#Atleti || Una rueda llena de parches

El pasado martes el club rojiblanco hizo oficial la llegada de Geoffrey Kondogbia aprovechando el mes extra del que disponían tras la marcha de Thomas Partey en el último día de mercado por abono de la cláusula de rescisión. Pero este negocio no es el último de este tipo visto en Madrid durante los últimos años.

Muchos tratan de hacer creer al personal que el Atlético de Madrid está obligado a pelear con los grandes de Europa tanto en el verde, que sí se ha conseguido, como en el mercado, aún por conseguir. Los colchoneros no tratamos de engañar a nadie cuando defendemos que el Atleti es un equipo vendedor, ahí están los datos. Gracias al gran artículo que realizó Rubén Uría, periodista de «GOAL», podemos ver escalonadamente y de manera muy clara como el club madrileño gasta en función de lo que vende, llegando a unas cifras de 936 millones invertidos y 908 recaudados durante los últimos 9 años.

Si nos guiamos por las fuentes de «GOAL» solamente en 5 de las 9 temporadas ( contando la presente) el club rojiblanco a gastado más de lo que ha ganado, pero si nos fijamos bien prácticamente todas vienen acompañadas de algún éxito deportivo, el cual te asegura ingresos.

La primera de ellas es la temporada 14/15, justo después de alzarse con el título de Liga y llegar a la final de la Champions League. En ese verano se producen 8 salidas, contando cesiones y ventas entre las que destacan las de Diego Costa y Filipe Luis al Chelsea, con las que se recaudan 66M€ y se producen 10 llegadas por 115M€, siendo Griezzman y Mandzukic los más caros costando 30M€ Y 22M€. Tenemos que avanzar dos años en el tiempo para encontrar el siguiente caso, verano de 2016 y una nueva llegada a la final de la máxima competición europea. En ese mercado previo a la 16/17 son 9 las salidas, contando la ejecución de la opción de compra de Miranda por parte del Inter y sin tener en cuenta la cesión por 0,5M€ de Diogo Jota al Oporto, con las que se recauda una cantidad de 49,5M€ y se realizan 5 operaciones de llegada, teniendo ahora sí en cuenta el abono de la cláusula de 7M€ de Jota al Paços Ferreira, con las que se gasta un total de 75,8M€.

La siguiente temporada que se gasta más es la temporada 18/19 recién conquistada la Europa League, en cuyo mercado estival se recaudan 151,6M€ con 8 ventas, destacando el traspaso pactado con el Bayern de Munich de Lucas Hernández por 80M€ para el final de la temporada, y se gastan 158M€ entre 9 fichajes, una diferencia minúscula aunque en la que se incluye hasta ese momento el fichaje más caro de la historia rojiblanca, Thomas Lemar.

Justo un año después recién finalizada aquella 18/19 se produce el mayor ingreso en la historia del club, 213M€ en forma de ventas, cesiones y derechos de formación en otras operaciones ajenas. En ese momento destacan las salidas de Griezmann por el abono de su cláusula al Barcelona (111M€ limpios para las arcas) y de Rodri también por la cláusula al Mnachester City, en esta ocasión 70M€. Para cubrir la gran cantidad de bajas de cara a la próxima 19/20 llegan hasta 8 fichajes, con Joao Félix a la cabeza como nuevo fichaje histórico más caro. Dentro de los 257,3M€ que se invierten también se incluyen los 3M€ del 10% del pase de Correa que quedaba por pagar a San Lorenzo y los 9M€ del segundo año de cesión de Morata. Y como último caso tenemos la presente temporada, en la que recaudaron 72,5M€ entre 8 operaciones y se invirtieron 75,5M€ entre 5 operaciones, teniendo en cuenta el pago de la compra de Morata de 35M€ al Chelsea y el de Carrasco de 27M€ al Dalian. Nuevamente una diferencia apenas apreciable.

Por lo tanto seguimos en la misma dinámica temporada tras temporada de no mejorar la plantilla sino parchearla, exceptuando algunos fichajes como bien puede ser el de Luis Suárez, quien eleva el nivel este año. Todo se resume en una plantilla corta, limitada y con falta de calidad en varias de sus zonas como el lateral derecho, que ha pasado de ser un baluarte defensivo y en el juego aéreo a sufrir más de lo debido y a ni siquiera acercarse a su nivel en las dos áreas en cuanto a balón parado se refiere.  A pesar de todo seguimos dando guerra sin descanso y eso tiene un solo nombre, DIEGO PABLO SIMEONE. 

El técnico argentino ha tenido que adaptarse año tras año a la pérdida de piezas importantes de su esquema, pero en ningún momento a fallado en su labor de manejar un equipo competitivo, sus 8 clasificaciones consecutivas para Champions League quedando entre los tres primeros clasificados en liga y sus 7 títulos como entrenador rojiblanco lo avalan.

En esta 20/21 tiene a su disposición jugadores recién llegados la pasada campaña que ya han conseguido aclimatarse al club madrileño y a muchos otros incansables como Koke, Saúl u Oblak. Sin duda alguna los resultados están siendo buenos y la gran cantidad de partidos disputados están dando pie a que el Cholo haga rotaciones, las cuales están saliendo a las mil maravillas porque prácticamente todos de los 17-18 partícipes rinden a un gran nivel.

Poco se le reconoce a Diego, que sin él esta rueda sería otra pieza inservible de una maltrecha bicicleta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *