#AtletiElche ||Previa: Nada ha cambiado por el poblado indio

Vuelve la Liga y vuelve el Atlético de Madrid, que tras la derrota de la Real Sociedad frente al FC Barcelona que deja a los colchoneros con un mejor balance de goles que los donostiarras volviendo así a ser líderes de la competición.

En esta 14ª jornada los muchachos de Simeone se medirán al Elche, uno de los equipos “revelación” de esta liga. Decimos esto porque los ilicitanos han conseguido más puntos de los esperados para este momento del campeonato, su limitada y poco valorada valorada plantilla además del cambio de técnico tras su reciente ascenso hacían pensar a la mayoría que este equipo iba a instalarse desde un principio en la zona de descenso, pero hasta el momento no han pasado demasiados apuros.

Sus esquemas más utilizados han sido el 3-6-1 con dos carrileros muy profundos como Josema y Josan, y el clásico 4-4-2. Este tipo de planteamientos han permitido al equipo dirigido por Jorge Almirón encajar muy pocos goles y ser muy efectivos de cara a puerta, teniendo en cuenta que sus ocasiones de peligro no son demasiado numerosas. Y bueno, si hubiera que destacar a uno de los integrantes de este humilde conjunto sería Édgar Badía, el cancerbero barcelonés está siendo uno de los mejores en su posición de todo el campeonato al firmar recital tras recital bajo los palos.

En cuanto a los rojiblancos, Simeone recupera para el Metropolitano a su ojito derecho, el hispano brasileño Diego Costa. El delantero de Lagarto vuelve un mes después al haber conseguido superar ya una trombosis producida por su anterior contagio de covid-19.

Para el Atlético poco ha cambiado tras la derrota en Valdebebas, sus números siguen siendo espectaculares y el grupo parece completamente convencido de sí mismo. En verdad si nos paramos a pensar algo sí que ha cambiado, y es que la canallesca ya ha pasado de colgar a los colchoneros el cartel de favorito, que ciertamente es mejor para la entidad y sobre todo para los jugadores, además así el populacho está feliz con su equipo que de repente vuelve a ser “el mayor aspirante a todo” y no molesta en exceso.

Da gusto ver como estaban todos agazapados esperando la caída, así que en estos momentos recuerden atléticos que si esto no pasara algo mal se estaría haciendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: