Opinión: El reparto de minutos no hay quien lo entienda

El Real Madrid cosechó anoche su primera victoria en este año 2021. Tras llegar a Vitoria con un equipo plagado de bajas, incluido Zinedine Zidane, los merengues pudieron alinear un equipo a priori de garantías y reservando jugadores con hambre de minutos en el banquillo. Hay que destacar que en la convocatoria entraron los mirlos Blanco y Chust, que no contaron con minutos a pesar de que el Real Madrid dejó dos cambios sin hacer. Entonces, ¿cuándo van a jugar?

Imagen: Titulares y suplentes del Alavés-Real Madrid |Fuente: RealMadridTV

La situación del Real Madrid este año es, cuanto menos, curiosa, por llamarlo de alguna manera. El equipo acusa, a partes iguales, el cansancio de los titulares con la falta de ritmo competitivo de los suplentes. No obstante, los suplentes tampoco parecen tener hueco en partidos resueltos como el de ayer.

Anuncios

La gestión de minutos está siendo catastrófica y buena prueba de esto ha sido la salida de Luka Jovic rumbo a Frankfurt, donde ya sonríe y golea. El siguiente que se ha puesto en la rampa de salida es Martín Odegaard, quien renunció a su segundo año en la Real Sociedad para ser importante en el Madrid, pero que tampoco ha gozado de excesivas oportunidades. Además, cabe destacar que doce jugadores de la primera plantilla ya han pasado la barrera de los 1000 minutos jugados esta temporada, mientras que jugadores como Militao, Isco y los ya nombrados Jovic y Odegaard no han llegado ni siquiera a los 500 minutos. Entonces, ¿está justificada la falta de forma de los suplentes?

Imagen: Martín Odegaard

En un club tan laureado como el Real Madrid nada suele estar justificado. Si eres titular tienes que dejarte la piel en el campo, como se le pide intensamente a Hazard, y si eres suplente tienes que estar al 100 % para jugar el tiempo que decida el míster. Sin embargo, es llamativo que los suplentes no gocen de minutos ni cuando medio once titular se queda en casa.

Anuncios

Anoche David Bettoni tomó una decisión difícil, pero aplaudida, como es la de sentar a Hazard y meter a Vinícius, a pesar del buen partido del belga. En el segundo de Zidane se vio algo de meritocracia con el cambio. También introdujo a Odriozola, que está relegado al ostracismo con Zidane, para que acumulase algunos minutos esta temporada. Aun así, sorprendió ver cómo Chust, que hizo un partido notable en Copa, y Blanco, muy del gusto de Zidane, no contaron con minutos a pesar de existir cinco cambios, de los que el Madrid solo agotó tres.

Imagen: David Bettoni, segundo entrenador del Real Madrid, en el Alavés-Real Madrid

Dani Ceballos destacaba la semana pasada en una entrevista en Efe que volvería “si me aseguran que voy a tener igualdad de oportunidades con el resto de mis compañeros”. El jugador merengue, que vive su segunda cesión consecutiva en el Arsenal, criticó así la preferencia del técnico del Madrid por determinados jugadores, lo que parece estar frenando la progresión de otros tantos que ya no están en el club. A todo madridista le gustaría escuchar cada semana en la narración algo así como: “centro perfecto de Achraf”, “¡cómo sube la banda Reguilón!”, “colosal Llorente, que está en todas” o “otro doblete de Mayoral” y, de hecho, lo pueden escuchar, aunque solo si sintonizan los partidos de Inter, Totthenham, Atlético de Madrid o Roma, ya que los jugadores más en forma de Europa han salido del plantel de Zidane buscando minutos.

Imagen: Dani Ceballos en el partido Arsenal-Leicester

Y pensará usted, estimado lector, ¿es esto una crítica a Zidane? Pues bien, sepa usted que esto es una crítica tanto a Zidane como a la gente que trabaja en el organigrama deportivo del club, ya que el mal reparto de minutos es algo que lleva lastrando al Real Madid durante años, ¿o no le gustaría haber disfrutado de las paradas de Pacheco, la contundencia defensiva de Hermoso, los centros medidos de Mata o los goles de Soldado?

Anuncios

Lo que está claro es que, a problemas, soluciones. Así que espero que el devenir de la temporada traiga muchas alegrías a los menos habituales, que deben mostrarse a la altura de las circunstancias, y hablemos pronto del resurgir del Bloque B para que el Real Madrid pueda ganar títulos. Aún queda mucho por hacer.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: