#RealBetisSevilla || El primer derbi de la década se juega en el Villamarín

El día 2 de diciembre, La Liga dio a conocer los horarios de la decimosexta y decimoséptima jornada, coincidiendo la última con El Gran Derbi y siendo la antepenúltima jornada de la ida. El primer asalto será el 2 de enero de 2021 en el Benito Villamarín a las 16:45,  pudiendo el equipo que se lleve la victoria empezar de la mejor manera posible el año, ni más ni menos que ganarle al eterno rival desde aquel primer derbi el 28 de noviembre de 1909.

Anuncios

Hasta ese día queda un largo camino todavía. El Betis se tendrá que enfrentar a seis equipos antes del duelo (a domicilio Osasuna, Granada, Levante y en copa al UCAM Murcia y como local Villarreal y Cádiz). Mientras que el Sevilla jugará un partido más, siete, al tener que jugar el último partido de la fase de grupos de Champions contra el Stade Rennes en Francia (el club nervionense jugará en casa contra el Real Madrid, Valladolid y Villarreal y a domicilio contra el Getafe, Valencia, el Ciudad de Lucena en copa, además de jugar el encuentro ya mencionado anteriormente).

Los dos equipos necesitan la victoria para poder cumplir sus respectivos objetivos, para ello es necesario saber cómo llegarán al partido. El Betis juega ante el Levante en el Ciudad de Valencia el 29 de diciembre, siendo su rival un equipo que juega con amplitud y profundidad (el Betis sufre mucho con ese estilo de juego jugando al jugar tan arriba), con una formación 5-3-2 creando una presión intensa con muchas ayudas, situación en la que el conjunto verdiblanco es propenso a cometer errores que le cuestan los partidos. Por otro lado, el Sevilla juega el mismo día contra el Villarreal en el Pizjuán, equipo muy difícil de marcarle gol que este año tiene una plantilla con jugadores con mucha calidad, que harán todo lo posible por llevarse el encuentro. Emery planteará el partido con su formación que nos tiene acostumbrado, 4-4-2, intentando presionar en su campo sin romper líneas y salir al contragolpe con pases cortos, rápidos y al primer toque dejando descolocada a la defensa rival.


Tanto béticos como sevillistas están esperando con ganas e ilusión a que por fin llegue el día del partido, pero hay que tener en cuenta que pueden pasar muchas cosas todavía.  Se tienen que jugar partidos importantes de liga que hagan coger sensaciones y que motiven a los jugadores de cara al choque. Una lástima que este derbi también se juegue a puerta cerrada, haciendo que pierda su gran y característico ambiente de fútbol sevillano de arte y salero.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: