#LEEBUR || Crónica: Tres puntos que se quedan en Elland Road en un partido polémico

Victoria del Leeds (1-0) en la jornada 15 de la Premier ante un Burnley que lo intentó y que tuvo ocasiones para haber empatado el encuentro. En la primera parte una acción polémica marcó el transcurso del partido. Calvin Phillips actuó como un defensa más debido a las bajas en el centro de la defensa del Leeds.

No podía empezar mejor el partido para los locales. En el minuto 4 la defensa del Leeds envió un balón largo a Bamford para que se plantase delante de la portería del Burnley. Tras controlar el balón, el ariete inglés cayó dentro del área debido al derribo del portero Nick Pope, por lo que el árbitro principal no dudó y señaló penalti. El propio Bamford (que jugó en el Burnley) sería el encargado de anotar el 1-0 desde los once metros con un buen zurdazo engañando por completo a Pope. Décimo gol en quince partidos de Bamford que sigue en racha y demostrando que es la referencia en ataque de este Leeds.

Sin embargo el Burnley reaccionó pronto e intentó hacer su juego ante un Leeds muy replegado en ataque. Tarkowski buscaba a Barnes en largo para dañar la espalda de la defensa de los locales, pero sin éxito. La zaga del Leeds aguantó la embestida de los clarets tras el gol de Bamford, sin embargo en el primer cuarto de hora fueron inferiores en cuanto a ocasiones. En ataque sólo tuvieron la ocasión del gol y un disparo de Rodrigo desde fuera del área que atrapó sin problemas Nick Pope.

El Burnley consiguió meterle el miedo en el cuerpo al equipo local en el minuto 17. Falta sacada desde el mediocampo, mala salida de Meslier que no consiguió despejar, y en el rechace los visitantes consiguieron hacer el 1-1, anotando así el empate provisional, pero el árbitro anularía el gol por una supuesta falta al joven meta francés. Dudosa jugada ya que a simple vista parecía más falta del portero que del rematador. Finalmente el árbitro, y seguramente el VAR, entendieron que esa salida de Meslier con el rodillazo sobre el jugador del Burnley era un gesto natural del portero al salir a intentar despejar el balón.

Tras el gol anulado, el Leeds buscó aumentar su ventaja buscando a Raphinha y a Bamford, pero la defensa del Burnley y Pope aguantaron el tirón con creces. A la media hora el Burnley seguía con su idea de balones largos buscando la espalda de la defensa del Leeds, pero el equipo de Bielsa estaba muy cómodo en el campo. Raphinha probó de nuevo a Pope en el 40′, y minutos después sería Rodrigo el que intentaría hacer el 2-0. Sin embargo, el remate del español se fue arriba de la portería. El ex del Valencia lo intentaba en esta primera mitad pero la suerte no le acompañaba. Así llegaríamos al final del primer tiempo, con un Leeds que además de las ocasiones más claras también tenía la posesión del balón.

En la segunda mitad el Burnley tuvo dos ocasiones muy claras. La primera acabó en córner, y la segunda llegó tras el saque de esquina, pero Tarkowski no acertó a rematar y el árbitro señaló fuera de juego.

Movió el banquillo el técnico argentino y dio entrada al veterano español Pablo Hernández, que sustituyó a Rodrigo, el otro español del Leeds. Hay que destacar que Rodrigo está jugando en una posición que no es la suya (por eso lleva solamente dos goles), ya que se le pide que juegue de interior en el 4-1-4-1, dejando sólo arriba a Bamford y cayendo a la banda Raphinha. Este último seguía siendo el delantero más activo del Leeds, y en el minuto 50 tuvo una ocasión clara de aumentar la ventaja de su equipo, pero el portero visitante estaba bien colocado y paró sin problemas.

El Burnley seguía hilando buenas jugadas por las bandas buscando centros al área, pero faltaba finalización. El Leeds volvía a mover el banquillo y daba entrada al jóven Schakleton. Pronto tuvo su fruto el aire fresco que introdujeron los locales. En una contra de libro dirigida por Pablo Hernández, se quedaron mano a mano tres atacantes locales frente a tres defensores visitantes. Finalmente, el propio Hernández decidió, con un tiro abajo ajustado, chutar a puerta pero Pope estuvo magnífico con una buena parada que desvió a córner. Tan solo dos minutos el Burnley la tuvo pero de nuevo un guardameta, en este caso el del Leeds, envió el balón a córner. El partido estaba roto y aún quedaban veinte minutos.

Los últimos diez minutos fueron un continúo ida y vuelta por parte de los dos equipos. Los espacios dejados por ambas defensas fueron bien aprovechados, pero faltó el gol. La tuvo muy clara Barnes pero no consiguió batir a Meslier. El joven francés volvió a volar en el 92 para despejar a córner una falta lateral que el Burnley tiró a portería. Finalmente, 1-0 favorable al Leeds.

Tras este partido el Leeds es 11° con 20 puntos, mientras que el Burnley es 16° con 13. Respira el Leeds alejándose de la zona baja, mientras que los hombres de Sean Dyche quedan cerca de la zona más baja de la clasificación.

MVP PARA PATRICK BAMFORD

El título de mejor jugador del partido para El Señor del Balón se lo lleva Bamford, que si bien es cierto que no estuvo muy participativo, volvió a ser decisivo para los suyos con un penalti provocado y un buen gol. A pesar de ello, Raphinha también jugó un partido muy serio provocando una y otra vez problemas sobre la defensa visitante.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: