Crónica: Un empate que no contenta a nadie

Valencia CF y CA Osasuna se veían las caras en el penúltimo partido de la jornada 19 en el estadio de Mestalla con necesidades muy similares, y no eran otras que ganar para ir escalando posiciones en la clasificación e ir alejándose del indeseado descenso.

El conjunto anfitrión que buscaba conseguir la cuarta victoria consecutiva tras Yeclano Deportivo, Valladolid y Alcorcón, había dado un paso al frente tras el último triunfo liguero en el José Zorrilla y ante el equipo navarro quería certificar ese buen estado de forma y ahuyentar el fantasma de la segunda división definitivamente.

Osasuna por su parte venía necesitado de victorias que le reflotaran en la tabla de La Liga, pues no conseguía los tres puntos desde el 1-0 que consiguió ante el Athletic de Bilbao allá por el mes de Octubre, aunque cierto es que el empate conseguido recientemente ante el Real Madrid y la victoria copera frente al Espanyol habían levantado un poco los ánimos.

Para tratar de derrotar a Osasuna, Javi Gracia planteaba un sistema 4-4-2 en el que destacaba la vuelta de Paulista al centro de la zaga. Mantenía respecto al enfrentamiento ante el Valladolid el doble pivote formado por Racic y Soler y con Wass desplazado al extremo derecho, una fórmula que le dio al equipo mayor consistencia en el centro del campo y organización en ataque. También continuaba Kang-In como pareja de Maxi Gómez en la delantera, para actuar como un media punta por delante del doble pivote aportar su creatividad y calidad.

Centro defensivo para poblar el centro del campo y hacerse fuertes en esa zona, fórmula que le había salido a la perfección ante el Real Madrid. Arriba continuaba posicionando a un delantero fuerte como Calleri para fijar a los centrales y liberar a hombres de calidad como Rubén García, Javi Martínez o Roberto Torres.

UN VALENCIA DOMINANTE PERO SIN ÉXITO

Desde el pitido inicial el Valencia CF buscó mandar en el partido a base de controlar el balón y encerrar a Osasuna en su propio campo, un papel que los navarros también asumieron con comodidad, puesto que el sistema que había diseñado Jagoba Arrasate estaba pensado para ello.

A diferencia de otros partidos, tanto Racic como Soler conseguían recibir el balón con cierta comodidad, lo que permitía al equipo iniciar sus ataques controlando el balón y no necesariamente lanzando balones arriba que podrían suponer perdidas. Además Kang-In también tuvo un papel importante a la hora de hacer circular el balón, puesto que sus desmarques hacia el centro del campo hacían contar en esa zona con un jugador más con el que poder combinar.

Una vez el Valencia CF superaba la primera línea de presión del conjunto navarro, orientaba el balón hacía una de las bandas para así con las incorporaciones de los laterales centrar al área y crear peligro de esa forma, más aún teniendo un delantero como Maxi Gómez. Sin embargo, prácticamente ninguno de esos centros encontró un rematador que dirigiera el balón hacia la portería e inquietara a Sergio Herrera, bien porque el centro era defectuoso o porque los jugadores que debían rematar no estaban bien posicionados.

EL INTERESANTE PAPEL DE WASS EN BANDA

En el plan de ataque que propuso el Valencia CF jugó un papel muy importante Daniel Wass en banda derecha, puesto que en la gran mayoría de situaciones en las que el conjunto Che sacaba el balón jugado desde atrás, orientaba el juego hacia la banda derecha donde se encontraba el danés y con su criterio y el de los mediocentros superar la primera línea de presión de Osasuna manteniendo la posesión, y una vez la conseguían superar, buscar transiciones rápidas o desplazamientos largos hacia la otra banda por donde se incorporaba Gayà y poder así enviar centros al área.

EL PLANTEAMIENTO DEFENSIVO DE OSASUNA

Conscientes de que el Valencia CF iba a tratar de controlar el partido al ser a priori el equipo favorito y jugando en su estadio, Osasuna planteó un partido defensivo para resguardar su portería e ir en busca del gol mediante contraataques. Para ello, Jagoba Arrasate utilizó un sistema en el que incluía tres medio centros (Torró, Moncayola y Javi Martínez) con el fin de no ser superados por los carriles interiores.

En los inicios de jugada del Valencia CF, Osasuna adelantaba sus líneas hasta tres cuartos de campo, donde realizaban una presión sobre Racic y Soler para dificultar la salida de balón, mientras Torró se encargaba de vigilar los posibles desmarques de apoyo de Kang-In. Una vez el conjunto blanquinegro era capaz de superar esa primera presión, automáticamente Osasuna se replegaba cerca de su área con dos líneas muy juntas, una de cuatro defensores y una de cinco mediocentros, impidiendo al Valencia CF entrar por dentro y despejando cualquier centro que los hombres de banda contrarios lanzaban.

LA EFECTIVIDAD DE CALLERI

En cuanto al juego ofensivo de Osasuna en la primera mitad del encuentro, fue casi inexistente debido a las dificultades que tuvieron para robar balones en zonas peligrosas o sorprender descolocada a la defensa del Valencia CF. Cierto es también que los hombres de calidad como Roberto Torres o Rubén García no hicieron prácticamente acto de presencia.

Las pocas oportunidades en las que los rojillos se asomaron al área de Jaume Doménech fueron fruto de los interesantes desmarques que el argentino Jonathan Calleri realizaba a la espalda de los centrales. Precisamente fue el ex del Espanyol quien consiguió abrir la lata (minuto 42) en uno de los aislados ataques de Osasuna, aprovechando un rechace de Jaume Doménech tras un anterior tiro de Nacho Vidal que se había podido incorporar a la acción al pillar a Gayà descolocado.

DESCANSO

Terminaba la primera parte con un Valencia dominador del juego y un Osasuna que había sido efectivo en una de las pocas ocasiones de las que había dispuesto.

Sin cambios en el descanso.

MISMO GUIÓN QUE EN EL PRIMER TIEMPO

El inicio de la segunda mitad del encuentro fue una continuación de lo visto en la primera parte. El Valencia CF buscaba acercarse a la portería de Sergio Herrera mediante posesiones que terminaban en centros los cuales no encontraban rematador. Por su parte Osasuna con el marcador a favor defendía con dos líneas muy juntas y buscaba salir al contragolpe, apareciendo esta vez sí Roberto Torres y Rubén García que junto a Javi Martínez fabricaron algunos acercamientos peligrosos al área valencianista.

JAVI GRACIA CAMBIA EL PLAN

Viendo que su equipo era capaz de dominar pero no de concretar las ocasiones, Javi Gracia decidió dar entrada a Gameiro y Musah por Kang-In y Racic respectivamente para tener mayor presencia en el área con el francés y mayor desborde por la banda derecha con el joven canterano y colocando a Wass en el doble pivote junto a Carlos Soler. Consiguió de esta forma el Valencia poner las tablas en el marcador (minuto 69) después de una jugada elaborada en la que Maxi Gómez recibía el esférico en la frontal del área y picaba un pase por encima de la defensa para que Musah centrara y Unai García en una acción desafortunada se introdujera el balón en su propia portería.

A pesar de encajar el gol, a Osasuna le favoreció el cambio en la idea de juego del Valencia para desarrollar sus acciones ofensivas, puesto que el retirar a Racic del campo debilitaba el centro del campo Che. En consecuencia, el equipo navarro pudo gozar de varias ocasiones para intentar ponerse de nuevo por delante en el luminoso, destacando un nuevo disparo cruzado de Calleri (minuto 84) que tras tocar Jaume Doménech, rebotaba en el palo de la portería.

CONCLUSIÓN

Finalizaba el encuentro con tablas en el marcador, dejando insatisfechos a ambos equipos puesto que les mantiene en una situación similar antes de su disputa, manteniéndose el Valencia decimocuarto con 20 puntos y Osasuna decimonoveno on 16 puntos.

Respecto al encuentro, el equipo de Javi Gracia dominó el juego y buscó el gol a base de centros de los cuales prácticamente ninguno encontró rematador. Por su parte Osasuna planteó un gran partido defensivo, ya que el Valencia no fue capaz de tirar con peligro a la portería de Sergio Herrera y en ataque fue muy efectivo anotando una de las pocas ocasiones de las que dispuso.

En la próxima jornada el Valencia viajará a Madrid para medirse ante el líder de La Liga, el Atlético de Madrid, y Osasuna recibirá en El Sadar al Granada de Diego Martínez.

FICHA TÉCNICA

VALENCIA CF (4-4-2)

J. Doménech; T. Correia, G. Paulista, Diakhaby, Gayà; Wass, C. Soler, Racic (Musah, 58′), Cheryshev (Guedes, 67′); Kang-In (Gameiro, 58′), Maxi Gómez.

Entrenador: Javi Gracia.

CA OSASUNA (4-1-4-1)

S. Herrera; Nacho Vidal, Roncaglia, Unai García, Juan Cruz; Lucas Torró; Roberto Torres (Manu Sánchez, 75′), Moncayola (Oier, 87′), Javi Martínez (Iñigo Pérez, 75′), Rubén García (Kike Barja, 75′); Calleri.

Entrenador: Jagoba Arrasate.

GOLES

Calleri (42′) 0-1

Unai García p.p. (69′) 1-1

Árbitro: Alejandro José Hernández Hernández, amonestó a Nacho Vidal (45′), Wass (60′), Juan Cruz (71′), Manu Sánchez (77′).

Estadio: Mestalla – Sin público.

MEJOR JUGADOR

Como mejor jugador del encuentro destacar al argentino Jonathan Calleri, quien asumió todo el juego ofensivo de Osasuna planteando desmarques interesantes a la espalda de la defensa del Valencia y aprovechó las pocas oportunidades de las que dispuso siendo muy efectivo, anotando un gol y enviando un tiro al palo de la portería de Jaume Doménech.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: