La evolución del Atlético de Madrid permite a los líderes soñar con el título de liga

Terminó la primera vuelta de LaLiga Santander 2020/21 con el Atlético de Madrid como líder destacado de la Primera División. Aún faltan algunos partidos aplazados por disputar (en el caso de los rojiblancos, dos, frente a Levante y Athletic), pero la distancia del Atleti respecto a sus perseguidores es ya considerable. Los de Simeone le sacan cuatro y ocho puntos a Madrid y Sevilla, respectivamente (con dos encuentros menos que ambos) y diez al Barça (con uno menos). Si los colchoneros ganan los dos partidos pendientes, podrían aumentar la distancia con el segundo en diez puntos. Pero no es la clasificación, sin embargo, lo que más importa al club y a, quizás, la mayor parte de sus aficionados. Son las sensaciones que deja este equipo las que hacen ilusionarse a los colchoneros, que, según gran parte de la prensa, son los favoritos para llevarse esta liga. De momento, el Atlético ya se ha proclamado campeón de invierno tras el final de la primera vuelta, un reconocimiento que parece poco importante, pero que suele vaticinar el campeón de liga, al menos en el siglo XXI. Son quince los campeones de invierno que consiguieron confirmarse como campeones finales de la competición, en los últimos veinte años. Solo cinco de veinte equipos no lograron concretarse con el título.  

Anuncios

La primera vuelta comenzó como terminaría para los rojiblancos, con grandes sensaciones. Un triunfo por 6-1 en casa frente al Granada daba el pistoletazo de salida para el Atleti. Ya desde el primer día, se preveía la influencia de Luis Suárez en el equipo, ya que el uruguayo debutó con la camiseta rojiblanca con un doblete (con el partido resuelto, eso sí), logro que repetiría alguna vez más a lo largo de la competición. Dos empates a cero contra Huesca y Villarreal frenaron la euforia de los aficionados. Pero estos no fueron más que dos baches para los del ‘Cholo’, que no tardaron en volver a mostrar la contundencia y el buen juego del primer partido. Lo siguiente fueron siete victorias consecutivas, ante equipos como el Barcelona, Valencia, Celta o Betis. En este tiempo, el Atlético se consolidó en lo más alto de la tabla. Pero, además, Simeone comenzó a cambiar el esquema, sorprendiendo tácticamente a propios y extraños.

Luis Suárez
Fuente: Atlético de Madrid

El tradicional 4-4-2, que ha acompañado a Simeone en casi toda su etapa en el Atlético de Madrid, y con el que comenzó esta temporada, evolucionó. El argentino fue cambiando piezas en el once, con las entradas de Hermoso, Lemar o Carrasco como carrilero. La confirmación de esta idea se vio en la victoria por 1-0 frente al Barça. El ‘Cholo’ sorprendía a los aficionados y periodistas que vieron el partido. Con un Carrasco que jugaba prácticamente como lateral, defendiendo a Dembélé, y un equipo que salía muy bien al contragolpe pero que también demostraba que sabía asociarse mediante la posesión, con Hermoso, Koke y João Félix como protagonistas en salida de balón. A partir de ese día, Simeone siguió confiando en ese sistema, y no lo ha vuelto a cambiar, a pesar de que poco después llegara la primera derrota en liga. 

El derbi madrileño fue el peor partido del Atlético en esta temporada. Una derrota contundente que pudo minar la moral del vestuario, que dejó escenas como la de João Félix o Luis Suárez enfadándose por ser sustituidos. No fue el caso, ya que los colchoneros no parecían estar afectados por el tropiezo, y siguieron jugando igual o mejor que antes. El 5-3-2 se terminó de consolidar y, tras perder frente al Madrid, el Atleti no ha vuelto a perder en liga. Ya son seis victorias consecutivas, que han permitido a los rojiblancos obtener una gran ventaja como líderes que no querrán desaprovechar, sobre todo viendo el nivel de Madrid o Barcelona. Es una liga en la que los colchoneros tienen números de récord, con solo siete goles encajados en 17 partidos33 goles a favor, que hacen una diferencia de goles de 26, la mayor del campeonato; catorce victorias, dos empates y una derrota en la primera vuelta; y, una proyección de puntos más cercana a los 95 que a los 87 que venían completando Madrid y Barcelona las últimas dos temporadas.

Temp. 20-21 | Real Sociedad - Atlético de Madrid | Gol de Llorente
Fuente: Atlético de Madrid

En el plano individual, es difícil destacar a un solo jugador rojiblanco este curso. Casi todos han estado a un nivel que roza la excelencia. Oblak parece que será el Zamora un año más. La defensa, liderada por Savić, que puede competir por ser el mejor central de LaLiga, es la mejor de Europa en cuanto a números. La entrada de Mario Hermoso como tercer central ha causado una evidente mejoría en contundencia y salida de balón. Los carrileros, Trippier como uno de los máximos asistentes de la competición, y Carrasco como la gran revelación en la banda izquierda, son claves en el nuevo sistema. El líder y capitán del equipo, Koke, ha recuperado el increíble nivel de 2014, año que culminó con el de Vallecas como campeón. Marcos Llorente es ya uno de los mejores centrocampistas de la competición, y se ha confirmado como uno de los atacantes más decisivos de Europa (seis goles y cuatro asistencias). Lemar está camino de ser aquel del Mónaco por el que el Atlético pagó 70 millones de euros, sin duda una de las sorpresas del equipo que ya le ha ganado el puesto a Saúl.

João Félix comenzó siendo el mejor jugador del equipo, llegando a ser elegido mejor futbolista del mes de noviembre de LaLiga, pero últimamente está comenzando los partidos desde el banquillo y ha perdido nivel. Y la referencia en ataque de este equipo, Luis Suárez, es lo que se esperaba que fuera cuando llegó: un “killer” que decidiera partidos, que con sus goles diera puntos. Son once tantos los que lleva el charrúa, que le colocan como el máximo goleador de la primera vuelta junto con Messi. Suárez está batiendo récords con el Atleti, ya que es el mejor comienzo de temporada para un delantero rojiblanco en todo el siglo XXI, es el que tiene un mayor promedio goleador en veinte años. Como jugador número doce está Correa, que también es uno de los máximos asistentes de LaLiga y un seguro para Simeone tanto de titular como de suplente. Quizás como aspectos negativos están el bajo nivel de Saúl, la poca participación de Torreira y Kondogbia, y el inexistente recambio de Suárez en la delantera (tras la llegada de Dembélé, esto último parece haberse solucionado).

Alineación más utilizada por Simeone en los últimos encuentros.

La temporada del Atleti está siendo casi perfecta, sobre todo teniendo en cuenta los años anteriores, y la proyección del equipo es que pueden ser campeones a final de curso. Es pronto todavía, y siempre se seguirá el discurso del “partido a partido”, pero parece que este Atleti evolucionado es ya una realidad. La renovación futbolística le ha venido muy bien a la plantilla, que es una de las más completas de la competición doméstica. El cambio de esquema ha beneficiado a muchos jugadores, y los resultados son casi insuperables. En los últimos partidos parece que el Atleti no puede parar de ganar, como se vio ante Alavés o Eibar, encuentros que se le complicaron a Simeone pero que resolvió en los últimos minutos. Otros días parece que nadie puede marcarle un gol, con el Sevilla como el ejemplo perfecto. Este Atlético de Madrid se sabe adaptar a cualquier situación, a favor o en contra (aunque solo se ha puesto dos veces por debajo del marcador), a cualquier partido, a cualquier rival y a cualquier estilo. Es un equipo completísimo que, aunque todo puede pasar, va camino de alcanzar uno de sus mejores cursos.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: