#LEIEVE || Crónica: El Everton asalta el King Power Stadium

Comenzaba hoy el atracón navideño en la Premier League para Leicester City y Everton en el King Power Stadium, una serie de encuentros en épocas festivas que es el mejor regalo para los aficionados, pero a su vez un sufrimiento para los equipos ingleses, que disputan un total de 5 partidos en 15 días. Los locales llegaban en tercera posición con 24 puntos y una victoria les otorgaría el liderato. Por su parte, el Everton, situado en la octava plaza con 20 puntos, buscaría conseguir su segunda victoria consecutiva y meterse de lleno en la lucha por puestos europeos.

El conjunto de Brendan Rogers presentaba varias novedades en su once inicial con la entrada de Mendy, Ünder y Barnes en detrimento de Evans, sancionado, Albrighton y Ayoze Pérez, que partieron como titulares en la victoria frente al Brighton este fin de semana, además de cambiar la habitual línea de 3 centrales, formando con un 4-2-3-1. Carlo Ancelotti en cambio solo introdujo una novedad respecto al equipo que venció al Chelsea en Goodison Park la pasada jornada y sería en la portería con la alineación del sueco Robin Olsen, dejando a Jordan Pickford en el banquillo.

Anuncios

PRIMERA PARTE

Sonaba el pitido inicial en el King Power Stadium y al minuto de juego aviso el Leicester con una gran combinación en banda izquierda que culminó en pies de Jamie Vardy que visualizó de cara la llegada de Tielemans, dejando el delantero el balón de cara para que el belga rematase con su pierna izquierda rozando su disparo el palo. Tras esta ocasión tuvimos un Leicester queriendo ser el amo y señor del juego, pero sin profundidad y velocidad en la circulación del balón, mientras que el Everton esperaba su oportunidad a la contra o en jugadas a balón parada, todas ellas desbaratadas por la defensa de los ‘foxes’, especialmente por la presencia de Fofana, que sigue doctorándose en la Premier League.

Y en estos partidos tan cerrados, sin ocasiones, siempre se desequilibran o por una acción a balón parado o por una jugada individual, en este caso sería por la segunda opción. Corría el minuto 21 de la primera parte, sin ninguna clara oportunidad para ninguno de los dos equipos, cuando Richarlison recibió el cuero en su hábitat natural, la banda izquierda, y trazó su jugada de toda la vida con una diagonal hacia dentro, que todos conocen pero ninguno tiene la fórmula para pararla, y con un latigazo desde fuera del área sorprendió a Schmeichel, que pudo hacer algo más aunque el bote le jugó una mala pasada, adelantando a los suyos en el marcador en la primera aproximación con peligro por parte de los ‘toffees’.

Con el gol del Everton la reacción de los locales no se hizo esperar y nada más sacar de centro James Justin llegó a línea de fondo y puso un centro medido al punto de penalti donde esperaba Jamie Vardy que no conectó un buen remate de cabeza y atajó sin dificultades Olsen, en una ocasión que pocas veces el killer del Leicester desaprovecha. En el 37’ llegaría la última ocasión de peligro de la primera parte tras una contra fugaz del Leicester por la banda de James Justin que culminó Ünder con un disparo con su pierna derecha muy centrado, parando con comodidad Olsen.

Esta jugada también significó el fin del partido para Allan que ya venía con molestias en jugadas anteriores y tras la carrera con Justin su físico dijo basta y tuvo que ser sustituido por André Gomes, continuando el calvario de lesiones que está adoleciendo al equipo de Liverpool. Tras el cambio el Everton dio un paso hacia delante y se mostró con mayor seguridad con el balón, acercándose al área de los de Brendan Rogers pero sin poder meter mano a la defensa del Leicester, además de no conceder ninguna ocasión a los locales.

DESCANSO

Ninguno de los dos entrenadores propuso sustitución alguna, saltando los mismo 22 que finalizaron el primer tiempo.

SEGUNDA PARTE

Se reanudaba el partido con el mismo guion de la primera parte, un Leicester dominador del juego, pero sin profundidad y con apariciones escasas de sus jugadores más determinantes, James Maddison y Jamie Vardy, y un Everton bien ordenado que esperaba su oportunidad al contragolpe y que al más mínimo apuro con el balón optaba por un pelotazo a Calvert-Lewin que de cualquier melón que le enviaba sus compañeros sacaba algo, ya sea una falta o un saque de banda o adueñándose del esférico.

El Leicester se aproximaba al área de los de Carlo Ancelotti, pero amenazando muy poco la portería defendida por Olsen con únicamente dos disparos lejanos que no inquietaron a la defensa ‘toffee’. Quien tendría la primera clara ocasión del segundo tiempo y, además, acertaría sería el Everton. Tras un córner lanzado por Sigurdsson, Keane se elevó por encima de toda la defensa de los ‘foxes’ propinando un testarazo que Schmeichel rechazó, cayéndole el balón a Calvert-Lewin en el área pequeña que remató a bocajarro, pero se encontró de nuevo con el danés que, a la tercera, no pudo hacer nada ante el remate de Holgate tras la pasividad de la defensa local, poniendo el Everton tierra de por medio con el 0-2.

Tras el segundo tanto, el Everton se mostró muy seguro atrás sin conceder nada, aunque se llevaría dos sustos en el tramo final del encuentro. En el minuto 80 Ayoze Pérez se adentró en el área y André Gomes cometió un penalti infantil que hacía soñar a los de Rogers con la remontada, sin embargo, el VAR comunicó al colegiado que revisase la acción y en última instancia Lee Mason rectificó su decisión. El otro contratiempo para el Everton llegaría en el minuto 88 en un saque de esquina que peinó Jamie Vardy al segundo palo encontrando a Ayoze Pérez que marcó a placer, siendo finalmente el gol anulado por posición antirreglamentaria del canario.

Anuncios

Tras estos dos sustos el Leicester no exigiría a la defensa ‘toffee’, consiguiendo el Everton una victoria muy trabajada, que se construyó mediante su solidez defensiva en el partido de hoy, además de su gran eficacia de cara a puerta. Con la derrota en el encuentro de hoy, el Leicester baja a la cuarta posición después del empate del Southampton y perdió la oportunidad de ser líder hasta el partido entre Liverpool y Tottenham, y se enfrentará a estos últimos en la próxima jornada. Por su parte, el conjunto de Carlo Ancelotti escala hasta la quinta posición, a un punto del Leicester que ocupa la cuarta plaza, y recibe la siguiente jornada al Arsenal con el objetivo de sumar la tercera victoria consecutiva.

Como MVP del partido destacamos la actuación de Michael Keane que se erigió como el jefe de la zaga del equipo de Carlo Ancelotti firmando un 4 de 4 en duelos aéreos, 5 despejes y 3 disparos bloqueados, además de ser clave en el segundo tanto con su imperial remate en primera instancia que finalmente resultaría en el gol de Holgate.

FICHA TÉCNICA

LEICESTER CITY (4-2-3-1)

Schmeichel – Justin, Fofana, Ndidi, Fuchs – Mendy (Iheanacho, 73’), Tielemans – Ünder (Ayoze, 62’), Maddison, Barnes – Vardy

Entrenador: Brendan Rogers

EVERTON F.C. (4-3-3)

Olsen – Holgate, Mina, Keane, Godfrey – Allan (André Gomes, 41’), Doucouré, Sigurdsson – Iwobi (Kenny, 90’), Calvert-Lewin (Gordon, 90’), Richarlison

Entrenador: Carlo Ancelotti

GOLES

Richarlison (21’) 0-1

Holgate (72’) 0-2

Árbitro: Lee Mason. Amonestó a Mendy (15’) y a Fuchs (87’) por el Leicester. Amonestó a Holgate (49’), Godfret (49’) y André Gomes (64’) por el Everton.

Estadio: King Power Stadium – Sin espectadores

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: