#TOTMCI || Crónica: Un auténtico partidazo Mourinho vs Guardiola

Tras el parón de selecciones, tan maldecido por tantos clubes, se reanudaba de nuevo la Premier League en la jornada 9, con un partidazo entre los Spurs y el Manchester City. El Tottenham viene de dulce, 3º en liga con un partido menos y a un punto del líder, el Chelsea, y dando un juego ofensivo muy bueno con un gran Son y un espectacular Harry Kane. Por otro lado, el Manchester City no goza de una mejor posición en la Premier. El equipo de Pep Guardiola necesita ganar este partido para no perder de vista el liderato, y este es un duelo directo ante, además, su rival acérrimo, José Mourinho. Ambos equipos necesitan este partido para demostrar quién debe ser el campeón de la liga.

Anuncios

PRIMERA PARTE: INTENSIDAD Y OCASIONES

El partido comenzaba con un ritmo muy frenético por parte de ambos equipos, con muchas ocasiones y espacios en los primeros minutos, siendo en el minuto 4’ cuando el Tottenham abriría la lata, con un pase largo que rompe las líneas de la defensa para un Son muy espabilado que colaría la pelota por debajo de las piernas del Ederson. Ante este rápido gol, el Manchester Cuty no se quedaría quieto, apretando en la presión y generando ocasiones recurrentemente, como un disparo de Kevin De Bruyne algo desviado en el minuto 9’. Ambos equipos concentrados, pero el ritmo del partido muy frenético, con un Manchester City controlando la posesión y un Tottenham muy atento para buscar a las espaldas al equipo de Manchester. En el minuto 13’ lo volvería a intentar el Tottenham al espacio, esta vez Harry Kane, que marcaría gol, aunque sería anulado por fuera de juego. Las ocasiones no cesaban, mucha presión, mucho físico y mucho juego. Los citizens basaban todo su juego en Kevin De Bruyne, muy activo y atento a la hora de poner los centros y organizar el ataque. Las tentativas por acercarse a la portería de los visitantes eran constantes, sin embargo, la defensa del Tottenham estaría muy buen cerrada y permanecería relativamente tranquila en el transcurso del partido. Por parte de los locales, podíamos notar a Kane más retrasado, consiguiendo conectar para él mismo organizar el juego desde la punta de ataque, dándole al Tottenham la clave fundamental para poder armar sus ataques a la contra y generar el peligro al espacio que tanto preocupaba a Pep a lo largo del partido. Sin embargo el Manchester City no se arrugaría: en el minuto 27’ un centro de De Bruyne que le llegaría a Gabriel Jesús, que tarda mucho en decidir que hacer, decide pasarsela atrás a un Laporte que definiría muy bien para marcar, aunque la jugada se invalidaría, esta vez por mano de Gabriel Jesús. Cada vez el Manchester City conseguía encontrarse más en el partido, y el Tottenham seguría con su defensa rígida, aunque con alguna que otra fisura en ocasiones puntuales. Pese a todo, los locales seguirían con sus ideas claras, de balones a la espalda, provocando algún que otro susto en la defensa de los visitantes. Ya en los útimos 10 minutos de la primera parte, se notaba un Manchester City que, pese a tener posesión, no se veía con el mismo hambre de gol con el que estaba atacando la portería de Hugo Lloris. Menos inspirados, en gran parte por la buena actuación de toda la zaga local, el tiempo se le escapaba de las manos a los de Guardiola y necsitaban reaccionar para no ir por debajo en el marcador al término del descanso. El partido seguría en la tónica de los primeros minutos, donde parece que el City está dominando, pero son los jugadores del Tottenham los que sentían cómodos en el partido con sus transiciones rápidas y su férrea defensa. El partido se iría al descanso sin mayor incidencia, dándonos una primera parte llena de intensidad y ocasiones.

SEGUNDA PARTE:

La segunda parte empezaría con un inicio un poco más torpe que en la primera. Ambos equipos exigiendose físicamente al máximo para encontrar el espacio y poder presionar la salida rival. El primer acercamiento sería del Manchester City con un disparo lejano de un De Bruyne que no dejaba de intentar, que se iría alto. El Tottenham seguía con su solidez y demostrando su gran estado de forma, sin conceder errores y con un gran partido de todos, en especial de Dier, Ndombelé y Harry Kane, dándole el toque diferencial que hacía que le Manchester City siguiera por detrás en el marcador. El Manchester solía atacar por el flanco derecho, dónde Reguilón estaría muy atento y firmando un gran partido, Haciéndole la vida imposible tanto a Walker como a Mahrez. Todo seguía igual en cuanto al juego, con un Manchester poco acertado en el último pase y un Tottenham muy atento para buscar los huecos en la defensa. El partido se espesaba: ambos equipos necesitaban de sus jugadores insignia para poder atacar, y las ocasiones se fueron reduciendo. Sin embargo, en el minuto 65’, un buen pase de Harry Kane al espacio sería perfecto para que el recién entrado Lo Celso pusiera el 2-0 en el marcador, alejando a los “citizens” de poder robar algún punto en el estadio del Totenham. Este golpe tan duro dejaría al Manchester City en shock, no siendo capaz de reaccionar con claridad y entregando un juego cada vez más apresurado y errático. La trsiteza de los jugadores visitantes era evidente y, ante la falta de inspiración, cada vez el Tottenham conseguía aumentar más su posesión y subir su línea defensiva. El partido se había terminado para el Manchester City en el minto 76’, donde casi ningún jugador creía en una remontada o en un par de goles para poder empatar el encuentro. Los defensas del Tottenham habían hecho un partido tan impecable, que la impotencia de los visitantes se hacía cada vez más evidente. En el minuto 79’, Alderweireld sufriría una lesión, por lo que se tendría que retirar inmediatamente del terreno de juego, entrado el nuevo jugador de los “spurs” Joe Rodon, procedente del Swansea y una gran promesa para el futuro de la zaga del Tottenham, disputando sus primeros minutos con la camiseta del equipo de Mourinho. El partido se veía lento, ambos equipos cansados tras el gran encuentro y la gran intensidad puesta en él, pero sólo uno de ellos contento con el resultado. Algunas pequeñas tentativas desde lejos por parte del Manchester City fueron lo más destacado de los minutos finlaes, con mucha timidez a la hora de empezar la jugada. El encuentro, desinflándose poco a poco, se acabaría con una victoria importantísima para la lucha por la liga.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO:

TOTTENHAM HOTSPUR(1-4-2-3-1):

Lloris; Aurier, Dier, Alderweireld (Joe Rodon 79’), Reguilón, Sissoko, Hojberg, Son, Ndombelé (Lo Celso 64’), Bergwijn (Luvas Moura 72’), Kane.

Entrenador: José Mourinho

MANCHESTER CITY (1-4-3-3):

Ederson; Cancelo, Laporte, Dias, Walker, De Bruyne, Bernardo Silva (Foden 71’), Rodrigo, Ferrán Torres, Gabriel Jesús, Mahrez (Sterling 71’).

Entrenador: Pep Guardiola

GOLES:

Son (min. 4’) 1-0

Lo Celso (min. 65’) 2-0

Árbitro: Mike Dean, amonestó a Sissoko (min. 42’) y Kane (min. 90’) por parte del Tottenham Hotspur y a Días (min. 87’) y Ferrán (min. 88’) por parte del Manchester City.

Estadio: Tottenham Hotspur Stadium.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: