Análisis: El legado de Bartomeu

Como ya se sabe, la junta gestora que se apropió del FC Barcelona después de la dimisión del señor Josep María Bartomeu lanzó un comunicado en donde se podía ver el terrorífico balance negativo que ha quedado como resultado de la campaña anterior. Los datos proporcionados por la junta no son los más esperanzadores para una entidad del calibre del Barça, ya que la deuda llega a la estratosférica cifra de 1173 millones de euros. La pregunta es: ¿Cómo se ha llegado a este punto y cuáles son los motivos por los cuales la situación del club es la que es?

Deudas en fichajes
Desde la venta de Neymar en el verano de 2017, el FC Barcelona se dedicó a reconstruir el equipo con fichajes del calibre de Ousmane Dembelé y Philippe Coutinho. Las cifras de la venta de Neymar produjeron que fuese el fichaje más caro de la historia del fútbol con un valor de 222 millones de euros (su clausula de entonces). ¿Dónde fue a parar todo ese dinero?. La respuesta es sencilla y es que se utilizó únicamente para dos fichajes (los ya mencionados Ousmane y Philippe). Tres años y medio después, el Barça aún le debe al Liverpool 40 millones por el fichaje del brasileño.

Y si hablamos de deudas de fichajes nos podemos venir más a la actualidad, ya que se ha demostrado que la entidad culé le debe al Ajax 48 millones por el fichaje del mediocampista neerlandés De Jong (el cuál se fichó en su día por 75 millones más 11 en variables).

A estos dos casos, se les debe de sumar los 57 millones que se deben a la Juventus por el fichaje de Pjaniç y los 950 mil al Bayer por Arturo Vidal.

Para colmo, se le debe al Atlético de Madrid 10 millones por derechos preferenciales, que si se hubiera sido más inteligente, se habrían sanado mediante un acuerdo en el mismo traspaso de Suárez al club colchonero (acuerdo que a la junta del Barça no se le pasó por la cabeza).

En total la suma de deudas en fichajes del Barça asciende a la cifra de 126 (corto plazo) +196 (a largo plazo) millones de euros con la suma de más traspasos con otros equipos como por ejemplo el de Arthur con Gremio o el de Malcom con el Girondins de Burdeos.

FC Barcelona: El Barça revela todos las deudas que tiene con otros clubes  por traspasos | Marca.com


Deudas a corto y largo plazo
A la suma de las deudas por fichajes se le tiene que sumar los 730 millones que el Barça debe pagar este mismo año como deudas a corto plazo. El año pasado se previó una deuda de 505,578 millones, por lo que ha subido en este curso 225 millones de euros.

Esta suma viene recogida y formada por los siguientes puntos: casi 266 millones de euros proceden de entidades bancarias, 2.5 millones nominados por obligaciones y valores negociables,164 millones por el personal deportivo del club y, por último, casi 300 millones que aparecen sin ningún tipo de nombre ni motivo pero que al fin y al cabo aparecen como deuda del club. Números bárbaros y muy preocupantes, los cuales tendrán que pagarse en este año o sino el pozo en el que está metido el Barça se hará muchísimo más grande

La deuda total, como ya hemos dicho, se sitúa en 1173 millones de euros, que son 156 millones más que la temporada anterior. La deuda a largo plazo de la entidad culé se sitúa en 442.542 millones de euros

El Barça tiene un mes para la revolución imposible: sin dinero para fichar  y todo frenado


No dinero, no fichajes
Actualmente, ante la falta de capital culé, el club se ve obligado a contactar con futbolistas que se les acaba el contrato este año. Por eso los nombres de Alaba y Wijnaldum, sumandos al de Eric García que tiene toda la pinta que vendrá en verano, ganan enteros para que aterricen en el conjunto catalán.
Gran problema para el Barça, ya que confiar en los jugadores que terminan contrato es otro gran síntoma de que la economía azulgrana es un desastre.

Por otro lado, son jugadores con un gran nombre en el fútbol mundial y que pedirán tener una ficha alta que les agrade para jugar en el Barça. Sin ir más lejos, David Alaba pedía una ficha de 11 millones para venir a España, ya sea en el club de Ronald Koeman o en el Real Madrid.

Y otro dato alarmante es el de Depay. Al acabarse el contrato, el presidente del Lyon protagonizó unas declaraciones en las que decía que tasaban al delantero holandés en unos 5 millones. Una auténtica ganga que el Barça, en estos momentos, no puede asumir ni por esa cantidad. Memphis Depay y los 5 millones de traspasos también son mucho para este Barça.

En conclusión, ante la falta de un presidente y de una junta gestora que por el momento lo único que han hecho han sido proporcionar datos nefastos de la institución culé, el FC Barcelona peligra en todas y cada una de sus áreas. En lo económico mal y en lo futbolístico más de lo mismo. Da la impresión que la reconstrucción de un nuevo Barça tardará más de lo previsto, noticia que seguro que a los seguidores culés no les gustará. Todo gracias en parte a la gestión del señor Josep María Bartomeu y su equipo de gobierno al frente de FC Barcelona. ¡Qué daño hizo ese último triplete..!

Macroencuesta MD: ¿A quién ficharías libre en verano para el Barça?

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: