#SerieA || Oficial: Roberto D’Aversa vuelve a ser entrenador del Parma Calcio

Un regreso a casa. Después de que el Parma Calcio 1913 anunciara el cese como técnico del primer equipo al italiano Fabio Liverani tras haber encadenado una serie de pésimos resultados que han llevado al equipo a ocupar las posiciones de descenso hacia la Serie B, el club anunció en la mañana del sábado nueve de enero el regreso del italiano Roberto D’Aversa a los banquillos tras haberlos dejado en agosto de 2020. Tras haber hecho ya la convocatoria de los 23 futbolistas que se medirán este inminente fin de semana la Società Sportiva Lazio, Roberto tuvo a bien atender a los medios de comunicación en la protocolaria rueda de prensa de presentación oficial.

Imagen: Roberto D’Aversa dando instrucciones.

Nada más comenzar quiere lanzar una ‘pullita’ por la actual situación del club después de lo sufrido para volver a la élite del fútbol italiano: “No estoy contento con el hecho que el equipo no le iba bien. Porque todos conocen los sacrificios que se han hecho en los últimos años para traer de vuelta al Parma de la Serie D, incluso antes de mi llegada, a la Serie A”. Es por eso que quiere dejar la promesa de que continuará con el proyecto que permita seguir codeándose con los más grandes de Italia y quién sabe si de Europa: “Mi voluntad es proteger lo que se ha hecho en estos tres años y medio. El amor por esta ciudad me impulsa, ya que viví aquí con mi esposa e hijos por lo que se convirtió en mi primer hogar”. También saca un momento para decir lo que hace encantador a este histórico club: “Me impulsa la pasión de la afición, la importancia de este club independientemente de si ha cambiado de titular”.

Hacia el actual presidente, el estadounidense Kyle Krause, muestra un absoluto respeto y admiración: “Hemos llegado hoy con la suerte de tener un presidente con importantes ideas y ambiciones que, cuando conocí, me impresionó no solo por el aspecto técnico del equipo, sino también por la estructura y el sector juvenil”. Para finalizar habla de cómo se encuentra anímicamente el vestuario al estar viviendo esta cara amarga del fútbol: “La moral de los chicos es normal, no es la mejor. Viene de cuatro derrotas consecutivas y está tercero en la clasificación por lo que no es una moral alta. La condición física, la mayoría de las veces, es una consecuencia del aspecto mental. Hay algunos jugadores que están lesiones o no al 100%”.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: