#BorussiaInter || Crónica: El Inter bate al Borussia y mete emoción al grupo

Inexistente margen de maniobra. Ambos clubes saltaron al césped del Borussia Park con la intención de conseguir unos tres puntos que certifiquen su pase a las rondas eliminatorias de la UEFA Champions League, donde el favorito es el Borussia Mönchengladbach mientras que el Inter de Milán tiene encima de sí la presión de sacar los tres puntos para no caer fuera en la fase de grupos. En un desangelado y atípico estadio alemán el himno de la competición más emocionante del viejo continente sonaba bajo una lluvia fina que sería los ojos de los todo el entorno del Real Madrid. Una vez se saludaron los jugadores y se organizaba el saque, favoreciendo al Borussia Mönchengladbach, ambos conjuntos más el trío arbitral daban pie a uno de los partidos más trascendentales del grupo.

Imagen: Romelu Lukaku disputando un balón.

IGUALADO INICIO DE PARTIDO

El encuentro comenzaba con un dominio alemán que se mostraba con la comodidad y manera de manejar los tempos de un líder cómodo de grupo de la Copa de Europa, aunque rápidamente el Inter comenzaría a mover la pelota hasta el punto en el que Matteo Darmian centraría dos balones medidos a Lautaro Martínez para intentar meter el miedo en el cuerpo a sus rivales a los seis minutos de encuentro. Durante los 12 primeros minutos el encuentro estaba siendo de mucha cautela aun sabiendo lo que pasaría con un empate final, por eso el inglés Ashley Young buscaría un saque de esquina en el minuto 15 con un disparo desde fuera del área. Y sin comerlo ni beberlo en el minuto 17 el carrilero italiano Matteo Darmian rompería el hielo del luminoso bajo la fría noche para crear emoción en un grupo muy apretado según dicta la clasificación.

Imagen: Romelu Lukaku celebrando un gol.

Los italianos se estaban gustando y prueba de ello eran las jugadas de creación y su facilidad para llegar a área alemana, siendo el mediocentro italiano Nicolò Barella quien intentaría sorprender desde fuera del área sin éxito alguno. Llegamos los 30 minutos de la primera parte el Borussia Mönchengladbach estaba apagado o fuera de cobertura, pues no había creado ningún tipo de ocasión que pudiese poner en compromiso al guardameta interista Samir Handanovic, por su lado el Inter de Milán sí que estaba creando problemas a la defensa del club de la Bundesliga tras ver cómo podían combinar sin problema alguno. La delantera Romelu Lukaku-Lautaro Martínez estaba en su mejor momento cuando el argentino tendría un disparo muy bueno al primer plano en el minuto 33.

Imagen: Ashley Young y Valentino Lazaro disputando un balón.

Según se iban acercando los últimos compases de encuentro el técnico alemán Marco Rose cambiaría la idea de juego de los suyos para lanzarlos al ataque, siendo así las cuatro ocasiones claras de gol que Die Fohlen verían frustradas por las intervenciones de Samir Handanovic. La ‘polémica’, aunque no fue protestada, se produciría en el minuto 43 cuando el capitán alemán Lars Stindl caería en el área en una disputa con Alessandro Bastoni, no decretando nada el colegiado.

Imagen: Alessane Plea celebrando un gol.

Para sorpresa de todos, el empate llegaría en el minuto 46, justo en el último minuto de añadido, cuando el francés Alassane Plea dejaría helada a toda la afición Nerazzurri tras haber rematado un centro del suizo Valentino Lazaro. El primer tiempo finalizaba con un mayor dominio visitante pero con empate en el marcador.

EMOCIÓN HASTA EL FINAL

La segunda parte comenzaba con un intento de llegada de Roberto Gagliardini, quien tan rápido como pisaba el área lo abandonaba después de que no tuviese ángulo bueno de pase. En un saque de esquina peligroso el ítalo-francés Marcus Thuram se libraría de la marca defensiva de Alessandro Bastoni pero sin éxito alguno, a la contra Romelu Lukaku metería miedo con un chut desde fuera del área y nuevamente a la contra los alemanes tendrían un córner llegado desde un despeje muy peligroso del neerlandés Stefan de Vrij. Ante esta situación se estaban notando varios cambios tácticos sobre el verde justo cuando Antonio Conte cambiaría a Matteo Darmian por Achraf Hakimi, renunciando a un carrilero con más mentalidad defensiva en favor de un hombre mucho más ofensivo y es que con su amplitud por banda el belga Romelu Lukaku dejaría un balón medido al argentino Lautaro Martínez que se estrellaría contra la madera del suizo Yann Sommer.

Imagen: Lautaro Martínez controlando un balón.

En una contra magistral el delantero centro belga Romelu Lukaku anotaría el gol que, de momento, les dejaba con vida en la competición más prestigiosa de Europa en el minuto 64 después de librarse, de manera excelente, de Denis Zakaria y batiendo por abajo a Yann Sommer. Y la sentencia momentánea llegaría en el minuto 73 con otro auténtico golazo de Romelu Lukaku tras un gran pase del marroquí Achraf Hakimi. Antonio Conte daba vida a los suyos. La emoción aún seguiría en el aíre cuando el Borussia Mönchengladbach recortaría distancias en el minuto 76 por parte de Alassane Plea. Una de las ocasiones más claras las tendría Ashley Young, quien tendría un remate a placer a portería vacía pero no conseguiría acertar a golpear al balón. En el minuto 83 el Borussia Mönchengladbach anotaría el tanto del empate que dejaría sin pase a los italianos pero tras revisión del VAR el colegiado anularía el tanto.

Imagen: Jugadores del Borussia Mönchengladbach celebrando un gol.

En el minuto 89 Alessandro Bastoni desaprovechaba una ocasión clarísima de gol al haber dado un pase a Romelu Lukaku, quien perdonaría la pelota aun estando en posición anti reglamentaria. Con seis minutos de tiempo extra la tensión se estaba palpando entre dos clubes a los que este resultado les deja en situaciones complicadas, siendo el Inter de Milán el más necesitado. Con el pitido final el club Nerazzurri confirmaba su candidatura para luchar por pasar a los octavos de final de la UEFA Champions League.

Imagen: Jugadores del Inter celebrando su gol.

FICHA TÉCNICA

BORUSSIA MÖNCHENGLADBACH: Sommer – Lainer, Jantschke (Zakaria, 46′), Ginter, Wendt (Wolf, 78′) – Lazaro, Kramer, Neuhaus – Stindl (Embolo, 70′ – Plea, Thuram.

INTER DE MILÁN: Samir Handanovic – Alessandro Bastoni, Stefan de Vrij, Milan Skriniar – Ashley Young (Ivan Perisic, 87′), Roberto Gagliardini, Marcelo Brozovic, Nicolò Barella, Matteo Darmian (Achraf Hakimi, 60′) – Lautaro Martínez (Alexis Sánchez, 71′), Romelu Lukaku.

TARJETAS AMARILLAS BORUSSIA MÖNCHENGLADBACH: Stindl (10′), Lainer (74′), Marco Rose (86′), Plea (90+5′).

TARJETAS AMARILLAS INTER DE MILÁN: Stefan de Vrij (58′), Nicolò Barella (71′), Ashley Young (80′), Antonio Conte (85′), Romelu Lukaku (88′), Roberto Gagliardini (90+1′), Alessandro Bastoni (90+5′).

ESTADIO: Borussia-Park (Mönchengladbach).

ESPECTADORES: Puerta cerrada.

ÁRBITRO: Danny Makkelie (Países Bajos).

Pelayo Rodríguez Fernández

Apasionado del fútbol desde que fui a El Molinón siendo un niño. Enamorado del Sporting de Gijón, del fútbol modesto y de la Serie A. Antes me gustaba ver el fútbol desde la grada, ahora lo disfruto comentándolo. Redactor deportivo que busca cambiar el panorama actual.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: