#MUFC || Marcos Rojo a un paso de ser nuevo jugador de Boca Juniors

Los días de Marcos Rojo en el Manchester United están contados, el defensa argentino ex de Estudiantes no cuenta para Solskjaer, y con 6 meses de contrato restantes ya es libre para negociar con otros clubes, y todo apunta a que volverá de nuevo a Argentina. Boca Juniors ha sido el equipo que ha decidido volverle a dar una oportunidad tras casi 2 años sin mucha actividad en los terrenos de juego. Según avanza Fabrizio Romano, el jugador ya tendría un acuerdo con Boca pero el Manchester United no ha recibido ninguna oferta por parte del club argentino. Los términos del contrato se tratarían de un periodo de 3 años de duración en La Bombonera donde espera volver a sonreír gracias al fútbol.

Pero más allá de las diferentes circunstancias alrededor de las cuales se daría el fichaje del futbolista, lo cierto también es que Rojo no logra continuidad en Europa desde hace ya más de tres años. En 2017, llegó a disputar 28 partidos, pero durante 2018 una serie de lesiones, arrastradas por la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda el año anterior, lo mantuvieron apartado de las canchas y hasta casi lo dejan fuera de la Copa del Mundo de Rusia. Su falta de ritmo se concretó con la salida de José Mourinho y la llegada de Ole Gunnar Solskjaer, para el inicio del 2019.

Su vuelta a Estudiantes no fue positiva que digamos, entre las lesiones y su mal comportamiento no disputó mas de 2 partidos. Tras su vuelta, el mismo Juan Román Riquelme le llamó para traerle a Boca, y el mismo Marcos Rojo se negó por el momento, pero nunca cerrándole la puerta al «Xeneize«: «me dijo de su idea en Boca. De entrada no cerré nada porque se terminaba mi préstamo en Estudiantes, tenía que volver a Inglaterra. No es lo mismo Boca que Estudiantes, son mucho más conocidos. Por dentro pensé ‘quizá Manchester acepta la oferta de ellos’. ‘Dejame pensarlo, lo voy a hablar con mi familia’, le respondí. Hablé con mi mujer, con mi hermano, con mis amigos… Pero yo si viera que otro jugador en mi lugar se va a Boca pensaría que no está bien. Que de la nada aparezca en Boca no me parece. Esto se lo dije a Román en otra llamada que tuvimos».

Con 30 años de edad la vida le ha brindado a Marcos Rojo una nueva oportunidad de volver a sentirse futbolista y encontrar su mejor versión en uno de los equipos más grandes de Sudamérica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: