#RealMadrid || Opinión: ¿Qué pasó contigo Hazard?

El madridismo ya está harto de ver cómo su galáctico no para de acumular lesiones en lugar de buenas actuaciones. Anoche el delantero belga volvía a retirarse, una vez más, con molestias en el muslo después de una dura entrada dentro del área de Duarte. ¿Volverá Hazard a ser el que era en el Chelsea?

Dejando a un lado metáforas cómicas y retóricas como la de que Hazard está mutando, cuál pokémon, en Kaká, tanto Zidane como el madridismo empiezan a mirar ya con preocupación y desilusión las rutinarias lesiones del astro belga. No es para menos, Hazard arrastra el desorbitado número de 15 lesiones desde la temporada 2015/16, lo que ha hecho que se haya perdido un total de 415 días en los terrenos de juego. Cuántos goles y alegrías nos podría haber dado durante tanto tiempo.

Hazard, en su presentación con el Real Madrid. Fuente: EFE/Marca

El día que Eden llegó al Madrid lo recuerdo con el deseo y la admiración por un gran fichaje de Florentino. Una alegría que podría llenar nuestro huérfano corazón, deseoso de una gran estrella que admirar con la salida de Crisitiano. Todos aquellos amantes del fútbol ya sabíamos de lo que el belga era capaz tanto con el Chelsea como con Bélgica. Sabíamos que podría ser ese nuevo galáctico que daría luz a un apagado, y por desgracia posteriormente metafórico, Santiago Bernabéu. Sin embargo, nunca fue así. Nos tuvimos que conformar con la siempre intermitente aunque poco certera luz de Vinicius. El inesperado y efímero instinto “killer” de nuestro Benzema. Mientras que nuestra gran y única alegría era, como siempre, nuestro eterno capitán Sergio Ramos. El año que viene tendrá mayor suerte con las lesiones, nos decíamos todos como esa típica frase cliché que dice “Todo va salir bien” aunque sepamos que no.

Lo poco que había demostrado el primer año se sumó entonces al mal estado de forma que Hazard trajo del verano. No utilizaremos la palabra “gordo”, que no es más que una mera construcción subjetiva de la sociedad, pero a mi parecer, y supongo que al de todos, un futbolista no puede perder su estilo de dieta competitiva, al menos no de una forma continuada, durante el periodo estival, por profesionalidad y respeto a club y afición. Con eso y la mala suerte de las lesiones, el belga se empezó a ganar el odio de la afición. Un odio merecido o no, entra a cuestión y debate, pero sí un odio necesario para ejerecer esa presión sobre él, que produciría con fortuna, esa explosión que tanto buscábamos todos del jugador con la camiseta del Madrid.

Eden Hazard cae al suelo contra el Alavés. Fuente: EFE/LaSexta

Meses después seguimos igual. Corríjame usted mismo si me equivoco, más allá de aquel golazo desde fuera del área contra el Huesca, y alguna que otra buena actuación aislada. ¿Qué ha demostrado hasta ahora Eden Hazard en el Real Madrid? No me considero un “hater” de Hazard. Como amante de la Premier, le he visto hacer maravillas con acento inglés y un balón en los pies. Tengo una camiseta del Chelsea por aquella temporada del título de Premier, que abanderó con buen juego y goles el belga. Pero ese gran jugador que en la zona “pija” de Londres levantaba graderíos, a mí y a medio madridismo ya no levanta ni esperanzas.

Siempre tendré confianza en volver a ver al mejor Hazard. Pero si este periodo de lesiones y mala fortuna continua, con la mayor tristeza de mi corazón le tendré que llamar el nuevo Kaká. Ojalá todo se recupere y vuelve a deslumbrar como en Londres. De capital a capital se dejó 15 lesiones y 400 días. ¿Tan mal te sienta el sol que se refleja sobre el asfalto de Gran Vía? ¿Qué pasó contigo Hazard?

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: