#TOTBRE | | Crónica : Las abejas se quedan con la miel en los labios.

Los Tottenham Hotspurs recibían en casa a uno de los menos habituales de todos sus vecinos de Londres como es el Brentford en una atípica semifinal de EFL Cup, no solo por el rival, si no también por el formato, ya que por primera vez y debido a lo apretado del calendario y a lo atípico de esta temporada se disputaron a partido único unas semifinales que tradicionalmente siempre se habían disputado a doble partido.

LOS SPURS DEJAN SISSO-KO A LOS BEES.

Tras un inicio igualado y vibrante en cuanto ritmo pero sin ocasiones claras el Tottenham dió un golpe encima de la mesa y marcó la pauta del partido adelantandose a los diez minutos de partido en la primera ocasión que tuvieron cuando Moussa Sissoko remató con un contudente cabezazo al fondo de las mallas un preciso centro lateral de Sergio Reguilón.

Pese a ello el guión de partido no cambió mucho, ya que si bien los Spurs eran conscientes del resultado, en ningún momento se pudieron relajar ni dormir el partido a su gusto ante un activo Brentford que sin desordenarse en defensa buscaba construír jugando el balón con criterio y que a la más mínima posibilidad se lanzaba al ataque creando sensación de peligro constante.

Pese a que el Brentford salió valiente y decidido jugándole de tú a tú a todo un Tottenham Hotspurs de José Mourinho, los locales también hicieron muy bien su papel, sin subestimar al rival y aplicándose en defensa tanto desde lo táctico como desde los físico para cerrar espacios por el centro y haciendo que los visitantes no lograsen que sus mejores jugadores conectasen entre si, neutralizando de esta forma gran parte del peligro que podían causar los Bees.

ES MEJOR MORIR DE PIE QUE VIVIR SIEMPRE ARRODILLADO.

Tras la reanudación las sensaciones fueron parecidas a las del primer tiempo pero mucho más amplificadas, si bien el partido comenzó vibrante y disputado, la segunda parte lo hizo todavía más con un notable exceso de revoluciones.Por un lado un Tottenham que se mantenía ordenado pero no renunciaba a atacar y sobre todo, por el otro lado un Brentford que salió con una idea parecida a la del primer tiempo, pero con mucho más colmillo y siendo mucho más punzante.

La insistencia,empuje y buen fútbol de los Bees les hizo ir ganando terreno poco a poco y creciendo en el partido a medida que iban pasando los minutos, tanto es así que tras un par de avisos previos con peligro, el Brentford consiguió igualar el partido pasada la hora de encuentro mediante un cabezazo en boca de gol de Ivan Toney en una jugada rocambolesca en el área de los Spurs a la salida de un córner. 

Cuando parecía que la eliminatoria se ponía al rojo vivo tras la igualada el árbitro decidió anular el gol a instancia del VAR por un fuera de juego milimétrico de la rodilla de Ivan Toney que se encontraba arrodillado en el suelo en el momento en que su compañero remata previamente el balón que le acaba llegando a él.

Esa jugada fue clave,ya que se produce cuando mejor estaba el Brentford y justo en el peor momento de un Tottenham que cobró aire tras la anulación de ese gol que supondría el empate y supo remonerse rápido, tan rápido que a los pocos minutos Heung-Min Son sentenció el partido y acabó con las esperanzas del Brentford tras definir a la perfección un vertiginoso y preciso contragolpe hilvanado entre Harry Kane, Ndombelé y el propio Son.

A partir de ahí se fue muriendo el partido,justo después del gol Mou enfrió el partido con los cambios y pese a alguna intentona con peligro de un Brentford peleón y herido en el orgullo, los Spurs supieron imponer su jerarquía y experiencia durmiendo el partido en los minutos finales.

CONCLUSIÓN:

Finalmente no saltó la sorpresa e imperó la lógica en este duelo de semifinales en el que los Spurs demostrando una gran eficacia y sólidez vencieron por 2-0 a un Brentford que compitió en todo momento y hasta el final, poniendo en bastantes aprietos a uno de los mejores equipos del fútbol europeo y demostrando porqué habían llegado hasta semifinales eliminando a grandes equipos y convirtiéndose en la revelación de esta copa y protagonizando una de las grandes sorpresas del años en el fútbol inglés.

FICHA TÉCNICA:

Tottenham Hotspurs:

Lloris; Aurier, Sánchez, Dier, Reguilón (Davies, 71′); Sissoko, Hojbjerg (Tanganga, 86′); Lucas (Winks, 71′), Ndombélé, Son (Carlos Vinicius, 89′); Kane.

Brentford:

Raya; Dalsgaard, Pinnock, Sorensen, Henry; Dasilva, Janelt (Marcondes, 74′), Jensen; Mbeumo (Forss, 81′), Toney y Canós (Fosu, 74′).

Goles:

1-0 M. 13 Sissoko. 2-0 M. 70 Son.

Árbitro:

Mike Dean. T.A.: Reguilón (52′) / Canós (14’), Janelt (19′), Mbeumo (52′). T.R.: Dasilva (84′).

MVP:

Heung-Min Son,además de por marcar el gol decisivo también por su extraordinario trabajo y despliegue en defensa empleándose a fondo cuando su equipo más lo necesitaba, por su gran trabajo en la presión como punta de lanza junto a Kane a una muy buena y trabajada salida de balón rival y por su movilidad y dinamismo constante en ataque creando peligro tanto por los costados debido a su velocidad y habilidad como por el medio gracias a esa fantástica y maravillosa  conexión que forma con Harry Kane y últimamente también con Tanguy Ndombelé, los cuales ambos podrían haberse llevado también este reconocimiento.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: