#Bayer04 || ¿Por qué Ulf Kirsten es una leyenda del Leverkusen?

Hace unos días, Ulf Kirsten, delantero alemán en los años 90 cumplió 55 años, una de las mayores leyendas de la entidad obrera y del fútbol alemán pero ¿por qué es considerado como uno de los mejores jugadores del Leverkusen? 

Ulf Kirsten nació en Riesa el 4 de diciembre de 1965 en la todavía Alemania del Este y marcó sus primeros goles en dos clubes de su ciudad natal BSG Chemie Riesa (1972-1978) y BSG Stahl Riesa (1978-1979). Fue fichado para las categorías inferiores del Dynamo Dresden en 1983 y rápidamente ascendió al primer equipo con el que consiguió tres veces la FDGB Pokal y dos veces la DDR Oberliga, ambos campeonatos pertenecientes a la República Democrática Alemana ya que todavía no había caído el Muro de Berlín (1989). Con el equipo Dresdense marcó 61 goles en 157 partidos siendo el noveno jugador con más partidos de la historia del club.

En 1990 fue fichado por el Bayer Leverkusen a cambio de 1,80 millones de euros dando el salto a la Bundesliga siendo uno de los primeros futbolistas de Alemania Oriental que fichaba por un equipo del lado occidental. Su debut no pudo ser mejor, marcó en el empate frente al Bayern München en el Olympiastadion München. Los bávaros serían una de sus víctimas favoritas. En su primera temporada marcó 11 goles en 21 partidos, fue un jugador importante en el equipo, titular en 32 de los 34 partidos de aquella temporada. 

Pese a ser uno de los mejores jugadores de aquel Bayer Leverkusen nunca ganó una liga pero siempre será recordado por darle el último título nacional a los Aspirinas al menos por el momento. Kirsten fue autor del único gol de la Final de la DFB Pokal ante el filial del Hertha Berlín que había llegado a la final tras una buena política de desarrollo de sus categorías inferiores durante los años anteriores. Su gol es historia viva para los fans Aspirinos que recuerdan al delantero como una leyenda que lo dio todo con la camiseta rojinegra. Otro gran momento en la carrera de Ulf fue el doblete conseguido ante el Bayern en 1997 en un partido que llegaron a perder por 0-2 y acabar ganando por 4-2 en el Ulrich-Haberland-Stadion, actual BayArena

Como jugador se caracterizaba por atacar el espacio siendo muy rápido con el balón controlado, era especialista en marcar goles el primer toque e incluso en el juego aéreo no siendo especialmente alto, un delantero voraz que no tenía miramientos a la hora de meter el esférico en la porteria

Kirsten también fue parte de aquel equipo que se quedó a las puertas del triplete, perdiendo Bundesliga, Pokal y Champions en el último mes de competición. 

En 2003 puso fin a su carrera habiendo jugado 350 partidos con el Leverkusen en los que marcó 182 goles lo que le valió ser máximo artillero de la Bundesliga en tres ocasiones (1992/93, 96/97, 97/98). Ocupa el séptimo puesto histórico de goleadores de la Bundesliga. Tras su retirada fue segundo entrenador del Leverkusen en 2003 y posteriormente técnico del filial Obrero. Actualmente es asesor estadístico y posee una empresa de ginebra  

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: