencia una temporada más en Segunda división, pero a pesar de ello, el arranque de temporada que consiguió efectuar el conjunto de martirícos fue sencillamente espectacular, y de hecho, pudimos observar como en las primeras jornadas de competición, el Málaga CF se encontraba clasificado de forma usual entre los seis primeros.

La afición blanquiazul comenzó a ilusionarse y la expectación generada respecto a la plantilla no hizo más que incrementar. Cualquier aficionado malaguista podía empezar a plantearse la posibilidad de ver a su equipo disputar de nuevo un play-off de ascenso, pero esta ilusión tan inmensa se vio radicalmente cesada por una mala racha que aún perdura en el equipo costasoleño.

Exactamente desde el día 5 de diciembre, el Málaga se ha visto involucrado en una mala racha, y es que desde esa misma tarde de diciembre, en la cual el cuadro andaluz cayó derrotado ante el Cartagena por 1-2 en La Rosaleda, el equipo tan solo ha conseguido sumar un total de tres puntos de los últimos dieciocho posibles, lo que suponen cifras insuficientes para cualquier club y que son incompatibles con el gran arranque de temporada del propio equipo.

Han sido seis partidos, exactamente seis encuentros de Liga en los que el Málaga no ha conseguido sumar tres puntos en un único partido, lo que indudablemente mantiene en vilo a la afición y al propio club, pero al mismo tiempo, también está generando un ambiente de motivación en todo el malaguismo (plantilla incluida) para revertir esta situación tan compleja.

El Málaga afronta ahora una segunda vuelta que se apresta dificultosa pero al mismo tiempo ilusionante, pues el club atraviesa actualmente una de las etapas más nefastas de su historia, pero que está superando de una manera magnífica y ejemplar.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: