#Real Valladolid || ¿Qué fue de…Rotpuller? El héroe invisible del ascenso

Lukas Rotpuller, para la mayoría este nombre os resulte desconocido, en cambio, para la gente que vivió la fiesta del ascenso, Rotpuller se convirtió en un jugador mítico, que fue capaz de opacar durante algunos instantes la figura de Jaime Mata, y ganarse los corazones de los aficionados sin llegar a pisar el campo.

A día de hoy, mucha de esa gente sigue sin saber quién era realmente Lukas Rotpuller, ni cómo llegó a formar parte del equipo blanquivioleta, de hecho, desde entonces, poco más ha sido sabido del jugador, pero hoy, para los que aun recuerden a ese jugador de magnífica melena rubia, recordaremos la trayectoria de Rotpuller.

El jugador nacido en Austria, formó parte desde pequeño de la cantera del Austria Wien, y en su juventud llegó a formar parte de los combinados sub-17 y sub-20 de la selección de su país, aunque nunca llegó a debutar con la selección oficial. Militó toda su carrera en su país natal con el Austria Wien, salvo una temporada que la pasó cedido en el Ried, donde debutó en la primera división austríaca con 20 años.

Tras su vuelta al Austria Wien, el central se convirtió en un jugador importante llegando a debutar en la Europa League y a jugar más de 130 partidos en la primera división austriaca, que gano por única vez en la temporada 2013-13. Aun siendo un jugador importante en el club, Lukas no renovó su contrato y quedo libre en junio de 2017, estaría sin equipo hasta que en Enero de 2018, durante el mercado invernal, Deivid cayese lesionado y el Valladolid necesitado de un central reserva, contratase a Rotpuller e iniciase así su corta pero bonita relación.

El central estuvo tan solo 6 meses en la capital del Pisuerga, en los que pasó completamente desaparecido sin jugar ni tan solo un minuto, cualquiera diría que perteneció a la plantilla del ascenso. Pero sin embargo, se coló en la fiesta y dejó su huella en los miles de aficionados que festejaron en vivo el ascenso, pronunciando su icónica y única frase “yo ayer solo un poco de fiesta”.

Desde luego todo un personaje de la historia pucelana, que desde su salida del Valladolid no fichó por ningún otro club y se podría decir que su carrera ya está terminada a sus tan solo 29 años, pero eso el solo lo decidirá, tal vez le sentó bien ese medio año sabático en el Valladolid y prefirió un poco más de fiesta.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: