#UDLasPalmas || Opinión: Mel devuelve la ilusión al Gran Canaria

Tras la llegada de Pepe Mel el equipo canario parece que ha vuelto a encontrar la senda de la tranquilidad hoy en nuestra web repasaremos la llegada de Pepe Mel.

La Unión Deportiva Las Palmas estaba pasando unos malos años, desde la época de Quique Setién no levantaba cabeza. Las cosas no se hacían bien, se descendió a Segunda División y las cosas seguían empeorando. Cada vez los objetivos eran menos y menos ambiciosos hasta acabar luchando por la permanencia.

Imagen de los jugadores tras confirmarse su descenso a la segunda división

En apenas 3 años pasaron infinidad de entrenadores por el club amarillo, pero ninguno conseguía construir un equipo que lograra los objetivos de la Unión Deportiva Las Palmas. Proyectos que no ilusionaban, una afición que no confiaba en el equipo, protestas dentro, y fuera del estadio pidiendo la dimisión de una directiva que llevaba varios años sin encontrar la solución al mal momento del club. El 4 de marzo de 2019, la directiva decidió destituir al técnico que logró el ascenso con la Unión Deportiva en 2015, Paco Herrera, para traer a Pepe Mel. Ex entrenador de varios equipos como CD Tenerife, Getafe, Alavés, Rayo Vallecano o Real Betis entre otros. Un buen entrenador que desde mí punto de vista, pensé que acabaría igual que todos los anteriores ya que los problemas que había no se solucionaban solo con un cambio de entrenador.

Pepe Mel durante un partido con la UD Las Palmas

Consiguió acabar la temporada en media tabla logrando la salvación holgadamente. En la siguiente temporada, la 2019/20, la directiva de Las Palmas consiguió obtener la cesión de Viera durante medio año, el cual Pepe Mel utilizó junto a Pedri, para hacer una primera vuelta donde se podía pensar en algo más que la salvación, pero a partir de enero, después de la marcha de Viera, volvió la misma dinámica de años anteriores, encadenando una racha de hasta 13 partidos sin obtener la victoria que acercaban al equipo a los puestos de descenso. No fue hasta después del parón por el famoso Covid-19, que la UD Las Palmas logró su primera victoria en el año 2020, y partir de ahí, comenzó a jugar a un fútbol muy diferente al de antes de marzo, un equipo al que le salía casi todo y donde los resultados iban llegando solos. Se llegó a soñar con unos Play Off, pero fue muy difícil remontar la mala racha de principios de año y finalmente quedaron a tan solo 4 puntos del sexto puesto.

Despedida de Jonathan Viera tras su último partido

Acabó la temporada y uno de los objetivos de la directiva era renovar al técnico madrileño. La operación no fue fácil, tardó en llegar su firma después de un culebrón donde se llegó a pensar que estaba más fuera que dentro, finalmente renovó, pero con sus condiciones. La Unión Deportiva Las Palmas cambió por completo el equipo, formando una plantilla joven, con fichajes gratis y la mayoría en propiedad, tirando de cantera y desprendiéndose de jugadores con altas fichas. Hubo movimientos hasta la última fecha del mercado, pero finalmente el míster se dió por satisfecho con su plantilla, una plantilla organizada por él, donde juega el que se lo gana durante la semana y la cual tiene claro a lo que juega. Esta actual temporada ha conseguido devolver la ilusión a la isla, obteniendo por fin esa relación entre afición y equipo a pesar de no poder ir al estadio, que desde hace tiempo se había perdido en gran parte.

Pepe Mel durante una rueda de prensa

Mel está consiguiendo que todos los jugadores puedan estar perfectamente en el once inicial, sacando lo mejor de muchos jugadores como Sergio Araújo y formando un equipo que le puede plantar cara a cualquier otro en esta categoría. A pesar de que el presidente dijo que el objetivo de este año sería la permanencia, yo creo que si se sigue con este juego y las lesiones les respetan, esta temporada se puede aspirar a algo más, o mínimo, luchar por ello hasta las últimas jornadas.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: