#FCBarcelona || El sorprendente aporte de Martin Braithwaite

Ronald Koeman puso en práctica la meritocracia con Martin Braithwaite. El danés fue titular en Kiev por el partido de la cuarta jornada de la Champions League frente al Dinamo y su desempeño fue formidable: dos goles y una asistencia en la victoria por 0-4. En respuesta, el director técnico decidió darle otra chance desde el inicio este domingo ante el Osasuna y el danés volvió a convertir. ¿Lo más sorprendente? El promedio de gol que atesora es superior incluso al de Leo Messi o Antoine Griezmann.

Hasta el martes pasado, las oportunidades de Braithwaite con Koeman como entrenador habían sido casi nulas: ocho minutos en el Clásico y doce ante el Alavés, Betis y Atlético de Madrid. En total, cuarenta y cuatro minutos en La Liga. Hablamos de un futbolista que ha tenido una consideración de última hora para el técnico neerlandés, pero que a base de buen rendimiento podría encaminarse hacia una presencia más rutinaria en el terreno de juego.

Cuando Braithwaite está en cancha, Koeman opta por su típico 4-2-3-1 con una variante: el danés se convierte en único punta, siendo la referencia del equipo en el área adversaria. En lugar de Messi o Griezmann actuando como falso nueve, es el ex Leganés quien se encarga de batallar con los centrales rivales y fijarlos buscando descargar de espaldas para los compañeros que lleguen de frente.

A esta función sin pelota hay que sumarle una cuota de efectividad: ante el Dinamo de Kiev remató dos veces y marcó dos goles, y frente al Osasuna consiguió un tanto en dos disparos. Para un equipo al que le cuesta ser contundente al generar ocasiones de peligro, que un jugador lleve tres goles en ciento cincuenta minutos significa mucho —teniendo en cuenta, además, la lesión de Ansu Fati y la poca eficacia de los delanteros esta temporada—.

Cuando parecía que Braithwaite escapaba del club en un futuro cercano, el delantero poco a poco ha comenzado a demostrar su valía. Quizá no represente el perfil del atacante clásico del Fútbol Club Barcelona porque no participa mucho en ataque ni posee la calidad técnica que el puesto demanda, pero en un momento de sequía ha aportado los goles que han permitido a su equipo sumar triunfos muy importantes y calzar perfectamente en el esquema de Koeman, si lo que pretende es una referencia de ataque en el área rival. El próximo reto del danés tendrá lugar este miércoles en el Puskás Arena, escenario en el que ya se perfila para ser titular.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: