#RealFootball || Zidane resucita al bloque B

En una temporada en que a las lesiones habituales se le están sumando los positivos en coronavirus, los entrenadores están viéndose obligados a utilizar al mayor número posible de jugadores de sus plantillas.

Imagen: Hazard se retira lesionado con ayuda del equipo médico

Es bien sabida la mala relación que existe entre algunos técnicos y sus jugadores, sobre todo cuando el míster no cuenta con ellos para la planificación de su plantilla y, sin embargo, el jugador se queda en el club. Pero este año todo parece distinto, los suplentes y descartes están acumulando más minutos que nunca, consiguiendo incluso desbancar a los titulares de su cómoda posición en el 11 inicial.

Todo el que conozca a Zinedine Zidane, o al menos le siga un poco la pista, sabe que es un técnico que, a pesar de regirse por la llamada “meritocracia”, tiene predilección por ciertos jugadores de la plantilla merengue. Y no es nada extraño, ya que el galo acumula cinco campañas dirigiendo a los blancos, repartidas en dos etapas eso sí.

Una premisa ha tenido clara Zizou desde que tomara los mandos del barco merengue: todos los jugadores de la plantilla son alineables. Zidane ha tenido a sus órdenes a multitud de jugadores y no con todos ha podido lucir siempre esa sonrisa que tanto le caracteriza. A pesar de su aporte a los éxitos más recientes del club, los Achraf, Llorente, James, Reguilón, Ceballos, Bale o Morata, por citar algunos de los nombres más destacados, han salido del club de alguna manera al no entrar en los planes del míster.

Imagen: James es sustituido y no saluda a Zidane

No obstante, y siguiendo la premisa anteriormente citada, Zidane es bien conocido por sus rotaciones masivas y el llamado “bloque B”. Y sí, recuerdan bien si ahora mismo están pensando en los goles de Morata y Mariano durante la temporada 2016-2017, que supusieron un soplo de aire fresco en los partidos más complicados. ¿Resultado? Un histórico doblete y unos números que permitieron a Álvaro Morata ser el segundo máximo goleador del equipo con 20 goles en 42 partidos saliendo casi siempre desde el banquillo.

Imagen: Mariano sustituye a Morata

Pues bien, el mago francés lo está volviendo a hacer. Siguiendo fiel a sus ideas, Zidane está aprovechando las constantes bajas de sus titulares para ir enchufando, poco a poco, a suplentes y descartes. En estas últimas semanas hemos podido ver como el rol de los canteranos se ha convertido en prácticamente vital. También ha sido así con los golden brasilians Rodrygo y Vinícius, que se perfilan cada vez más como los compañeros perfectos para un Karim Benzema antes escoltado por Hazard y Asensio. Incluso Luka Modric, relegado por Valverde y Odegaard al banquillo, se ha vuelto a convertir en la piedra angular del centro del campo. Y de Luka a Lucas, el gallego se ha hecho con una posición que no era la suya y que ahora no quiere soltar, el lateral derecho.

Dicho todo esto, habrá que ver si se trata de decisiones puntuales o la formación más fiable del Real Madrid esta temporada estará compuesta por jugadores que llevan varios veranos mirando de reojo al mercado de fichajes por si hubiese habido alguna buena oferta. Aún es pronto y habrá que esperar a ver cómo se desarrolla la temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: