#OnThisDay || Se cumple un año del fichaje de Mourinho por los Spurs

El 20 de noviembre de 2019 se oficializaba la llegada de José Mourinho al Tottenham, una de las bombas del año pasado en la Premier League.

Caía la noche en Londres, cuando los Spurs despidieron a Mauricio Pochettino del cargo de entrenador tras haber bajado a los infiernos en apenas 5 meses tras haber jugado su primera final de Champions en la historia. No perdió tiempo Daniel Levy para escoger su nuevo entrenador como bien dijo en el documental All or Nothing, es uno de los dos mejores entrenadores de la Premier y a las 9 de la mañana del 20 de noviembre se confirmaba el fichaje del luso por el club del Noreste de Londres. Con un Tottenham en ruinas, habiendo caído por siete goles en su estadio y sin ganas de jugar, así se encontró Mourinho a los Spurs 

Sin tiempo para presentaciones, el técnico tenía que rearmar un equipo que había perdido las ganas de jugar para su primer partido, un derbi londinense contra el West Ham que ganó el Tottenham por 2-3 con una gran primera parte de sus muchachos que marcaron 3 goles a golpe de contragolpe dejando Dele Alli una de las imagenes de año gracias a una recuperación en forma de barrido y taconazo cuando el balón ya se perdía por la banda. En sus primeros meses y una pandemia en medio, el Tottenham logró clasificarse para la Europa League como sexto en la última jornada, como dijo Mou: es un consuelo. 

Levy no tuvo más remedio que sacar la cartera a pasear si quería que el proyecto de Mourinho tuviera un horizonte más ambicioso que la Europa League y trajo a Lo Celso (en calidad de traspaso), Hojbjerg, Doherty, Hart (libre), Reguilón, Carlos Vinicius. Además, se produjo el retorno de Gareth Bale tras 7 años en el Real Madrid. Mourinho tenía las piezas, solo hacía falta engrasarlas lo que llevo unas semanas. El Tottenham perdió su primer partido ante el Everton y no pasó del empate ante Newcastle y West Ham, se mostró como un equipo irregular que podía perder partidos si se dormía o dominar y ser los bad boys como en la goleada histórica al Manchester United por 1-6 en el Old Trafford

Ahora mismo, el Tottenham se encuentra segundo, habiendo encontrado el camino, primando el equilibrio defensivo y dejando la tarea goleadora a Harry Kane y Heung-Min Son, la pareja de moda en la Premier League. Mourinho parece haber poseído al equipo otorgándole un carácter aguerrido y peleón que le faltaba cuando se ocupó del banquillo.

La vuelta a la Premier del técnico portugues también ha dejado imágenes curiosas en rueda de prensa, donde semana tras semana “rajaba” contra sus propios jugadores como Ndombele o Aurier. Sobre el césped invitó a un recogepelotas al mirar el partido frente al Olympiakos desde el banquillo por favorecer una jugada de ataque de su equipo 

En las últimas semanas, Mourinho ha dado rienda suelta a su ingenio y publicar imágenes en su cuenta de Instagram que van desde un tentempié en el avión mientras ve una serie o mostrar su indignación por el parón de selecciones y el positivo de Doherty mientras se ejercita en el gimnasio. 

The Experience One (como él mismo dijo que le llamaran, no quería ser Special One) tiene un desafio importante durante 30 días en los que el Tottenham se juega la posibilidad de pelear por el título ante rivales directos como Arsenal, Liverpool, Leicester o el más reciente Manchester City al que se enfrentará este mismo fin de semana, un nuevo Mou vs Pep con un único objetivo: ganar un trofeo 12 años después. 

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: