#BarçaDynamo || Crónica: Un impresentable Barcelona vence por la mínima al Dinamo de Kiev

Victoria del FC Barcelona (2-1) en Champions League ante un Dinamo de Kiev plagado de suplentes debido al coronavirus. De Jong fue central junto a Piqué. Además, la buenísima noticia para los culés es que ter Stegen, que fue el mejor, volvió a jugar después de meses de lesión.

Desde el inicio del partido el Barcelona tenía muy claro que era lo que había que hacer: atacar la portería de los ucranianos teniendo la posesión del balón y tratando de que Ansu Fati y Pedri abriesen el campo para servir de balones a Griezmann y a Messi. Y así fue, en el minuto 3 Fati colgó un balón que no llegó a rematar bien el delantero galo. Primer aviso del Barça. Tan solo un minuto después Popov, defensa del Dinamo de Kiev, derribó a Leo Messi dentro del área. El árbitro no se lo pensó y señaló la pena máxima. El capitán del Barcelona sería el encargado de tirar desde los once metros. Pierna izquierda y para dentro. El «10» no falla esta temporada desde el punto de penalti. 1-0 para los locales, muy merecido porque el Barça estaba siendo muy superior en los primeros minutos de partido.

Pero el Barcelona no se conformaba con el gol. Los de Koeman querían más y en el minuto 7 de partido Pedri estrellaba un balón al larguero. En la siguiente jugada fue Griezmann el que no consiguió finalizar un rechace del portero dentro del área. El partido, hasta ese momento, estaba siendo un monólogo del Fútbol Club Barcelona. Seguía el aluvión del Barça y tras una buena jugada entre Messi y Ansu Fati el argentino disparó el balón cruzado a punto de hacer el 2-0, pero el portero despejó el esférico. Buena intervención del meta del equipo ucraniano.

Sin embargo, la tónica del partido cambiaría drásticamente a partir del minuto 25. El Barcelona seguía con el dominio del balón pero el Dinamo salía muy bien a la contra, intentando aprovechar la lentitud de Gerard Piqué y la posición como central de de Jong, a pesar de haber jugado en alguna ocasión en ese puesto en el Ajax. Una y otra vez los de Mircea Lucescu buscaban la portería culé a través de jugadas al espacio, intentando ganar así la espalda de la defensa del Barcelona. En el minuto 36 ter Stegen salvó el empate en un remate de cabeza que paró a contrapié.

Imagen

Gran parada del alemán en su vuelta a los terrenos de juego. El otro portero, Neshcheret, fue en esta primera parte el mejor del Dinamo de Kiev. Con 18 años sostuvo a su equipo, y en el arreón final del conjunto español en estos 45 minutos paró los dos tiros de Pedri y Ansu Fati. Nos íbamos por lo tanto con el marcador de 1-0 al término de la primera parte.

La segunda mitad del encuentro empezaría con otra intervención del meta del Barça, después de que Tsygankov se librase de la marca de Jordi Alba y tuviese el 1-1 en sus botas. Ter Stegen estaba siendo el mejor de su equipo, al igual que el portero del Dinamo. Justo después llegaría el susto. Minuto 48 y Kedziora remataba el balón tras la salida de un córner introduciéndolo en la portería, pero el árbitro pitó fuera de juego. Otro aviso, este muy serio, del equipo de Ucrania. El Barcelona estaba irreconocible, más aún viendo como jugaron la primera media hora, pero en esta segunda parte no conseguían hilar ocasiones claras. Pero en lugar de reaccionar, el Barça seguía concediendo y en este caso Shabanov probó suerte con un buen tiro, pero ter Stegen se estiró bien y logró despejar el balón sin problemas. Se le veían las costuras al conjunto de Koeman y más aún a un de Jong que es demasiado blando y que sufre sin balón en la posición de central.

Imagen

Antes de llegar al minuto 60 de partido, Messi con un buen disparo muy esquinado, puso a prueba de nuevo al portero del Dinamo, que intervino con una parada espectacular. Justo después tendría lugar el doble cambio del Barça: se retiraban Griezmann y Pjanic por Sergi Roberto y Dembélé. Partido muy gris del francés, de los peores con la camiseta azulgrana.

Pero la suerte se pondría de parte del Barça. Gran centro de Ansu Fati para que rematase Gerard Piqué para lograr batir a Neshcheret. 2-0 y respiraba el Barcelona. Tras el gol, de nuevo ter Stegen sería el salvador. Otro mano a mano del conjunto ucraniano ante el alemán que salvaría otra vez al Barcelona.

Imagen

Necesitaba cambiar a su equipo Koeman y metería a Lenglet, suplente hoy, por Busquets, adelantando así la posición de Frenkie de Jong hasta el mediocampo. Y nada más entrar, Lenglet ya se vería involucrado en el primer gol del Dinamo. Llegaba el peligro por la banda derecha del ataque ucraniano y, tras dejar el balón muerto ter Stegen, Tsygankov hizo el 1-2. Era el minuto 75, quedaba mucho por delante, y el Barcelona estaba en «modo vacaciones».

En los últimos minutos del partido el Dinamo tuvo varias ocasiones gracias a saques de esquina, pero el gol no llegó. El Barcelona acabó pidiendo la hora, y los últimos tres minutos de partido de añadido acabaron siendo una eternidad para los azulgrana.

El mejor del partido fue el portero del Dinamo de Kiev, Ruslan Neshcheret, que detuvo una gran cantidad de balones como las de Ansu Fati y Pedri al final de los primeros cuarenta y cinco minutos o la de Messi con una buena estirada. Además, adivinó el lado del lanzamiento desde los once metros a pesar de no poder pararlo.Por lo tanto, además por ser el tercer portero del equipo con 18 años y debutar en Champions en el Camp Nou tras los casos positivos de sus compañeros, él es el MVP del partido. Destacar también el papel fundamental del otro portero, ter Stegen, que sostuvo al Barcelona al igual que el ucraniano al Dinamo. De no haber sido por ellos el partido hubiese acabado con más de cuatro goles para cada equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: