#GetafeCF || Análisis: Ilusionante debut de Aleñá y Kubo

El Getafe llegaba al partido ante el Elche con la necesidad de lograr un buen resultado y recuperar sensaciones ante un rival que ronda la zona de descenso, al igual que los azulones. Al final el conjunto madrileño salió victorioso del duelo, con sus dos nuevas incorporaciones realizando una buena actuación.

Anuncios

El jugador cedido por el FC Barcelona, Carles Aleñá, jugó los 90 minutos del partido y ya demostró la razón por la que el Getafe ya intentó su llegada en el mercado invernal de la temporada pasada, antes de que decidiera aceptar la oferta de cesión del Betis.

Bordalás, conocido defensor del 4-4-2 (formación ya característica desde su llegada en 2016), decidió sorprender a propios y extraños cambiando a un 4-2-3-1 y planteando un juego más fluido con balón de lo habitual. Puede ser que lo hiciera por las bajas en la parte ofensiva, con el fin de adaptarse a un rival que no tenía problemas en cederles el balón o porque con la llegada del jugador catalán planea reinventar su once y jugar de esta forma habitualmente, tan sólo el tiempo nos dará la respuesta.

Lo que sí es una certeza es que Aleñá fue clave en el buen desempeño ofensivo de su equipo, realizando una gran labor jugando detrás del punta en ataque, y como delantero en la presión defensiva o como uno más de los centrocampistas cuando era Maksimovic el que saltaba a la presión.

En la primera parte no brilló demasiado, aunque estaba presente en gran parte de los ataques de su equipo, pero en su mayoría eran pases poco arriesgados que no generaban ventajas sobre el rival. En la segunda parte ya con un jugador más el Getafe, pudimos ver a un Aleñá más activo y propositivo, controlando el ritmo del partido y siendo pieza clave en la remontada.

Anuncios

Con la entrada de Kubo por Maksimovic, adoptó la posición del serbio en el centro del campo. Desde esa posición pudo dominar aún más los tiempos del partido y ser el jugador clave en la salida de balón. En total sumó 3 centros completados con éxito y 4 pases clave de los 51 de 58 pases que hizo.

Por otro lado, el futbolista japonés salió desde el banquillo y disputó 26 minutos jugando por banda derecha, banda en la que espera jugar habitualmente tras su convulsa primera mitad de liga con el Villarreal. Entró cuando el partido más precisaba de jugadores de su perfil, aportó velocidad y más ímpetu ofensivo para buscar la victoria siendo un jugador más por la expulsión de Marcone del Elche. En únicamente cuatro minutos ya fue responsable directo del 1-2, que llegaba tras una buena jugada individual por banda derecha que culminaba con un disparo desde la frontal, que, pese a ser parado por Edgar Badía, cazaba Mata el rechace.

En el tercer gol también estuvo presente, ya que es el jugador que realiza el centro en la jugada en la que Ángel fue derribado dentro del área. En total dio 11 pases con un 100% de acierto y fue un peligro constante para la defensa rival.

Tan sólo es un partido pese a que las sensaciones fueron buenas, estaremos atentos al futuro inmediato de ambos jugadores esta temporada y si consiguen ayudar al Getafe a salir del bache en el que se encontraban. A priori, ambos deberían tener bastantes minutos y más aún si el sistema utilizado ayer se convierte en la tónica habitual.

Anuncios

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: