David Castro Pazos es un jugador profesional de fútbol que actualmente milita en el CD Numancia de Soria. El futbolista nacido en Cuntis ha jugado en varios equipos importantes de Segunda B, como son el Pontevedra CF, el Valencia Mestalla y actualmente en el recién descendido a la categoría CD Numancia de Soria. Su posición natural es la de lateral izquierdo, aunque las dos últimas temporadas también ha jugado de defensa central. Además de ser futbolista profesional, Castro se graduó en 2017 en Administración y dirección de empresas en la Universidad de Santiago de Compostela.

El jugador es una persona muy trabajadora y profesional, la cual nunca se ha rendido y cuyo sueño es jugar en el fútbol profesional de la mano del club soriano. Repasa toda su vida futbolística por vía telefónica desde su ciudad de residencia, ya que debido a la pandemia del coronavirus, el club no le permite hacerla de manera personal.

El fútbol ha estado muy presente desde siempre en la vida de David Castro. El gallego al ser de una aldea muy pequeña como es Cuntis, se juntaba con todos los vecinos para jugar al deporte rey de España durante todo el día. “Jugábamos en cualquier parte, ya sea en la carretera, en la calle o incluso en las casas de mis vecinos”, dice el jugador “rojillo”. Un amigo le convenció para apuntarse a un equipo de fútbol y ahí fue su primer contacto con un club de verdad. Castro no solo jugaba al fútbol con las piernas, sino que también lo hacía con un mando. “De pequeño me acuerdo que cuando me compraron la Play 2 pasó como con el fútbol real, jugaba durante muchas horas con mis amigos en casa al Pro Evolution Soccer. Le dedicamos a ese juego horas y horas. Nos pasábamos todas las tardes jugando tanto al fútbol real como al fútbol de la Play”, asegura entre risas.

Hasta hace no muchos años, David Castro no tenía claro que se iba a dedicar profesionalmente al fútbol, ya que según él: “Hasta hace cosa de tres años o así no pensé que pudiera vivir bien del fútbol”. El ahora jugador numantino comenzó su carrera en el ACD A Seca, equipo en el que ha estado casi toda su etapa de aprendizaje menos el último año de juveniles, que firmó por el Pontevedra Juvenil División de Honor.

El Estradense logra la continuidad de David Castro
David Castro con el CD Estadense. Foto: La Voz de Galicia

En 2014 comenzó sus estudios universitarios en la Universidad de Santiago de Compostela, y al principio no le resultó nada fácil compaginar su vida de futbolista con la de estudiante de Administración y dirección de empresas. “Debido a mis estudios solo podía entrenar un día a la semana con el Pontevedra, por lo que me tuve que buscar un equipo en Santiago para poder entrenar los demás días. Mi prioridad principal era estudiar”, cuenta Castro. Jugando en el Pontevedra se estaba sacando unas oposiciones, algo que sus compañeros de equipo no entendían muy bien: “Me decían que ya tendría tiempo para sacarme la oposición, que me centrase en el fútbol”.

No solo en su cabeza estaba la opción de estudiar Administración y dirección de empresas, ya que como él cuenta: “Salí de Bachillerato sin saber qué hacer. Escogí la rama de ciencias sociales,  ya que me parece la más amplia y la que más sirve para el día a día. Me gustaba mucho el tema de las empresas, pero también me interesaban mucho las carreras que tenían que ver con la actividad física, como fisioterapia o INEF. Tenía dudas entre las dos cosas, pero al final me decanté por ADE porque me parece algo más general”.

Al acabar su etapa de juveniles, David Castro fichó por el CD Estradense, equipo en el que hizo las cosas de la mejor manera posible en la categoría de Preferente. El buen momento que atravesaba le sirvió para dar el salto a la Tercera división del fútbol español, gracias a su contratación con el Céltiga FC. El fútbol le sonreía una vez más al jugador de Cuntis cuando le fichó de nuevo el Pontevedra, pero esta vez no para jugar en las categorías inferiores del club, sino para jugar en el primer equipo. “Cuando me fichó de nuevo el Pontevedra afronté el reto con mucha ilusión pero también con algo de respeto, ya que nunca había jugado en Segunda B”, asegura. Poco a poco fue entrando en el once titular hasta convertirse en un fijo en los planes de su entrenador. Con el equipo gallego disputó un total de 4.578 minutos en dos años y anotó un gol contra el Deportivo Fabril.

La campaña pasada fichó por dos temporadas por el filial de uno de los equipos más importantes del fútbol español, el Valencia Mestalla. “Yo era consciente de que firmando por un filial dar el salto al primer equipo es muy complicado, debido a que ya no era considerado como jugador  sub 23. Siempre tuve la ilusión de dar ese salto, entrenar con el primer equipo o incluso entrar en una convocatoria”, recuerda con entusiasmo. “Acabas firmando porque es un club en el que está todo muy profesionalizado, tenía todo a mi alcance para poder seguir progresando y crecer como futbolista”, menciona con alegría. En el filial che jugó la friolera de 1.612 minutos  en un año marcado por el COVID-19, por lo que hubo bastantes partidos menos. De 28 partidos empezó de titular en 19 y fue suplente nada más que en cuatro de ellos.

Este verano aún teniendo por delante un año más de contrato con el Valencia Mestalla, se especuló mucho con su vuelta al Pontevedra. Sobre estos rumores David Castro contesta de forma tajante: “Al club le tengo mucho cariño, pasé dos años muy buenos, pero no entiendo muy bien de donde salió la información esa porque yo no sabía nada”Al final el equipo que se hizo con sus derechos fue en el que milita actualmente, el CD Numancia de Soria. Cuenta que su fichaje se hizo muy rápido: “Se cerró el fichaje creo que en menos de una semana”. David Castro en la pretemporada con el Valencia Mestalla se dio cuenta de que el equipo empezó a contar más con gente joven y cuando se le presentó la oportunidad de firmar con el equipo “rojillo” ni se lo pensó. “Cuando mi representante me dijo que el Numancia estaba interesado en mí y vi lo que se movía por ahí ni me lo pensé”, dice riéndose. Asegura que no se puede dejar escapar la oportunidad de jugar en un equipo que las últimas 23 temporadas las ha jugado en el fútbol profesional, y que además su objetivo principal es el ascenso.

David Castro nuevo jugador del Numancia - castillayleonesdeporte.com
El CD Numancia ficha a David Castro. Foto: Numancia

Siempre que un futbolista llega para jugar en el Numancia, afirma que Soria es la ciudad idónea para ser futbolista profesional, y David Castro lo ha corroborado: “Al final es una ciudad tranquila y cómoda en la que tienes todo a mano. No hay muchas distracciones a parte del fútbol. El club lo tiene todo, es perfecto”.

Con el descenso a la categoría de bronce del fútbol español que se consumó finalmente el pasado mes de agosto, el Numancia ha pasado bastantes dificultades. Tras quedarse sin entrenador y director deportivo, cada jugador de la plantilla rescindió su contrato. Solo quedaron los canteranos Moha, Jara y Admonio, aunque este último acabó fichando este verano por el UCAM Murcia. Fernando Alonso, nuevo director deportivo “rojillo”, tuvo la obligación de elaborar una nueva plantilla de 19 jugadores, en la que David Castro fue la séptima incorporación. En tan solo dos meses es complicado que tantos jugadores nuevos se conviertan en un “equipo”, pero al perecer el Numancia lo ha conseguido. “La verdad es que cuando entras al vestuario de primeras te das cuenta y ya hueles que la cosa va a ir bien. Hay muy buena gente y nadie va por libre. Es un grupo de gente humilde en el que nos llevamos muy bien entre todos y creo que el club tiene algo que ver en todo esto, porque se tiene muy en cuenta el perfil de cada uno para firmar aquí”, afirma el jugador gallego.

El inicio de temporada no ha sido el que esperaba el ex jugador del Valencia Mestalla. En el último partido de pretemporada contra el Osasuna Promesas salió lesionado por una rotura de fibras en el aductor. “Cuando entré en el vestuario pensaba que no era nada, que solo era un susto, pero el fisioterapeuta me dijo que me hiciera la idea de que estaba roto”, comenta con tristeza Castro. La rotura fue bastante grande y al final la baja le duró dos semanas. Cuando volvió a los entrenamientos con el grupo, en una caída se volvió a lesionar, pero esta vez del hombro, aunque lo preocupante de verdad era el aductor, ya que asegura que “lo del hombro no es nada”.

Por culpa de estas dos lesiones aún no ha debutado de manera oficial con la elástica “rojilla”. En pretemporada apuntaba a que iba a ocupar la zaga defensiva junto al capitán Lillo, pero las buenas actuaciones en estas cuatro jornadas de Sillero dejan su titularidad en el aire. “Yo entreno para estar disponible siempre para jugar. Vine aquí para aportar mi granito de arena y si es jugando pues mejor para mí, pero yo lo que quiero es cumplir el objetivo del ascenso”, explica David Castro.

Aunque parece raro debido a su estatura de 192 centímetros, el futbolista desempeña su labor igual de bien tanto de defensa central como de lateral izquierdo. Asegura que donde más le gusta jugar es en el lateral izquierdo, ya que a excepción de estas últimas dos temporadas siempre ha jugado en esa posición. “La posición que debería ocupar por características propias es la de defensa central, pero estoy más acostumbrado a jugar de lateral zurdo”, comenta.

David Castro junto a Borja San Emeterio. Foto: El Día de Soria

Desde fuera siempre se ve el fútbol de forma más objetiva y David Castro ha sido un mero espectador más en el arranque liguero numantino. Cree que por la calidad de la plantilla y en la categoría que se encuentran tienen que estar preparados para luchar por todo este año. “Me pongo muy nervioso cuando veo a mis compañeros desde fuera del terreno de juego, lo vivo mucho. Al equipo lo veo bien pero tenemos mucho más margen de mejora. Estamos preparados para lo que venga”, declara.

Lo ha repetido durante toda la entrevista en varias ocasiones: el objetivo principal del equipo no es ni más ni menos que devolver al club a la Segunda división del futbol español. “Nunca he jugado en el fútbol profesional y es algo que espero hacer con mi actual equipo”, asegura. “Por las instalaciones que tiene, por la historia del club y por la propia ciudad, es el ambiente ideal para cumplir mi sueño de disputar una temporada en LaLiga”, finaliza con ilusión.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: