#RealMadrid || Opinión: Todo es cuestión de ponerle ganas

El Madrid ha vencido esta tarde por 1-3 al FC Barcelona en “El Clásico” después de dos duras derrotas frente a Cádiz en liga y Shaktar en Champions. ¿Qué es lo que falló en aquellos partidos que no ha fallado hoy? La actitud.

No se sale igual de motivado frente al Cádiz que frente al Barça, eso lo sabe cualquiera. Un gol en un partido de tal calibre universal como es “El Clásico” tiene mil veces más repercusión que uno que consiga los tres puntos contra un recién ascendido. Esto es algo que le ocurre a todos los jugadores y equipos del mundo una vez se ponen esas medias y saltan al campo. Pero el mayor problema no es el rival o la trascendencia del encuentro, sino la imagen que se da una vez dentro del terreno de juego. La concentración y ganas que se ponen sobre el césped en aquellos partidos “que no importan tanto”. Ese es el mayor problema del Madrid y siempre lo ha sido.

Cristiano con la camiseta del Madrid enfadado tras fallar una ocasión

No me gustaría ser el típico madridista, digamos rancio, que vive aún en la época grandiosa del Cristiano goleador y balón de oro al que todo el mundo quería y nunca fallaba (que lo hacía como todos y el Bernabéu le ha pitado alguna vez), pero tengo que recurrir al ejemplo del portugués para ilustar mi hipótesis. Cuándo el Madrid ganaba 3-0 contra el Eibar, por ejemplo, y no había metido gol Cristiano, ¿qué hacía el portugués? A todos se nos viene instantaneámente a la cabeza la imagen de CR7 cabreado porque el Madrid ganaba por tres goles y él no había metido ningún gol. Esa garra, ese espíritu goleador, ese vulgarmente “ponerle huevos”, es lo que le falta al Madrid este año. Es más que evidente.

Una vez comprendida mi idea pongámosla en contexto. Real Madrid – Cádiz. La imagen del equipo (practicamente el mismo excepto por dos cambios), fue desastrosa. El Cádiz fue un equipo muy duro en defensa que supo aprovechar la contra y encontrar los espacios, y el Madrid se dedicó a jugar al “balonmano”, entiéndanme aquellos que no sepan de este deporte. En balonmano el equipo que ataca tiene una cantidad de tiempo (determinada por los árbitros), para meter gol. El equipo que defiende se sitúa al borde del área para blocar aquellos disparos de los atacantes. ¿Qué hace mientras tanto el equipo atacante? Pasarse el balón buscando el hueco en esa defensa que está apiñada en el borde del área. ¿Les resulta familiar verdad? Pues el Madrid fue justo eso, un interminable ataque tras ataque de balonmano sin disparar para probar al portero. Ramos estaba esta vez, no cómo contra el Shaktar, pero hizo un partido horrible con Varane. Y ahora en Champions le tocaba hacer a Varane de Ramos…

Varane, Militao y Marcelo durante el partido en Champions frente al Shaktar

Que suene el himno y vuelen las estrellas. Debut en Champions frente al Shaktar. No estaba Ramos (y cuándo no está se nota, y mucho para qué mentirnos), y eran titulares Militao y Varane que, desde mi más profunda admiración y sin intención alguna de faltarles al respeto, son dos “ositos de peluche”. Dejenme explicarles mi apreciación despectiva antes de que me llamen mal madridista y me pongan de asqueroso para arriba. Tanto el francés como el brasileño cumplen el rol de central de apoyo a uno dominante o líder, al que no les gusta el contacto físico ni ser agresivos porque ya lo hace el “jefe de la defensa”. Y sí, es triste de ver esto para aquellos que amaban el fútbol ya por los 70, 80 y 90, pero al defensa de ahora no le gusta meter “palos”, y se echa las manos a la cabeza Vinnie Jones igual que usted señor lector (siéntase orgulloso si tiene menos de 40 años y entendió esta referencia). Pero Militao y Varane son justo así, y como así son, así llovieron los goles del Shaktar. En fin, defensas poco agresivos, Marcelo por la banda, y jugadores con poca actitud en general contra un rival que no “mola”, 3-2 en un partido asequible. ¿Se va pillando ya lo de la falta de actitud?

Repasamos el antes, llegamos al día de hoy. Había muchos que dudaban del Madrid, demasiados para mi gusto, pero también era comprensible por los resultados. Yo tampoco, tampoco quiero ir de entendido diciendo que sabía lo que iba a pasar, pero desde un primer momento me imaginaba que esto no iba a ser como en los otros dos partidos. Contra el Barça siempre se pone actitud, ganas y “huevos” (Por favor, esto es un Clásico solo faltaba), y eso es justo lo que ha pasado hoy. La actitud que no se puso en los otros dos partidos se ha puesto contra los de Koeman. Y reitero que se debe de tener más respeto a este Madrid a pesar de sus resultados, el mismo equipo que al año pasado le ganó la liga a este mismo Barça, ¿qué iba a perder? ¿4-0, 5-0, 8-2…? Por favor, queda más que evidente que todo es cuestión de ponerle ganas.

Ramos levantando el título de la liga de la temporada 2019/2020

Si el Madrid quiere ganar esta liga deberá jugar con la misma actitud, motivación y ganas que esta tarde en el Camp Nou. Es normal no estar tan motivado contra el Cádiz que en un Clásico, pero contra equipos como el Cádiz es dónde se ganan las ligas.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: