#RealMadrid || Opinión: Casemiro, mucho más que 250 partidos

Carlos Henrique José Francisco Venancio Casimiro, o “Casemiro” como lo conocemos todos, cumplía el pasado martes la cifra de 250 partidos oficiales defendiendo la camiseta del Real Madrid. Desde El Señor del Balón queremos dedicar unas líneas a un jugador que será recordado en un futuro como uno de los mejores del mundo en su posición.

Casemiro llegaba a la capital española para jugar en el Real Madrid Castilla. Se trataba de un acuerdo de cesión con opción a compra, y vaya si lo compraron. En su media temporada en el Castilla demostró muchos de los atributos que, a día de hoy, le han convertido en uno de los mejores pivotes defensivos de este deporte: fuerza, contundencia defensiva, recuperación de balón y buen juego de pies.

DEBUT CON EL PRIMER EQUIPO

El 20 de abril del 2013, Casemiro debutaba de manera oficial en el Bernabéu de la mano de José Mourinho ante el Real Betis Balompié. Sin embargo, su papel fundamental siguió desarrollándose en Valdebebas con el resto de mirlos merengues.

2014: TEMPORADA DE TRANSICIÓN Y LA DÉCIMA

Casemiro empezaba la temporada 2013-2014 como integrante del primer equipo blanco. El entonces “16” blanco vivió una temporada de crecimiento a la sombra de un espectacular centro del campo formado por Xabi Alonso, Di María y Modric y dirigido por el nuevo técnico del club, Carlo Ancelotti.

Sin embargo, nadie debería olvidar la auténtica noche de brujas que vivió el Real Madrid en Dortmund y que, de no ser por Casemiro, bien podría haber acabado con el pasado más reciente del club blanco. El Madrid pasó a semifinales de Champions perdiendo 2-0, sin Cristiano en el campo y con un inconmensurable Casemiro que, saliendo desde el banquillo, consiguió calmar el vendaval amarillo que azotaba la portería defendida entonces por Casillas.

Por suerte para la parroquia blanca, la temporada terminó con el Madrid levantando la Copa del Rey ante su rival más directo, el Barcelona, y proclamándose campeón de Europa por décima vez ante su rival de ciudad, el Atlético de Madrid. Empezaba una era.

AÑO EN PORTO Y VUELTA A MADRID

Al final la temporada 13-14, el Real Madrid firmaba con el Oporto una cesión de dos años por Casemiro. “Case” se afianzó como el pivote titular del mediocampo de los dragones, por entonces dirigidos por Lopetegui, y consiguió acortar un año su cesión para volver a la capital hispalense y ser un auténtico cerrojo.

BENÍTEZ Y ZIDANE NO TUVIERON MÁS REMEDIO QUE PONERLE

La temporada 2015-2016 empezaba en Madrid con Rafa Benítez al mando. El técnico blanco, que fue despedido en enero del 2016, demostró que Casemiro ya era una realidad, y no un proyecto de futuro, justo en el día que no jugó. “Case”, que había sido titular en la gran mayoría de los encuentros, era relegado al banquillo en el partido más importante del año, El Clásico. ¿Resultado? Derrota humillante ante el máximo rival.

Ya con Zidane en el banquillo, el mediocampo del Madrid se podía recitar de memoria: Casemiro, Kroos y Modric. Tres nombres para tres Champions, las de 2016, 2017 y 2018. Una época dorada dirigida por unos jugadores extraordinarios. Casemiro ponía la fuerza, la contundencia defensiva, la recuperación de balón y su buen juego de pies al servicio de los magos croata y alemán para crear un fútbol que se asemejó al del Barça de Guardiola en más de una ocasión.

Curiosamente, Casemiro aportaba exactamente lo mismo que cuando llegó a la cantera blanca. ¿Casualidad? No lo creo. El brasileño, criticado en innumerables ocasiones por su juego duro a la hora de robar el balón, ha mostrado más garra que nadie para competirle el puesto de “mejor pivote defensivo del mundo” a un Sergio Busquet avalado por un sextete y un triplete con el Barça, y dos Eurocopas y un Mundial con la Selección Española. Incluso en ocasiones se ha especulado con que fue un auténtico talismán para ganar las 4 Champions en 5 años, y que la Champions de 2015 se podría haber ganado si el brasileño no hubiera estado en el Oporto.

Con un palmarés envidiable y aún mucho fútbol que dar, desde El Señor del Balón queremos felicitar a Casemiro por sus 250 partidos con el Real Madrid. Esperamos que con esfuerzo y sacrificio puedan ser otros 250 más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: