#RealMadrid || Opinión: Ganar como obligación

Con las malas sensaciones del partido ante el Cádiz aún coleando en el madridismo, el club blanco tiene una gran oportunidad este miércoles en Champions para demostrar porque es el rey de Europa. Bien es cierto que es el primer compromiso de fase de grupos, pero cada partido es importante de cara a una hipotética clasificación a la siguiente ronda. Tras caer dos años seguidos en octavos, el Madrid no puede permitirse volver a repetir otro año más. La pregunta del millón es: ¿conseguirá ganar sin sufrir o podrá el Shakhtar dar la sorpresa en Valdebebas?

El Madrid debuta con la obligación no solo de ganar, si no también de convencer con un buen juego a su afición de que el partido del otro día fue un accidente y de que no se volverá a producir en los próximos compromisos. Zidane ya ha puesto las pilas en el vestuario a una plantilla que necesita jugar con más ganas, más actitud y más compromiso que el exhibido el sábado si quiere luchar por todos los títulos esta temporada. Pero si hay algún equipo que puede resurgir de sus cenizas como si nada, es el Real Madrid. La calidad de sus futbolistas es indudable, pero tienen que demostrarla.

Es hora de que jugadores de la talla de Benzema, Vinicius y Asensio, den un paso al frente y se echen el equipo a la espalda. En buena medida, la mayoría de los goles deben venir de sus botas. Benzema lleva solo un gol en cinco encuentros de liga, y se espera mucho más de él tras una espectacular temporada pasada. El quinto máximo goleador de la Champions buscará seguir ampliando su registro anotador. Vinicius con dos goles en competición doméstica, está a un solo gol de igualar su registro la temporada pasada, con 25 partidos menos disputados. En él están depositadas las esperanzas de los madridistas en el futuro, junto con la deseada incorporación de Mbappé que tendrá que esperar.

Una victoria contra el Shakhtar es vital para que no aparezcan viejos fantasmas del pasado más reciente. Sin ir más lejos, el año anterior. En un grupo en el que teóricamente es favorito, no puede permitirse clasificarse como segundo de grupo. Por no hablar de caer a primeras de cambio, algo muy improbable. Al Madrid le paso factura quedar segundo en la pasada edición por detrás del PSG, deparándole el destino un cruce con el Manchester City que mandó a casa antes de lo previsto al equipo blanco.

Para completar una semana frenética, el Madrid se encuentra con el clásico a la vuelta de la esquina, y sendas victorias para los pupilos de Zidane cargarían al equipo de la moral necesaria para afrontar los meses venideros . Los jugadores son conscientes de ello y estoy seguro de que darán la talla. Si lo conseguirán o no, estamos a un paso de descubrirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: