#SDHuesca || Opinión: “Míchel es el hombre”

El día de ayer la SD Huesca certificó su séptima derrota de la temporada frente al Barcelona en el Alcoraz. Estando últimos en la Liga Santander con solamente una victoria hace replantearse al aficionado oscense y también a la directiva, si Míchel debe seguir o no como técnico del equipo.

Cabe recordar que el técnico vallecano llegó al Huesca el 1 de junio de 2019, tras los pasos de Francisco, después de su agridulce etapa en el Rayo Vallecano. El conjunto oscense llegaba de una mala temporada en primera división, en la que resultó el descenso a la segunda competición del fútbol español.

Tras confeccionar una plantilla con muchas cesiones y numerosas bajas, los muchachos de Míchel lograron lo impensable, bajar y volver a subir a primera en un mismo año, gracias en parte la gran racha que certificó tras la cuarentena, pese a alguna derrota en los últimos encuentros. De este modo, el Huesca conseguía su primer título de la historia, superando al Cádiz y quedándose con la primera posición de la clasificación.

Llegamos a este verano, donde los fichajes tardaron en llegar, lo que provocó que muchas de las posiciones se quedaran “cojas”, cosa que tiene que mejorar la directiva en este mercado, pero eso ya es otro tema. La liga comenzó de buena manera, con un empate frente al Villarreal (mereciendo la victoria) que dejaba buenas sensaciones de cara a la nueva temporada. 

Con el paso de los partidos se fueron sucediendo empates y derrotas frente a equipos fuertes de la liga, y otros encuentros que se debieron ganar. La afición se empezaba a desesperar con el técnico, aunque la directiva y un sector de la afición seguía confiando.

Y es que el Huesca en estos meses de competición ha derrochado un juego que muchos aficionados al fútbol admiran, siendo muy difícil crear un juego asociativo en un club tan pequeño. Puede ser que sea mala suerte o pequeños detalles pero los resultados no llegan.

Pero, ¿se puede seguir confiando en Míchel?

Yo digo sí, puede ser que esté equivocado, pero la sensación que transmite Míchel en el campo y fuera de él es de total responsabilidad y ganas de cambiar las cosas. Y es que volviendo a la actualidad, tras el encuentro en Barcelona, el técnico vallecano con los ojos vidriosos dejaba estas palabras:

“Tengo miedo de que los jugadores pierdan la confianza y tengo miedo de perder mi puesto, porque estoy enamorado de estar aquí y trabajar aquí”

Unas declaraciones que muestran los verdaderos sentimientos del técnico del conjunto oscense, enamorado del club y lo que le rodea. Pocos entrenadores se muestran con esta sinceridad que pese a que no se den los resultados es necesaria de cara a una afición dudosa.

Por último, al ser preguntado por la confianza que el club le transmite, decía:

“Hasta el día de hoy sí (tienen confianza), mañana ya veremos”

Un proyecto que está hecho a la medida de Míchel no puede caer en manos de un entrenador nuevo que llegue y consiga algún resultado bueno que sirva para levantar la moral a la afición, pero que siga estando en descenso y a final de temporada se vaya. 

Por eso es que hay que seguir confiando en Míchel y también, por qué no, en la llegada de nuevos fichajes que ayuden a complementar la plantilla actual.

Tras este discurso, yo digo: “Míchel es el hombre”.

Fuente: GolTV

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: