#SevillaFC || ¿El peor Sevilla en el Villamarín en 20 años?

El enfrentamiento entre el Real Betis y el Sevilla FC deja secuelas, como siempre, en uno y otro bando. Hoy iremos con el lado hispalense, y es que a pesar de que el partido terminase con empate a 1, el conjunto de Julen Lopetegui realizó un partido muy pobre y muy rácano.

Anuncios

Llegaba el Sevilla con la baja capital de Fernando, ancla del equipo y pieza fundamental en el esquema del técnico vasco, su lugar lo ocupó Gudelj, recambio natural. Sorprendió con la entrada de Oliver y De Jong, ambos fueron sustituidos en el descanso debido a su paupérrimo rendimiento. El resto del once, era el esperado. El Betis salió mucho mejor que su rival, y fue el único que propuso fútbol en la primera mitad, con dos ocasiones clarisimas, por medio de Fekir y Canales, aunque ambas se fueron al limbo.

El Sevilla en la primera mitad apenas inquietó a Bravo, algo sorprendente, ya que el Betis es el equipo mas goleado de la categoría y el Sevilla, apenas era capaz de pisar el área del rival. Gudelj, bien por decision técnica o del propio jugador, estaba muy hundido, casi como tercer central y ni defendia, ni sacaba la pelota. Y ahi, Canales y Fekir estaban muy solos y generaban el juego ofensivo del conjunto de Pellegrini. Navas no aparecia, Suso mas de lo mismo, y el centro del campo era una máquina de perder balones.

Anuncios

El gol de Suso nada mas empezar, parecía despejar las dudas del Sevilla, mero espejismo, acto seguido, llegó el empate con un penalti muy discutido sobre Loren. En Nesyri con una carrera, ya hizo mas que De Jong, los minutos de Rakitic también fueron lamentables. Ni Munir ni Oscar aportaron prácticamente nada, y para rematar, llegó el cambio de Aleix Vidal, por Ocampos, único jugador capaz de llevar el balón a porteria contraria en alguna contra. Lopetegui sale señalado, por su plantemaiento, por no rectificar y por los cambios. Señalados salen también todos sus jugadores.

Llama mucho la atención que el Sevilla no crease ni una sola ocasión, excepto el gol, y alguna timida llegada. Miranda con amarilla muy pronto, y nadie buscó atacar por allí. Un auténtico desastre la imagen del Sevilla en el Villamarín, quizás, el peor Sevilla que ha pasado por este campo en los últimos 20 años. Ni así cayó, porque Bono se erigió en héroe para detener otro penalti, esta vez a Fekir. Lopetegui salió a empatar y empató, si hubiese perdido, se hubiese levantado una lluvia de críticas considerable, y con razón. El sevillismo es exigente y se va cabreado de un partido que tenia o debia ganar o al menos, intentarlo, ni siquiera lo hizo.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: