#SHUEVE || Crónica: Sigurdsson se disfraza de Papá Noel

Boxing Day, día grande en la Premier League, día grande en Bramall Lane, día grande para todos los aficionados del fútbol inglés, que disfrutaron de un choque entre Sheffield United y Everton, dos equipos con objetivos y rachas totalmente opuestas. Los locales, con la ansiedad de conseguir su primera victoria esta temporada para empezar a ver la luz al final del túnel que está suponiendo este año, y los visitantes con la aspiración de ganar su cuarto partido seguido y auparse a la segunda posición de la tabla, algo impensable al comienzo de esta temporada.

Anuncios

PRIMERA PARTE

Arrancaba el encuentro bajo la lluvia de Sheffield y los primeros minutos recordaban al viejo fútbol inglés, juego físico y directo, choques por doquier y esa intensidad característica de esos partidos que se jugaban en el barro, un partido para los acérrimos seguidores del fútbol de las Islas Británicas, no lo más deseable para estas fechas festivas y que es difícil de masticar como el turrón que sigue en la mesa desde principios de las fiestas. La primera aproximación de peligro llegaría de la mano de Iwobi en el 23’. El nigeriano se sacó de la manga un disparo seco con su pierna izquierda que Ramsdale detuvo con seguridad.

En el minuto 28 Calvert-Lewin, que volvía a casa por Navidad, nos deleitaría con la jugada del encuentro. Balón milimétrico de Michael Keane desde la zaga que el internacional inglés más que controlar el balón, lo durmió en su pecho, y sin que el esférico tocase el suelo remató con una bella volea que rozó el palo de la meta defendida por Aaron Ramsadale.

Tres minutos después, nuevo susto para el Sheffield después de una falta lateral lanzada por Sigurdsson que Ramsdale, cuando parecía que tenía el balón bajo control, ya sea por la lluvia o por los focos que le cegaron, se le escapó el cuero de manera estrepitosa y Godfrey lo remachó, pero la defensa de los ‘blades’ rechazó el chute, salvando a su guardameta de un fallo impropio de un portero de su calidad.

Continuaba el asedio del Everton, y en el 39’ era el turno de Sigurdsson que, con un zambombazo desde fuera del área, marca de la casa del islandés, hizo temblar a los de Chris Wilder, que respiraron aliviados al ver como el disparo se iba lamiendo el poste de su portería, y salieron vivos del bombardeo de los ‘toffees’.

La última de la primera parte, aunque parezca mentira, fue para el Sheffield. Estaba el partido en el descuento del primer tiempo cuando Oliver Burke, viejo conocido de la afición del Alavés, dribló a su par en banda izquierda y en vez de buscar a un compañero atrás para que finalizara a placer, el escocés decidió disparar desde una posición muy complicada y su remate se marchó fuera. Finalizó así una primera parte muy disputada en la que el Everton mereció algo más por las ocasiones que dispuso, pero en la que el Sheffield se defendió como gato panza arriba (perdón por el tópico) y llegó con el empate al descanso.

DESCANSO

Durante el descanso Chris Wilder decidió mover su banquillo para dar entrada a McBurnie por Oliver Burke. Por su parte, Carlo Ancelotti continuo con los 11 futbolistas que iniciaron el choque.

SEGUNDA PARTE

La segunda parte era un calco de la primera, un choque con una intensidad muy alta, pero muy trabada y sin lucidez en ambos ataques, lo que provocó una segunda parte con pocas ocasiones. En este tipo de partidos las acciones a balón parado cobran vital importancia, y de ello se quiso aprovechar el Sheffield en el 66’ mediante John Egan, que se adelantó a toda la defensa ‘toffee’ pero su remato salió muy por encima de la portería defendida por Pickford.

Todo parecía abocado al empate, pero en una jugada que apenas presentaba peligro, Basham dejó muerto su despeje dentro del área, recogiéndolo Bernard que tocó para Doucouré, que a su vez habilitó a Sigurdsson y el islandés definió con muchísima calidad, con un disparo raso al palo largo imposible para Ramsdale, que permitió a los suyos adelantarse en el marcador y poner contra las cuerdas a los locales. Con el gol se confirma que el capitán de los ‘toffees’ sigue de dulce, como muestran sus 2 goles y 1 asistencia en los últimos 4 partidos, aprovechando al máximo la baja de James Rodríguez.

Los de Chris Wilder se volcaron al ataque en los últimos minutos y rozaron dos veces el empate. La primera en el minuto 82’, un centro a la olla de Egan que parecía irse a la grada, pero poco a poco fue envenenándose y se dirigía hacia la portería, parando el corazón a todos los aficionados del Everton, salvándolo Pickford con la inestimable del larguero. En el último suspiro del encuentro los ‘blades’, en un barullo dentro del área, rozaron el empate tras una volea de McBurnie que acarició el palo para desesperación de los locales, que ven como esta temporada, hagan lo que hagan, no consiguen la ansiada primera victoria.

Victoria muy trabajada, como viene siendo costumbre, de los pupilos de Carlo Ancelotti que logran su cuarta victoria consecutiva y se colocan en segunda posición de la tabla con 29 puntos en su haber, y en la próxima jornada reciben en Goodison Park al Manchester City. Por su parte, los locales siguen sumidos en una pesadilla esta temporada de la que no parecen despertar y siguen sin conocer la victoria en las 15 jornadas disputadas, sumando únicamente 2 puntos, a 10 de una salvación que parece una utopía para los de Chris Wilder, que se desplazaran a Lancashire para medirse al Burnley.

Como MVP del encuentro destacamos a Sigurdsson, que sigue demostrando su mejor nivel estos últimos cuatro partidos, que coinciden con la racha victoriosa del Everton, y que con su gol otorgó una victoria clave para que los suyos sigan luchando por las posiciones más altas de la Premier League.

FICHA TÉCNICA

SHEFFIELD UNITED (3-4-3)

Ramsdale – Basham, Egan, Robinson – Baldock, Ampadu, Osborn, Stevens – McGoldrick (Norwood, 63’), Brewster (Mousset, 76’), Burke (McBurnie, 45’)

Entrenador: Chris Wilder

EVERTON F.C. (4-2-3-1)

Pickford – Holgate, Mina, Keane (Coleman, 66’), Godfrey – Doucouré, Davies (Gomes, 73’) – Iwobi, Sigurdsson, Gordon (Bernard, 55’) – Calvert-Lewin

Entrenador: Carlo Ancelotti

GOLES

Sigurdsson (80’) 0-1

Árbitro: David Coote. Amonestó a Baldock (71’). Amonestó a Calvert-Lewin (52’), Godfrey (88’)

Estadio: Bramall Lane – Sin espectadores

Anuncios

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: