#SelecciónEspañola || El “fetiche” de la Roja

Sergio Ramos se ha convertido en una de las claves de esta nueva Selección Española de fútbol dirigida por Luis Enrique. Con el encuentro disputado ayer en el Alfredo di Stefano, el defensa central del Real Madrid ha alcanzado los 174 partidos con la absoluta y está al borde de superar otro récord mundial del fútbol internacional.

Sergio Ramos celebrando un gol en uno de los partidos clasificatorios para la Eurocopa de 2021. Fuente: Última Hora

No es para menos: Sergio Ramos es uno de los intocables tanto para Luis Enrique como para Zidane. Su función defensiva es esencial para lograr dejar la portería a cero en la mayoría de los partidos: en este “nuevo” arranque de la temporada 2020/21 ha conseguido 3/4 porterías imbatidas con ambos conjuntos, cifras que califican al “capitán” como un auténtico defensa. De esta manera, el merengue puede presumir de ser uno de los mejores centrales que existen en la actualidad, ofreciendo a la afición numerosas actuaciones y partidos que evidencian su posición en el mundo del fútbol. Además, últimamente se ha convertido en todo un brazalete de nuestra selección. Desde la llegada de Luis Enrique al banquillo de la roja, este ha depositado toda su confianza en el defensa del Real Madrid y reconoce que Ramos es la “columna vertebral” ya no solo de la actual, sino también de la futura Selección Española que está por llegar. Luis Enrique se apoya en el capitán y viceversa: una cuestión de profesionalidad y de entendimiento mutuo que puede llevar de nuevo a España a lo más alto del fútbol mundial.

Anuncios

Porque siempre se ha dicho que lo más eficaz del fútbol es la química entre la plantilla, una química que comienza a emerger en nuestra selección y cuyo núcleo se dispone en la defensa. Por si fuera poco, los números hablan por sí solos. Sergio Ramos está a tan solo 10 partidos de convertirse en el jugador con más internacionalidades de la historia del fútbol. Ya logró ser el jugador español con más partidos con “la roja”, dejando atrás a Iker Casillas y sus 167 encuentros, y en la acutalidad solo tres jugadores han disputado más de 174 partidos con su selección absoluta a lo largo de la historia: Gianluigi Buffon (Italia, 176), Claudio Sánchez (México, 177) y Ahmed Hassan (Egipto), líder en solitario en el ranking con más partidos de selección jugados (184 encuentros). Pero no solo sabe batir récords: Sergio Ramos también demuestra porqué es considerado como uno de los mejores centrales del mercado actual y de la historia. A sus 34 años, el de Camas sigue deleitándonos con su juego y su experiencia en el campo, superficie donde nos ha hecho dudar a veces sobre su verdadera posición. El capitán de la roja suma 23 tantos en todos sus 174 partidos y solo Fernando Hierro consigue superarle, recibiendo el reconocimiento del defensa español con más goles en partidos internacionales (29), cifra que, de seguir así, no sería sorprendente que fuera derrumbada. Porque este no ve el final de su carrera deportiva: Sergio Ramos lleva más de 15 años comprometido con la selección española y los rivales aún temen de enfrentarse a él en el campo de batalla.

Sergio Ramos manejando la pelota en uno de los encuentros de la Selección Española. Fuente: Managing Madrid

Está claro que Sergio Ramos es imprescindible para nuestra selección y que será muy difícil encontrar un sustituto que acapare tantos puntos fuertes como el número 15. Sueña con ser olímpico en Tokyo 2021 y liderar a España en lo que sería su cuarta Eurocopa disputada (de las que se ha alzado con dos), la Eurocopa de Europa de 2021; y su quinto Mundial de Fútbol: el de Qatar 2022. De ser así, y aprovecho para resaltar que ningún entrenador duda del valor y de la entrega que Ramos puede llegar a ofrecernos, el defensa alcanzaría de seguro los 200 partidos y llegaría a colgar las botas en la cúspide del fútbol mundial. De momento, podemos seguir disfrutando de él y de lo que este nos llega a ofrecer en cada uno de los encuentros de los que podemos ser partícipes. El último detalle lo encontramos en el partido del sábado ante Suiza, cuando Ruben Vargas (extremo izquierdo de la selección suiza y del FC Augsburgo alemán) intentó colarse en el área defendido por la roja. Entonces se topó con el de siempre: un imperioso Sergio Ramos que bloqueó con el talón la ofensiva suiza y consiguió neutralizar un ataque peligroso para David De Gea: toda una jugada de maestría y solidez que pudo acabar perfectamente en penalti de no ser efectuada a la perfección. Después del partido, el defensa español presumió en redes de pulso, eficacia y defensa, tres cualidades que podrían definirle a la perfección. Gracias a detalles como este, España acabó ganando el encuentro (1-0) y sumando tres puntos más a su marcador de la Liga de las Naciones de la UEFA, tres puntos más para una roja liderada por Sergio Ramos.

Sergio Ramos bloqueando el ataque de Ruben Vargas en el partido del sábado contra Suiza. Fuente: futbolkalesi
Anuncios

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: