#RealMadrid || Opinión: Jovic gatea, Mariano vuela

Con Benzema lesionado y Jovic contagiado, la única opción de Zidane en la delantera era su “querido” Mariano. El español de ascendencia dominicana convenció, marcó, y gustó contra el Villarreal, demostrándos una vez más que al madridismo le encantan los jugadores como Mariano.

En el fútbol contemporáneo es difícil encontrar jugadores que sientan la camiseta tanto como el aficionado. Un día están aquí, otro día en otro sitio ganando el doble, y al siguiente jugando en un equipo de una liga que ni conocían o compartiendo vestuario con los jugadores del eterno rival del equipo de sus amores. Por ello, la afición sabe apreciar cuándo de verdad alguien siente los colores y lleva con orgullo el escudo al saltar al campo. Cuando el jugador es un aficionado más y lo da todo por el equipo.

Este, para mí, es el caso de Mariano y el Real Madrid. Él sabía que no contaba con el apoyo de Zidane y que sería el tercer delantero, sin tener apenas minutos excepto en caso de lesión de los dos por encima de él, y aún así optó por quedarse en las filas del equipo el pasado verano. Hoy, por la lesión de Benzema y el positivo de Jovic, Mariano ha vuelto a ser titular en el Real Madrid un año, seis meses y 16 días después de su última aparición en el once. A pesar de las dificultades y su poco ritmo de juego, el ariete español no ha defraudado, todo lo contrario. En el minuto 2′ ponía por delante a los blancos con un cabezazo, y en los siguientes 83 minutos que estuvo sobre el verde, puso el coraje que pone un madridista para correr, luchar y pelear cada balón, haciendo todo lo posible por dejar huella y decirle a Zidane: “Estoy aquí”.

Al igual que ocurre con Lucas Vázquez, el madridismo es sabio y le gusta que quién lleva su camiseta, independiente de la calidad que tenga, le ponga huevos. El escudo del Real Madrid no es un escudo cualquiera. Lucas, Mariano y muchos más lo saben. Todos ellos nunca han sido capaces de faltarle el respeto al club ni a la afición con sus actuaciones. Todos los minutos que han jugado sobre el césped, haciéndolo mejor o peor, han dado todo por el equipo. Algo que no ocurre con otros.

No me declaro oficialmente un hater de Jovic, pero sí me considero un tipo de madridista al que no le gusta que se desperdicien los millones con fichajes poco rentables (Como deberíamos de serlo todos supongo). A pesar del título de este artículo, no pretendo hacer con él un simil entre un bebé y un avión, pero sí ver lo metafórico de esta situación. El delantero serbio, con muchas más oportunidades y minutos, no ha demostrado todo lo que ha hecho Mariano en esta titularidad de 83′ de manera excepcional por esta situación totalmente anormal y raramente repetible. No todo es una estadística que pone gol, pero Jovic no demuestra esa garra y ese madridismo que tiene Mariano. ¿No creen?

Sin embargo, ahora mismo, aunque se me echen encima ordas de aficionados insultándome por decir que Jovic es mejor que Mariano, para mí lo es. Mariano es el tipo de jugador que quiero tener en mi equipo, pero Jovic es mejor que él. En Alemania lo demostró, y las veces que ha tenido oportunidades y ha jugado con Benzema de referencia en punta lo ha hecho bastante bien, solo que ha tenido demasiada mala suerte para materializar sus ocasiones. El Real Madrid, en mi humilde opinión, no necesita ahora mismo un segundo delantero que no entre en el esquema 4-3-3 de Zidane, o un ariete referente que no ilusione a la afición ni marque goles. Jovic cumple justo esa descripción.

Con Benzema como indiscutible titular excepto lesión, el segundo delantero, cree un servidor, que debería de ser Mariano. Aportaría un suplente de garantías con piernas frescas, que posee la suficiente capacidad de salto para rematar esos balones colgados a la desesperada en los últimos minutos, que, por desgracia, tanto caracterizan al Real Madrid en los últimos partidos. Ahora la decisión es de Zidane quién debe dar más minutos o enseñarle la puerta a Jovic. Porque ahora, toca enseñar a andar al serbio aunque Mariano ya vuela, y si sigue sin quererle en el equipo, como supuestamente parece que no le quiere el técnico francés, volará pero dentro de poco para llevar su madridismo y sus ganas a una nueva afición.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: