#RBLMUN || Crónica: Un gran Leizpig deja al United sin octavos y con una Europa League que sabe a poco

El RB Leizpig hizo los deberes, ganó en casa al Manchester United y ganandose el pase a octavos de final de la UCL tras concretar una gran primera parte que sorprendió a los de Solskjaer, que reaccionaron en los últimos minutos con 2 goles, pero ya era demasiado tarde, y la caída a la Europa League ya era un hecho

PRIMERA PARTE

Comenzó el partido que lo decidía todo en el grupo H, dos equipos jugándose la vida la muerte en Champions. La cosa comenzó animada, nada más empezar en el primer minuto de partido, un buen balón de Sabitzer a la espalda de Wan Bissaka dejó solo a Angeliño, que con un disparo cruzado batió a De Gea poniendo el 1-0. El Leizpig había salido a por el partido, ganaban cada balón dividido, y el partido estaba siendo suyo. Mientras el United había empezado con la «caraja», viendo como el partido se le estaba complicando, y con ello la clasificación a la siguiente ronda.

Las cosas no pintaban bien para los ingleses, en el minuto 13 un gran centro de Angeliño, de nuevo a la espalda de la defensa, dejó solo a Haidara, que remató de primeras y marcó el 2-0 en menos de 15 minutos, dejando el partido muy encaminado para los alemanes. Tras este gol, el Leizpig se echó atrás, esperando sin prisa los ataques del United, que mantenía la posesión sin demasiado peligro. El partido estaba tranquilo, el Leizpig aguantaba en su área sin prisa por marcar el tercero, y el United se veía incapaz de intimidar al portero húngaro Gulácsi.

A pesar de que el United era el dueño de la posesión, el Leizpig encontró en una falta el momento perfecto para marcar el tercero, tras un buen remate de Konate que se estrelló en el palo y aprovechó Orban para finalizar en segunda estancia, pero fue anulado por fuera de juego de este.

SEGUNDA PARTE

Las cosas no pintaban bien para el United, Solskjaer reaccionó e introdujo a Van De Beek en el campo buscando ese último pase que le estaba faltando a los visitantes en este partido, pero no estaba dando mucho resultado, seguían con el control del juego pero no generaban ocasiones de peligro. En el minuto 64 el Manchester United tuvo su mejor ocasión, una falta muy cercana al área, fue estrellada en el larguero por Bruno Fernandes, al que le estaba costando aparecer. En la jugada consecutiva a esta ocasión, Nkunku con una buena jugada personal por banda, se sacó un centro que remató Kluivert con alguna dificultad, pero a pesar de su mal remate el balón se coló en la portería defendida por De Gea, y poniendo el 3-0 en el marcador, dejando al United prácticamente fuera de la Champions

Tras este gol el United por fin empezó a crear peligro, se lanzaron a por la portería de Gulácsi, Greenwood disparó fuera, y otra se la sacó el portero húngaro tras una gran parada, que mantenía su portería cero. Las paradas del portero estaban manteniendo al United fuera del partido, hasta que en un balón largo pelado por Greenwood, el inglés le consiguió sacar un penalti al central francés del Leizpig Konaté. Esta vez Gulacsi no pudo atajar el penalti, y Bruno Fernandes dio algo de esperanza al United

El equipo inglés empezó a creer, el United creía en la remontada, y al Leizpig le empezaban a temblar las piernas a pesar de los 2 goles de ventaja sobre su rival. Estas dudas y varios rebotes en un córner dieron al United un gol que les dejaba a una sola diana del pase a octavos, ese mal despeje de Mukiele metía a los «red devils» en el partido.

El Leizpig estaba noqueado, el equipo alemán veía cercar perder en 5 minutos el trabajo y esfuerzo de 85, así que lo más inteligente por su parte fue intentar rascar los máximos segundos posibles al crono, manteniendo el balón lejos de su portería, pero a pesar de los esfuerzos el Manchester United tuvo la última, y Mukiele estuvo a punto de marcarse otro gol en propia, pero Gulácsi sacó el balón con los pies tras una magnífica demostración de reflejos. Con esta ocasión al United se le escapaba un pase a octavos cantado en la tercera jornada tras ganar a Leizpig y PSG, pero que un mal partido en Turquía estropeó, y les dejó 2 finales en las que fallaron y dejaron muchas dudas sobre su juego y su contundencia atrás.

MVP Y CONCLUSIÓN

En 15 minutos el Leizpig dio una lección de fútbol al Manchester United, que en la Premier pudo remontar sus dos partidos en los que empezó perdiendo, pero en la Champions no puedes regalar nada, y hoy vimos a un equipo que pecó de exceso de confianza y falta de intensidad.

El MVP del partido podría ser cualquier jugador del Leizpig, tras el excelente partido que han realizado, pero sin duda Angeliño ha sido clave en el partido con un gol y una asistencia, sus internadas por la banda izquierda fueron un dolor de cabeza para el United, que le sufrió durante 90 duros minutos

FICHA TÉCNICA

RB Leipzig: Gulacsi; Mukiele, Konate, Orban; Haidara, Haidara, Kampl (Adams, 75), Sabitzer, Angeliño (Halstenberg, 87); Dani Olmo (Kluivert, 56), Nkunku; y Forsberg (Poulsen, 56).

Manchester: De Gea; Wan-Bissaka (Fosu-Mensha, 77), Lindelöf (Tuanzebe, 78), Maguire, Shaw (Williams, 61); Mc Tominay, Matic (Pogba, 61); Greenwodd, Bruno Fernandes, Alex Telles (Van der Beek, 46); y Rashford.

Goles: 1-0 (min 2, Angeliño), 2-0 (min 13, Haidara), 3-0 (min 69, Kluivert), 3-1 (min 80, Bruno Fernandes de penalti), 3-2 (min 83, Pogba)

Árbitro: Antonio Mateu Lahoz (España) amonestó a Bruno Fernandes, Mukiele, Sabitzer, Shaw, Kluivert, Maguire, Williams, Lindelöf, Adams

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: