Y Alcalá de Henares volvió a vibrar

Alcalá de Henares. Domingo 24 de enero a la 13:00. Jugaba el Atlético de Madrid femenino contra el Sevilla femenino. Hasta aquí todo normal, hasta llegar al punto de que, volvía a entrar gente al estadio. Volvía a haber aficionados en la grada.

Casi un año después, volvía la afición a poder animar a sus chicas. Una afición rojiblanca siempre volcada con su sección femenina, que siempre ha llenado la ciudad deportiva, que ha llenado el Metropolitano.

Ya podía entrar gente en el partido frente al Valencia, pero Filomena obligó a seguir esperando. Coincidió con la Supercopa de España, y hubo que esperar casi dos semanas.

Anuncios

Volvían las chicas a su estadio, frente al Sevilla, estrenándose como Supercampeonas. Y se estrenaban delante de su gente. Poca, para lo que suele ser, pero se notó la presencia de los aficionados.

Fuente: Atlético de Madrid

Con las medidas de seguridad pertinentes, con mascarilla y gel. A cada acción que sucedía, se rompía la gente en aplausos. Los propios comentaristas al principio del partido lo dijeron, que se hacía raro, pero que dentro de ellos, había felicidad, porque por fin la gente había podido entrar a su campo.

¿Quiénes pudieron notarlo más? Ellas, sin duda. El partido que brindaron a su gente fue espectacular. El partido del equipo rojiblanco, dirigido de nuevo por José Luis Sánchez Vera, dio un recital. Y el Sevilla también, es cierto, tuvo las suyas. Un grandísimo partido.

Abrió la lata Leicy Santos en el 17 de encuentro, tras un centro de Ludmila. Se oyó de fondo una ovación que emociona a propios y extraños, porque todos los futboleros extrañamos entrar en nuestro estadio.

Anuncios

Finalizó la primera parte así, con 1-0, viendo un gran encuentro. Y volvió la fiesta, cuando Deyna anotó el 2-0. Un golazo, un jugadón. Iba corriendo desde el área al centro del campo celebrando, y la gente disfrutaba. Los había con bufandas, camisetas, chaquetas, gorras y algunos hasta con banderas en la espalda. Y se notaba en las jugadoras que ellas disfrutaban aún más.

Fuente: Atlético de Madrid

Remató la jornada y cerró la fiesta Ludmila con el 3-0. Ya solo quedaba aplaudir en los cambios. Una sensación que parecía se había perdido, y que parecía que se nos había olvidado. Para nada. A la gente nunca se le olvidará apoyar a su equipo.

Alcalá de Henares volvió a celebrar un gol. Alcalá de Henares volvió a aplaudir cada jugada. Alcalá de Henares recibió a sus campeonas y al técnico que necesitaba el Atleti.

Fuente: Atlético de Madrid

Alcalá de Henares volvió a vibrar. Poco a poco, el fútbol vuelve. Poco a poco, la gente vuelve. Y los atléticos volvieron a aprobar con nota. Cumpliendo todo, disfrutando, y animando a las suyas. Volvieron a vibrar, después de casi un año. Aunque mentira, hubo excepciones, como todo. En general, la afición del Atleti volvió a ser ejemplar, aunque por desgracia, siempre habrá una minoría que prefiere saltarse todo.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: