#RealZaragoza || El ‘terremoto Pep’ irrumpe con fuerza en La Romareda

Pep Chavarría durante un entreno con el equipo. Foto: Real Zaragoza

Corría el mes de febrero cuándo salió a la luz que Pep Chavarría (1998, Figueras) firmaría por el Real Zaragoza su primer contrato profesional al terminar la temporada. Por aquellas fechas, ni el coronavirus acechaba todavía en nuestras vidas de forma directa. Sin embargo, Lalo Arantegui ya tenía atada la incorporación del joven y profundo lateral zurdo. Hasta el momento, militaba en el UD Olot, en el grupo III de la 2B española. Arantegui convenció a Chavarría adelantándose a rivales de entidad, y con mayor fuerza económica, como fue el caso del filial del FC Barcelona.  

Hoy en día, Chavarría se ha convertido en una de las grandes sensaciones del inicio de la temporada en la capital aragonesa. Desde las primeras jornadas, el defensor catalán se ha revelado como uno de los hombres más importantes en el juego del Pipo Baraja.

Para entender este factor, debemos tener en cuenta que el sistema utilizado por el técnico vallisoletano le viene como anillo al dedo: Un 4-4-2 con doble lateral en su banda izquierda, lo que multiplica la capacidad de brillar del jugador. No obstante… ¿cuál es la función que desempeña Chavarría dentro del terreno de juego y cuáles son sus fortalezas y sus carencias?

Pep es un carrilero al uso, con un recorrido sobre la banda prácticamente total. Tiene un motor incombustible, y es un cañón en ataque. Todo ello pese a no contar con una gran altura (174cm). Además, también tiene facilidad para el desborde en zonas de ¾ y también muestra capacidad y desparpajo a la hora de centrar al área.

Eso sí, en el aspecto defensivo sufre algo más, y quizás sea el lugar dónde más margen de mejora tenga todavía. En estos primeros partidos se ha visto reflejado en más de una ocasión como el joven lateral de Figueras perdía la espalda ante los atacantes rivales. Por ello, uno de los centrales zaragocistas debía caer a banda a cubrir el espacio perdido por Chavarría, lo que descompensaba la línea defensiva, y hacía perder facultades a la misma.

A pesar de estas limitaciones, por el momento, sus virtudes están goleando a sus defectos. No podemos olvidar que Pep está dando sus primeros coletazos en el fútbol profesional y que todavía tiene 22 años. El margen de mejora es muy grande, y se postula como un gran lateral de futuro.  Además, como ya se nombraba antes, el actual sistema por el que está apostando el Pipo Baraja le favorece mucho. La explicación es sencilla: un doble lateral en la izquierda, formado por Carlos Nieto y él mismo, le deja una mayor libertad en ataque y una menor responsabilidad defensiva. Ahí es donde mejor rinde y dónde más ha brillado el ex del Olot.

Sin embargo, aquí se abre otro frente. Y es que este doble lateral, que no exige tanto a nivel defensivo a Chavarría, necesita de la total seguridad en la zaga por parte de Carlos Nieto. Un Nieto que al igual que todo el Real Zaragoza, no terminó bien el final de la pasada temporada. Tampoco ha recuperado el nivel en este inicio de campaña. Sin ir más lejos, fue expulsado en la primera jornada liguera frente a Las Palmas.

ALGUNOS DATOS SOBRE EL INICIO DE CHAVARRÍA

Hasta el momento Pep Chavarría ha disputado 279’ oficiales en 4 partidos con la camiseta blanquilla. Esto le ha servido para convencer a Baraja y a la mayoría de la afición zaragocista. El mal momento de Nieto también ha contribuido a ello.

Si analizamos los partidos jugados por el de Figueras, podemos ver que solamente en el último ante el Málaga no partió de inicio, y también fue el único que el Zaragoza terminó perdiendo. Quizás es una mera casualidad o un espejismo, pero lo cierto es que, con su entrada en el minuto 80’, el equipo mejoró. En los otros encuentros, frente a Las Palmas, Alcorcón y Albacete, Chavarría jugó todos los minutos y el equipo terminó sumando en todos los partidos. Por último, recordar que, en el primero frente a Las Palmas, Chavarría jugó como doble lateral por delante de Nieto. En el siguiente partido vio retrasada su posición por la sanción a Nieto y aquí el equipo ya sufrió más defensivamente. Mantuvo la posición de lateral izquierdo frente al Albacete pero las sensaciones fueron similares pese a mantener la portería a 0.

Como conclusión, es certero definir a Chavarría como un lateral muy largo, con mayores virtudes ofensivas que defensivas – al menos por el momento-, y, sobre todo, con gran capacidad de mejora en labores defensivas. No obstante, el joven carrilero presenta un futuro prometedor para los próximos años. Todo ello, debemos entenderlo partiendo desde la cautela de que todavía lleva simplemente un puñado de partidos en el fútbol profesional, y teniendo en cuenta que Chavarría es una pieza importante para el Pipo al igual que el sistema de Baraja lo es para Chavarría. Ambas han contribuido a la gran irrupción del ‘terremoto Pep’.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: