#THFC || Así ha sido el mercado de fichajes para el Tottenham

Con la crisis sanitaria el mercado de fichajes no ha podido ser más atípico pero la Premier ha superado las expectativas firmando a grandes jugadores con traspasos a la altura de una de las mejores ligas del mundo. A pesar de las advertencias, el Tottenham ha sacado partido al mercado y este es su analisis.

Tanto José Mourinho como Daniel Levy advirtieron antes de la apertura del mercado que no se iban a hacer grandes desembolsos sino que se mantendrá el bloque que había y se ficharía lo más indispensable, no sólo por la situación global actual sino también debido a la deuda que tiene el Tottenham por la construcción del nuevo estadio. 

Un fichaje que se hizo fuera de mercado fue el de Giovani Lo Celso tras un año de cesión, el argentino es uno de los pilares del centro del campo spur, su traspaso se ha tasado en 32 millones de euros. 

Las dos primeras salidas que se confirmaron fueron las de Michael Vörm y Jan Vertonghen, el segundo tras 8 años en Londres y siendo uno de los jugadores más importantes de la era Pochettino. Ambos veteranos del equipo finalizaron contrato el 30 de junio pero extendieron su vinculación con la entidad hasta el final de la temporada. El mismo día en el que se hicieron oficiales las salidas de los belgas, Eric Dier renovó con el Tottenham hasta 

El primero en llegar fue Pierre-Emile Hojbjerg, 16 millones de euros más Walker-Pieters fue su precio. Un jugador que ya se ha convertido en indiscutible para Mourinho, ya lo considera uno de sus soldados y no ha descansado ni en los partidos de previa de Europa League. El danés se ha asentado perfectamente en el Tottenham, no va a tener la misma exigencia que tenía en el Southampton en el que era de los mejores jugadores y además capitán de los Saints hasta que Hasenhüttl le quitó el brazalete.

Joe Hart fue la segunda incorporación en una operación imprevisible y bastante fugaz. El internacional inglés llegó a los Spurs procedente del Burnley (aunque era agente libre) para ser tercer portero e incluso disputarle el puesto a Paulo Gazzaniga ya que Hugo Lloris es el titular claro aunque en el club se espera que el argentino de un paso adelante. Hart ya ha debutado con los Spurs en la previa de Europa League donde ha jugado los dos primeros encuentros. Una vez renovado, Oliver Skipp se marchó cedido al Norwich City a petición de Mourinho. 

Matt Doherty llegó procedente de los Wolves a cambio de 16 millones para reforzar el lateral derecho, posición que se había visto de lo más mermada debido a la pobre temporada de Serge Aurier, el francés estuvo hasta el último momento en el alambre debido al interés de Milan. Doherty es un caso similar al de Hojbjerg, ya se ha hecho con el puesto y es del gusto de José Mourinho, ha dado un rendimiento inmediato adjudicándose la titularidad salvo en la goleada por 1-6 contra el Manchester United. 

Cuando parecía que el Tottenham no ficharía más, el 20 de septiembre cayó una doble bomba en el mercado con las incorporaciones de Sergo Reguilón y de Gareth Bale, el hijo pródigo. Reguilón llegó del Real Madrid por 30 millones de euros para ocupar la banda izquierda a pesar de que Ben Davies es un soldado de Mou, su debut a pesar de no ser el más soñado, tuvo un papel importante en el histórico partido de Old Trafford

La bomba del mercado fue el retorno de Gareth Bale al Tottenham en calidad de cedido tras 7 años en el Real Madrid y unos cuantos títulos bajo la manga. La vuelta del galés sería todavía más sorprendente ya que portará el número 9 y previsiblemente va a ser suplente de Kane si las lesiones se lo permiten ya que de momento no ha debutado con su nuevo club tras confirmarse que tenía dolencias en su tobillo derecho, ese que le ha dado tanto problemas en su etapa en el Real Madrid. Su vuelta se celebró como un titular ya que se fue como un hombre y vuelve como una leyenda al Tottenham donde parece que ha recuperado la sonrisa. 

Los últimos días de mercado en las oficinas del Tottenham Stadium no fueron especialmente frenéticos pero sí que se cerraron varios tratos. Juan Foyth se marchó cedido al Villarreal por 2 temporadas para ganarse esos minutos que con Mourinho no tenia y por otro lado, Carlos Vinicius llegó cedido del Benfica. El fichaje del brasileño despertó el entusiasmo de la afición debido a sus números en la Liga NOS donde anotó 18 goles la temporada pasada con lo que el técnico luso ya tiene el recambio de Kane que necesitaba y el Tottenham volvió a tener un delantero suplente, hecho que no se daba desde que Fernando Llorente metió a los Spurs en una final de la Champions.

Ryan Sessegnon salía decido a la Bundesliga para jugar en el Hoffenheim y seguir rondándose en una de las máximas categorías del futbol europeo. Por último, Joe Rodon podría llegar al Tottenham en los próximos días ya que el mercado entre divisiones no cierra hasta el 16 de octubre.

A pesar de que tanto Mourinho como Levy nos advirtieron que el verano iba a ser placentero, sin grandes desfalcos, parece ser que se han dado cuenta que para recuperar la gloria perdida y volver a la Champions era necesario un esfuerzo económico para subsanar las lagunas que tenía el equipo la temporada pasada. De momento, parece que el Tottenham ha recuperado el rumbo y los jugadores han entendido el modelo de juego de José Mourinho. Si los fichajes han funcionado o no, ya se encargará el tiempo y los dioses del fútbol de juzgarlos hasta entonces disfrutemos de una de las mejores temporadas de la Premier League de los últimos años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *