#FCBarcelona || El valioso retorno de Ter Stegen

Quizá Marc André Ter Stegen tenía pensado vivir una noche de tranquilidad en el Camp Nou ante el Dinamo de Kiev en su regreso al terreno de juego después de haber sido sometido a una operación en la rodilla. Sobre todo porque, en la primera parte, los de Ronald Koeman parecían dominar sin apuros al compilado ucraniano y el panorama se vestía de azulgrana con facilidad. Sin embargo, el guardavallas alemán tuvo mucho trabajo y respondió como de costumbre: de manera sensacional.

Siete fueron las veces en que el Dinamo de Kiev disparó a puerta ante el Barcelona la noche de ayer. Apenas uno de esos balones acabó dentro de las mallas. Y es que Ter Stegen volvió a demostrar, con seis paradas clave, que es indispensable para cualquier entrenador. Enseñó, además, un vasto repertorio de recursos para evitar que el equipo sacase del medio. Se lo vio atajar con las piernas y con las manos, concentrado durante los noventa minutos y perfecto con los pies.

Es importante insistir con la precisión en el pase en el fútbol moderno. Como Ter Stegen es el prototipo de arquero de la nueva era, a muchos ya no les asombra la excelencia con la que es capaz de responder ante estos escenarios. Pero el germano fue capaz de acertar el 100% de las entregas a sus compañeros entre las que se incluyen dos envíos largos. Su regreso marca, una vez más, lo fundamental que es para un conjunto cuyo juego radica en la posesión de la pelota el disponer de un cancerbero capaz de darle inicio a este desde su propio arco.

Pero como para muchos lo esencial en la figura del portero está en que sepa responder ante los disparos rivales, Ter Stegen también cumple —y destaca— en esta faceta. Aunque es cierto que venía de encajar ocho goles en su último encuentro ante el Bayern Múnich, también es verdad que culparle de ello es característico de los irresponsables; por coyuntura, desarrollo de dicho partido y por propio sentido común. El punto es que luego de casi tres meses sin enfrentarse a rivales volvió a ser crucial para que la débil defensa catalana pueda jactarse de haber recibido apenas un gol frente a los ucranianos, que acabaron siendo un rival mucho más duro de lo esperado —por méritos propios y del mismo Barcelona—.

Ter Stegen, un retorno prodigioso

«Tenía muchas ganas de estar en el campo otra vez y hacer lo que más me gusta. Para mí regresar y ganar es lo más importante» fue la frase del alemán luego de haber sido escogido como la figura del partido. Y es que esta actuación no sólo cooperó para que el equipo se llevara los tres puntos y cada vez se acerque más a la meta de los octavos de final; también fue indispensable para que su vuelta al terreno de juego estuviese acompañada de una carga anímica positiva, obligatoria para cualquier arquero.

En sus declaraciones post partido también advirtió acerca de la falta de solidez defensiva que sufrió el equipo: «Han tenido muchas ocasiones y esto hay que mejorarlo y tenemos que hablarlo. Tenemos que estar centrados. Al final, sufrimos«. Por suerte para Ronald Koeman, cuenta con uno de los mejores guardametas del mundo. Con uno tan valioso que gana partidos. Y, consciente de ello, así lo reconoce:

«La suerte ha sido tener a Ter Stegen. Gracias a Marc, que ha estado fenomenal, hemos aguantado. Una vez más ha demostrado ser un gran portero. Ha estado perfecto. Lleva una semana entrenando bien y hemos visto que está en forma. Ha mostrado sus cualidades esta noche».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: