#AthleticClub || Opinión: Este es el camino, Gaizka

Ganar en San Mamés frente al Levante no era una necesidad ni una obligación. Era imprescindible. Lo era, al menos, para Gaizka Garitano, que ha sido muy cuestionado últimamente por la mala imagen que ha dado el Athletic desde el inicio del campeonato, cosechando tres derrotas en cuatro partidos y mostrando un juego monótono, aburrido y sin ideas. La victoria de este mediodía no solo ha mejorado la imagen del equipo, sino que también ha acabado con la racha de derrotas en San Mamés, ya que los rojiblancos llevaban sin vencer en su campo desde junio.

Otro gallo ha cantado con la incorporación de Berenguer en el once, que ha cuajado un gran partido: suelto, atrevido, dinámico, escondiendo bien el balón y sobre todo, encarando a puerta siempre que tenía la oportunidad. A esto hay que sumarle el gol que ha anotado, que pudieron ser dos de no ser por el VAR. El ex del Torino ha dejado buenas sensaciones en su estreno con la zamarra rojiblanca y ha mejorado la imagen del Athletic, que necesitaba un jugador creador, con ideas.

Además del nuevo fichaje, Unai López ha sido otro de los leones que también ha brillado. Buena salida de balón, buena visión de pase, detalles técnicos y calidad. El guipuzcoano ha aportado mucho, tanto a nivel defensivo como a nivel ofensivo, con grandes pases buscando la carrera de Williams a la espalda de los centrales. Una mente brillante que ha demostrado una vez más lo que es capaz de aportar.

Imagen
Anuncios

Zanjaba el partido Iñaki Williams. Ataba el resultado para que no se lo llevara nadie. Una pantera que ya ruge como león otra vez, que volvió a demostrar el olfato goleador. Tan solo había que darle tiempo. El bilbaíno volvió a encontrarse con el gol desde el 8 de marzo y además fue el mejor del partido. Volvió a rendir a gran nivel, intentando aprovechar su velocidad, buscando los desmarques… Este Iñaki sí ilusiona.

Es pronto para hablar, y es pronto para relajarse. Todavía queda mucho trabajo que hacer y muchos errores que pulir, pero este era el primer paso. Si el Athletic quiere conseguir sus objetivos europeos debe dejar de lado la famosa irregularidad que le lleva persiguiendo años, y que le ha costado en muchas ocasiones la clasificación a Europa.

No caben excusas. La afición está cansada de la inestabilidad y de un horroroso estilo de juego que nos había llevado a la parte baja de la clasificación. No hacía falta cambiar de entrenador, lo que fallaba era la táctica. Echábamos de menos las victorias, ahora lo que necesitamos es ser algo más estables. Pero tiempo al tiempo, que hoy por fin hay algo de lo que ilusionarse. Este es el camino, Gaizka. Goazen.

Anuncios

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: