La efectividad del United agua fiesta de Salah en Old Trafford

Cayó eliminado el Liverpool de la FA Cup ante un solvente Manchester United que no perdonó de cara a puerte, Greenwood, Rashford y Bruno fueron los encargados de aguarle la fiesta a un Salah que a pesar de marcar un doblete, sus esfuerzos no fueron suficiente para derrotar al actual líder de la Premier League

PRIMERA PARTE: LA CALIDAD SE IMPONE AL FÍSICO

Comenzó en Old Trafford el partido que todo el mundo quería ver, días después del gran clásico en Premier League, Manchester United y Liverpool se enfrentaban por 2 vez en la temporada en el partido correspondiente a la cuarta ronda de la FA Cup, la copa más antigua del mundo. Los locales fueron los primeros en llegar a portería rival, el equipo de Solskjaer salió muy fuerte intentando encontrar un gol tempranero que les permitiera plantear un partido cerrado y cómodo. Greenwood casi ejecuta el plan de Ole a la perfección, teniendo dos claras ocasiones frente a Alisson, la primera la sacó el portero brasileño con un gran pie, y la segunda oportunidad para el joven delantero se fue rozando el lateral de la red. El United ya había declarado sus intenciones, no se lo iba a poner fácil a Klopp, pero a pesar de los intentos locales, sería el Liverpool el primero en golpear. Curtis Jones encontró a Salah filtrando un pase entre central y lateral, Lindelof y Shaw no llegaron a tiempo, y el egipcio batió a Henderson con una sutil picadita. 0-1.

A raíz del gol, el Liverpool empezó a dominar, se instalaron en campo rival buscando la genialidad de Thiago y el remate Firmino, pero la zaga del United se desenvuelve muy bien defendiendo posicionalmente, y sobretodo en el área. La alegría no duraría demasiado para el Liverpool, a pesar del dominio, un gran pase de Rashford a la espalda de Robertson dejó solo a Greenwood, que a la tercera no perdonaría, y con su pierna derecha cruzaría un balón imposible para Alisson. Las tablas se impusieron en el electrónico, pasada ya la media hora de partido, el encuentro volvería a sus orígenes, se igualarían las fuerzas y se volvería a un estilo de juego muy peleado en el centro del campo. La primera parte finalizaría sin más ocasiones, solo a balón parado volvieron a probar suerte, pero ningún disparo cogió puerta.

Anuncios

SEGUNDA PARTE:

Empezaría movida la segunda parte, nada más comenzar en el minuto 48 el United volvería a encontrar las cosquillas del Liverpool con balones largos a la espalda, esta vez se cambiaron los papeles, y fue Greenwood quién puso un gran balón a Rashford, que con ayuda de Phillips al fallar el despeje se quedaría solo para batir a Alisson y remontar el partido para los suyos. El Liverpool no se dio por vencido, y continuó su plan establecido para buscar el empate, y casi lo consigue Minler, pero su remate se marchó alto. El Liverpool se empezaba a animar, los de Klopp estaban encerrando al United, y el gol que devolviera la igualdad al marcador estaba al caer.

Fue en el minuto 58, la presión del Liverpool surgió efecto sobre la salida del United, que perdió el balón en 3/4, dejando un 3 para tres en el que Firmino puso un gran balón raso a Minler que dejó pasar y remató Salah al fondo de las mallas. El partido estaba siendo trepidante, los dos equipos querían pasar de ronda, sabían que un error les podía costar un título, así que la tensión era máxima.

En los últimos 20 minutos se acabaron las rotaciones, los dos equipos sacaron la artillería pesada al terreno de juego, Mané y Bruno Fernandes ya estaban sobre el verde, cualquier cosa podía pasar. La entrada del senegalés no supuso grandes complicaciones para el United, la defensa estaba bien plantada y no dejaban ni un solo espacio entre líneas. Sin embargo un momento de lucidez de Bruno Fernandes cambió el partido, solo necesitó un disparo para desequilibrar el electrónico, y no sería un disparo cualquiera, el portugués ejecutó una falta perfecta desde la frontal del área al palo del portero, engañando completamente a Alisson que ya había dado un paso en falso y no pudo para el seco disparo de Bruno. El Liverpool lo intentaría de todas las maneras posibles, pero al United solo le quedaba replegar y buscar contras, lo que mejor sabe hacer, y a punto estuvo de anotar Rashford el cuarto, pero Alisson paró para mantener el resultado.

Anuncios

CONCLUSIÓN Y MVP

El Manchester United no para de crecer, los de Solskjaer supieron remontar un partido que se les complicó hasta en dos ocasiones, la pólvora de los delanteros no falló ante Alisson, y eliminaron un Liverpool que se dio cuenta que con Salah no basta.

El MVP del encuentro es Marcus Rashford, su asistencia en el primer gol fue clave para el devenir del encuentro, él se echó el equipo a la espalda ante la ausencia del líder en ataque Bruno Fernandes, que puso la guinda a un brillante partido del United en ataque

FICHA TÉCNICA

Manchester United: Henderson; Wan-Bissaka, Lindelof, Maguire, Shaw; McTominay, Pogba; Greenwood (Bruno Fernandes, M.66), Van de Beek (Fred, M.66), Rashford (Martial, M.86); Cavani.

Liverpool: Alisson; Alexander-Arnold, Fabinho, Williams, Robertson; Wijnaldum (Mané, M.62), Thiago (Shaqiri, M.81), Milner; Salah, Firmino (Origi, M.81), Jones

Goles

0-1 M.18 Salah; 1-1 M.26 Greenwood; 2-1 M.47 Rashford; 2-2 M.58 Salah; 3-2 M.78 Bruno Fernandes.

Árbitro

Craig Pawson. TA: Lindelof (M.89) / Fabinho (M.42), Mané (M.69).

Estadio

Old Trafford. Sin espectadores.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: