#FCBarcelona || Análisis: Los tres problemas tácticos del Barça

El equipo de Ronald Koeman no es capaz de levantar la cabeza y volvió a sufrir una nueva y dolorosa derrota este martes ante la Juventus de Turín en el Camp Nou. ¿Cuáles son los tres problemas tácticos que hacen del conjunto culé un equipo débil, previsible y poco eficaz?

Parado inicial

Desde el comienzo del partido, el Barça se paró con el usual 4-2-3-1 del técnico neerlandés, esta vez con Antoine Griezmann como único punta en lugar de Martin Braithwaite y con Leo Messi actuando en la posición de enganche.

Por su parte, la Juventus de Turín empleó un 3-5-2 con Cuadrado y Alex Sandro siendo fundamentales para brindarle amplitud al equipo. Arthur actuó como único pivote en fase ofensiva.

1) El doble pivote

El primer problema que sufre el equipo dirigido por Ronald Koeman radica en el empleo del doble pivote. Tanto Miralem Pjanic como Frenkie De Jong se ven inmersos en una infinidad de aprietos. Como se ve en la primera imagen, una mala ocupación de sus zonas genera espacios libres que pueden ser posteriormente atacados por los rivales.

Este primer error ocurrió antes del primer minuto de juego, pero se vio a lo largo del encuentro siempre que la Juventus estaba en fase ofensiva (imagen 2).

Imagen 1
Fuente: ESPN
Imagen 2
Fuente: ESPN

Además, el escalonamiento que Miralem Pjanic y Frenkie De Jong realizaron tampoco fue bueno. Tal y como es visible en la jugada del segundo gol, mientras el bosnio presiona al poseedor de la pelota sin éxito, el neerlandés, posicionado delante suyo, regresa a defender; pero el equipo ya se encuentra en clara desventaja. Weston McKennie, Cristiano Ronaldo y Álvaro Morata aprovecharon este tipo de situaciones a lo largo de todo el encuentro.

Imagen 3
Fuente: ESPN

2) Messi, obligado a bajar

El segundo gran dilema del Fútbol Club Barcelona tiene que ver con la tendencia de Leo Messi a descender al mediocampo para crear juego. El argentino baja a posiciones de interior por ambos costados porque el balón le llega con muy poca frecuencia y el equipo es incapaz de generar dinamismo y fluidez en el juego si el doble pivote ocupa irracionalmente los espacios (misma altura).

Quizá la intención de Leo Messi en este tipo de acciones sea, justamente, generar espacios para que estos sean aprovechados por sus compañeros. Sin embargo ninguno realiza dicha acción (imagen 4).

Imagen 4
Fuente: ESPN
Imagen 5
Fuente: ESPN

3) Nula amplitud, nula profundidad

Otro de los grandes errores del conjunto de Ronald Koeman es el de la carencia de amplitud, que deriva siempre en una falta de profundidad. En los últimos partidos, con la ausencia de Ansu Fati y de Ousmane Dembélé, esta situación —que parecía superada— ha regresado con más fuerza.

La utilización de Francisco Trincao y Pedri González por las bandas a perfil cambiado provoca que ambos tiendan a tomar posiciones centrales. El problema radica en que Antoine Griezmann y Leo Messi también actúan por el carril del medio. La presencia de cuatro futbolistas que no atacan los espacios sino que pretenden el balón al pie genera una superpoblación que trae como consecuencia un ataque previsible, llano y poco efectivo.

Imagen 6
Fuente: ESPN

¿Quiénes generaron amplitud entonces? En primera instancia, los encargados de darla eran Jordi Alba y Sergiño Dest. El problema radica en que, cuando los laterales son responsables de abrir la cancha, esta amplitud se torna intrascendente y acaba formándose el conocido “embudo” que facilita las funciones defensivas del rival y dificulta un buen ataque propio.

Sin embargo, cuando el equipo culé era capaz de generar algo de amplitud, fue notoria la falta de desmarques de ruptura para estirar y desacomodar a la línea defensiva contraria.

Imagen 7
Fuente: ESPN

CONCLUSIÓN

En definitiva, la Juventus se encontró muy cómoda durante todo el partido a causa de que el equipo de Ronald Koeman cada vez tiene menos claro qué hacer con y sin la pelota. A los dirigidos por Andrea Pirlo les bastó realizar un correcto primer tiempo y replegarse en el segundo para imponerse en el resultado y garantizarse la primera plaza del grupo. Los blaugranas, en cambio, con esta derrota esperan el sorteo del 14 de diciembre a sabiendas de que entre Bayern Múnich, Manchester City, Liverpool, Chelsea, Borussia Dortmund y PSG se encuentra su próximo rival de la UEFA Champions League.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: