#ChelseaFC || El magnífico momento de la defensa del Chelsea

El Chelsea se posiciona momentáneamente, a espera de los partidos del Tottenham y Liverpool, como único líder de la Premier League. Los hombres de Frank Lampard acumulan veintidós puntos repartidos en seis victorias, cuatro empates y una derrota, pero además han conseguido el funcionamiento colectivo que les permite seguir en la lucha por los primeros puestos gracias a una identidad de juego sellada por el poderío en ambas áreas.

Lo que más llama la atención del inicio de temporada del compilado londinense es la solidez defensiva que viene presentando en comparación con el curso pasado. Si bien acabaron cuartos en la 19/20, se convirtieron en el equipo más goleado del big six con cincuenta y cuatro goles en contra. Esta campaña, la proyección nos indica que la estadística probablemente cambie a favor de los blues: por ahora son el segundo conjunto que menos goles ha recibido por detrás del Tottenham, con once dianas encajadas. ¿Cuáles son las claves del gran momento defensivo de los dueños de Stamford Bridge? ¿Cómo ha obrado Frank Lampard para que su Chelsea no sea solo un conjunto eléctrico y fugaz de la mitad de cancha hacia delante, sino que también presente seguridad en la retaguardia?

Chelsea move top, Man City and United win as fans return

La fiabilidad de Edouard Mendy

Frank Lampard tenía claro que una de las fragilidades de su equipo pasaba por el arco propio. El curso pasado el técnico inglés no dudó en hacerle saber a la directiva que para formar un conjunto competitivo era estrictamente necesaria la incorporación de un nuevo portero, sobre todo porque la situación de Kepa Arrizabalaga, hasta entonces el guardameta titular, se había vuelto insostenible: algunos datos indicaban que el español poseía el peor porcentaje de atajadas de la historia de la máxima categoría del fútbol inglés, y además sufría un promedio de casi un gol y medio encajado por partido. Sin ir más lejos, Kepa recibió cuarenta y siete dianas en treinta y tres partidos, un número insólito para un dueño del arco del Chelsea.

Si bien Edouard Mendy no era la primera opción para la directiva londinense, acabó llegando al club por veinticuatro millones de euros procedente del Rennes de la Ligue 1. Lo cierto es que, tan pronto como pisó Stamford Bridge, rindió de manera espectacular. Hasta ahora ha disputado trece partidos como arquero del Chelsea y ha encajado cuatro goles, acumulando un total de nueve vallas invictas. El dato indica, además, que Petr Čech, histórico guardameta del club, consiguió números idénticos en sus primeros trece encuentros como portero de la entidad. Poco a poco, Mendy comienza a consolidarse como uno de los mejores dueños de arco del fútbol europeo y aporta garantías al entrenador, que tiene plena confianza en él. Quizá uno de los puntos a mejorar para el senegalés de veintiocho años sea el juego de pies, aunque posee una efectividad del 78% en el pase.

La rápida adaptación de Thiago Silva

Thiago Silva llegó libre a la entidad inglesa. Si bien su aterrizaje en Stamford Bridge estuvo plagado de críticas debido a sus treinta y seis años, lo cierto es que su rendimiento está siendo muy bueno. No sólo aporta jerarquía y liderazgo a un equipo con muchos jóvenes, sino que también se comporta como una auténtica muralla defensiva: promedia casi cuatro despejes y al menos una intercepción y una entrada por encuentro. También demuestra gran presencia a la hora de enfrentarse a duelos individuales, ganando el 75% de los mismos. Además, el zaguero es una garantía a la hora de efectuar salidas limpias desde atrás. Su porcentaje de efectividad en el pase es el segundo más alto de toda la Premier League y también se encarga de enviar balones largos a sus compañeros (73% de eficacia). También cabe destacar que a pesar de no ser un central demasiado alto, su metro ochenta y tres de altura le permite ganar muchos duelos aéreos y ser tanto una amenaza para el contrario como una garantía para su equipo en acciones a balón parado.

El aporte de Ben Chilwell y Reece James

La incorporación de Ben Chilwell al compilado de Londres le costó al club cincuenta millones de euros. Un negocio redondo teniendo en cuenta los valores que se manejan en el mercado actual porque, en lo que va de temporada, el ex lateral izquierdo del Leicester City viene obrando de manera fenomenal en su carril. En defensa, promedia más de una intercepción, casi dos entradas y alrededor de tres despejes por partido. Además, en lo que va de temporada acumula un porcentaje de casi el 60% de los duelos ganados. Teniendo en cuenta que es un lateral con mayor vocación ofensiva que defensiva, es necesario detallar sus estadísticas en este campo: dos goles y tres asistencias en todas las competiciones, además de un promedio de casi dos pases clave por partido y una precisión en las entregas del 78,5%. En definitiva, el presente de Ben Chilwell aporta seguridad en defensa y un amplísimo repertorio ofensivo por el flanco izquierdo del que el Chelsea carecía antes de su llegada. Con el arribo de Timo Werner, ese costado es el más utilizado por los blues a la hora de atacar al adversario.

Reece James quizá sea uno de los mayores aciertos de Frank Lampard en su estancia en el Chelsea como entrenador. El lateral derecho apenas tiene veinte años y representa una parte fundamental de la retaguardia londinense, tanto en materia ofensiva como defensiva. Su potencia física le permite ganar el 60% de los duelos individuales y ser una garantía en lo que respecta a intercepciones, entradas y despejes. Lo llamativo del joven carrilero es su polivalencia a tan corta edad, puesto que por más que ha sido mayormente utilizado como lateral, también puede actuar como mediocampista defensivo cooperando en la salida limpia. En ataque también se ha vuelto muy importante, sobre todo con la incorporación de Hakim Ziyech a la banda derecha. Cumple muy bien sus funciones ofensivas demostrando calidad y velocidad en la conducción mientras el marroquí toma carriles centrales. Es clave en lo que respecta a centros y pases clave (al menos uno por partido) y esta temporada ya ha dado tres asistencias en trece partidos. Definitivamente es un fijo en la defensa del Chelsea, pero además tiene mucho margen de mejora a causa de su juventud; el conjunto londinense posee lateral para muchos años en la figura de Reece James.

La muralla goleadora de Kurt Zouma

Una de las sorpresas del Chelsea en este arranque de temporada ha sido el espectacular nivel de Kurt Zouma. El central francés es un auténtico tanque con su metro noventa y sus noventa y cinco kilogramos de pura potencia. El dato más llamativo de su inicio de curso es su aporte en materia ofensiva: es el máximo goleador del equipo empatado con Timo Werner con un total de cuatro dianas. Representa una garantía en acciones a balón parado, el tipo de jugada por el cual han llegado todos sus goles. Está en un nivel magnífico, también, defensivamente hablando; se ha visto complementado por la llegada de Thiago Silva, que le ha brindado más confianza que otros compañeros de zaga como Andreas Christensen o Antonio Rüdiger.

Un listado que reúne a cien futbolistas de las diez mejores ligas europeas que ganaron el mayor porcentaje de duelos aéreos defensivos desde el inicio de temporada coloca a Kurt Zouma como el primero, con la impresionante cifra del 96,3%. El francés por fin consigue su pico de rendimiento en el Chelsea, luego de haber pasado por duras lesiones, y se asienta como uno de los mejores centrales del fútbol europeo a sus veintiséis años. Sin lugar a dudas, es la pieza defensiva fundamental de un equipo que ha conseguido la solidez que tanto necesitaba para por fin complementarla con un ataque eléctrico y vertiginoso.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: