#ChelseaCity || Crónica: Los citizens consiguen una victoria cómoda en Stamford Bridge

Stamford Bridge acogió este encuentro por la jornada 17 de la Premier League, con todos los ingredientes para ser un partido que se iba a definir en los últimos minutos. El Chelsea, que debía ganar para recuperarse de un agrio empate ante el Aston Villa (1-1) y su derrota ante Arsenal (3-1) para seguir en la lucha por los puestos europeos, se enfrentaba a un Manchester City que, si bien presentaba algunas bajas debido al COVID-19 como las de Ederson, Gabriel Jesús y Kyle Walker, llegaba en un gran nivel hilvanando 3 victorias seguidas y una impresionante racha de 10 partidos sin conocer la derrota.

Lamentablemente para las aspiraciones de los de Frank Lampard, el cuadro de Pep estiró su racha ganadora, dominando al equipo londinense durante el encuentro y sellando una victoria cómoda por 3 a 1.

Fragilidad defensiva vs vendaval ofensivo

Si bien el dominio de los Sky Blues fue predominante en el encuentro, en los primeros minutos parecía ser que el Chelsea había recuperado la forma de sus mejores partidos. La idea de Lampard de robar balones con Kanté y Kovačić y tener una transición ofensiva rápida con los siempre veloces Timo Werner y Christian Pulisic, junto con los de mayor calidad técnica como Mount y Ziyech generó algunas ocasiones en el elenco Blue, que nacían muchas veces por errores en salida interceptados por el francés y el croata. Sin embargo, la buena actuación del cuadro de Londres iba a llegar a su fin en el minuto 16 que, mediante un gran pase de Joao Cancelo dentro del área para Kevin De Bruyne, el belga estuvo a punto de concretar la primera gran ocasión del encuentro, algo que ocasionó una gran desconfianza defensiva para los de Lampard.

Si bien el ataque del Chelsea muchas veces parecía generar peligro para el City, sus transiciones de ataque a defensa fueron las que generaron, 2 minutos después, el primer gol del encuentro para los citizens tras un gran derechazo al borde del área de Ilkay Gündoğan (18′).

El mal posicionamiento defensivo del Chelsea también generaría en el minuto 21′, el segundo gol del cuadro de Guardiola con una sutil definición dentro del área de Phil Foden tras un gran pase de Kevin De Bruyne. Y, con ello, la actitud de los de Lampard para sacar adelante el partido se fue diluyendo de a pocos.

Y como muchas veces en esta crónica hemos mencionado a Kevin, su gol no podía faltar, esta vez dando la estocada final en una jugada que inició de un tiro libre a favor del Chelsea, pero que una pésima labor defensiva dejó a Sterling corriendo 1 contra 1 contra Kanté, a quien ganó en velocidad y, después de patear el balón esquinado a su palo más lejano, este pegó en el poste y el rebote le quedó a De Bruyne para que disparase rápidamente y ponga al City 3 a 0 en el primer tiempo.

Descanso

Al término del primer tiempo, se veía a un Frank Lampard muy molesto y con una gran angustia para poder sacar adelante un encuentro que, a los ojos de muchos, estaba practicamente sentenciado. Sin embargo, el técnico inglés no realizó ninguna modificación para la segunda mitad.

Tranquilidad y desesperación

Ya en la segunda mitad, se pudo apreciar 2 sensaciones totalmente contrapuestas una con la otra. Por un lado, un City con la tranquilidad del abultado marcador, empezó a tener un mayor control sobre el mediocampo gracias a la presencia de Rodry para frenar los intentos del Chelsea y la calidad de Gündoğan para generar los pases que iban a iniciar el ataque citizen. Y, por otro, un desesperado Lampard que optó por una mayor versatilidad e hizo ingresar a Callum Hudson-Odoi en reemplazo del marroquí Ziyech y al juvenil Billy Gilmour por Kanté. Sin embargo, si bien esos cambios le sirvieron para tener una mayor posesión en el encuentro, los blues fueron incapaces de generar ocasiones claras de gol.

Ya al minuto 77′, Lampard optó por Kai Havertz para darle una mayor consistencia ofensiva al Chelsea, reemplazando a un Kovačić que solo ganó 2 de 5 duelos ganados y tuvo una muy poca presencia en el partido.

Gracias a ello, al último minuto (90+2′) iba a llegar el único gol del encuentro del Chelsea, tras un gran pase de Havertz a Hudson-Odoi, que fue capaz de ganarle la espalda a Zinchenko y supo definir notablemente.

Conclusiones

Con este resultado, el Manchester City se acerca cada vez a los 3 primeros lugares y se ubica 5to con 29 puntos y a solo 4 del líder, el Liverpool, y con 1 partido menos que los de Klopp. La próxima fecha (13 de enero) recibirán al Brighton, pero su encuentro más interesante será el miércoles (06 de enero) cuando enfrenten a su clásico rival, el Manchester United por las semifinales de la EFL CUP.

Por otra parte, el Chelsea descendió a la casilla 08 con tan solo 26 puntos habiendo jugado todos sus partidos, y se mantiene alejado de los puestos europeos. La próxima fecha (15 de enero) visitarán al Fulham en busca de conseguir una necesaria victoria, no sin antes recibir al Morecambe por la FA CUP.

Ficha Técnica

CHELSEA (4-3-3)

Mendy, Thiago Silva, Zouma, Chilwell, Azpilicueta, Kanté (Gilmour, min.64), Mount, Kovačić (Havertz, min.77), Pulisic, Werner y Ziyech (Abraham, min.64)

Entrenador: Frank Lampard

MANCHESTER CITY (4-2-3-1)

Zack Steffen, Rúben Dias, Stones, Zinchenko, Cancelo, Rodri, Gündogan (Fernandinho, min.75), De Bruyne (Agüero, min.86), Foden (Mahrez, min.87), Bernardo Silva y Sterling

Entrenador: Pep Guardiola

Goles

Gündogan (18′) 0-1

Foden (20′) 0-2

De Bruyne (34′) 0-3

Hudson-Odoi (92′) 1-3

Árbitro: Anthony Taylor, amonestados Kanté, Kovačić, Pulisic y Bernardo Silva.

Estadio: Stamford Bridge- Sin espectadores

MVP del encuentro: Kevin De Bruyne

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: