#LFC || Análisis: ¿Qué le pasó al Liverpool?

El Liverpool perdió el Domingo frente al Aston Villa por 7-2 en Villa Park, sufriendo una de las mayores humillaciones que se recuerdan en la historia de la Premier y en la del club. Hoy analizamos qué le pasó al vigente campeón de la Premier League.

Una consecución de errores o coincidencias, desbarajustes defensivos y cantadas de Adrián. Una dejadez y un sacudirse por el campo que dejan en ridículo a un escudo y una afición. Un llegar tarde a cada desmarque, cada cobertura y cada balón. La derrota del Liverpool no solo fueron 3 puntos que no se consiguieron, sino un punto de reflexión para el Liverpool campeón de Klopp.

DEFENDER TERMINA CON ‘R’ DE ‘RED’

El Liverpool nunca fue un equipo que defendió bien hasta la llegada de Van Dijk. Sin él, eran un club que encajaba de todo y de todos tanto en Premier como en Europa. Los ‘Reds’ llegaron a perder una final de la Champions por los errores de su portero. Todo hasta que les ganó una Alisson bajo los tres palos. Klopp pudo con todos estos problemas defensivos a base de billetes trayendo al neerlandés y a Alisson de portero. Pero el Domingo volvió a pasar lo mismo que antes de los buenos momentos.

ADRIÁN NO ES KARIUS, PERO VAYA CANTADA (1º GOL)

La baja de Alisson por una lesión el hombro tras un encontronazo en un entramiento dejaba a Klopp con la opción Adrián en el once contra el Villa. Hasta ahí todo bien. Adrián no era Karius, había hecho ganar una Supercopa de Europa al Liverpool y cumplía cuándo se le necesitaba. ¿Alguna cantada? Alguna que otra sin mayor importancia, hasta los más grandes las hacen. Entonces, ¿qué se le pasó por la cabeza al sevillano en aquel pase que puso el 0-1?

Captura del fallo de Adrián en el primer gol del Aston Villa. Fuente: DAZN

Pues muy simple, pase bajo presión a un defensa con un delantero ejerciendo molestia a su espalda, por un guardameta que no es muy bueno con los pies. Comprensible, toca tragar. Mala suerte para empezar.

ALEXANDER-ARNOLD, A VERLAS VENIR (2º y 7º GOL)

Alexander-Arnold, que viene a ser un Marcelo joven en defensa (con todos los respetos al propio jugador, sus fans y los del Madrid), dejó entrar por su banda cada incursión del extremo izquierdo del Villa. TAA (acrónimo de Trent Alexander-Arnold), es un jugador muy bueno ofensivamente pero con muchas carencias atrás. Más carrilero que lateral no puede permitir, aún así, que a cada jugada en la que hay que defender tenga que salir un poco acertado Joe Gomez a hacer la cobertura dejando a Van Dijk cubriendo el puesto de dos centrales. Lo que se traduce en, muchos espacios atrás para los delanteros.

Trent Alexander-Arnold caído en el suelo durante un entrenamiento. Fuente: Liverpool FC

Esto lo podemos ver también el último gol del Aston Villa, dónde TAA no es capaz de interceptar un balón por su banda derecha debido a su mala posición (este fallo es más posicional que otra cosa), que acaba con un mano a mano de Grealish frente a Adrián. Algunos lo achacarán a la mala suerte, pero lo normal sería criticar a TAA en el apartado técnico porque lo que pasa en este gol es muy simple: él no es capaz de ver que hay un posible pase al hueco, porque está mal colocado y a su derecha hay un jugador con toda la banda libre, por lo que él tiene más la culpa del gol que el portero que tiene que hacer lo imposible en uno contra uno. Algo imperdonable para un lateral profesional de su calibre.

UNA COSA ES MALA SUERTE Y LUEGO PERMITIR ESE GOL (4º GOL)

El cuarto vino de un balón parado en el que el Aston Villa ejecuta bien una jugada de estrategia marcando gol. ¿Entonces cuál es el problema? La pasividad de la defensa que tras haber encajado tres goles está más pendiente de forzar el fuera de juego, quedándose parada totalmente para mirar al línier o esperar el pitido del árbitro, y medio segundo después empieza a correr para evitar lo inevitable. 3 posibles rematadores y solo Firmino (sí Firmino) y Robertson para cubrirles, ¿Gomez y Van Dijk? Medio metro detrás.

En el Minuto 1:07 se muestra el gol analizado. Aston Villa FC en YouTube

Esto es algo, que obviamente no se puede dar en un club que es el vigente campeón de la Premier League y menos en el Liverpool. Una jugada comparable al famoso córner de Alexander-Arnold y Origi contra el Barça. A ver quién gana a quedarse más dormido en un balón parado de los dos. Posiblemente los culés, que lo llevan al extremo (sin intención de ofender a todos los fans de este club por supuesto). Dejándonos de comparaciones, lo importante es que la falta de comunicación y el fallo queda muy patente con sólo ver las imágenes. Cualquiera aguanta la charla que les habrá echado Klopp.

CUANDO TODOS LOS REBOTES ENTRAN…

Poco más puedes hacer. El tercer, quinto y sexto gol fueron todos iguales. Un disparo cerca de la frontal que rebota en un jugador del Liverpool y entra en la portería sin nada que pueda hacer Adrián. Antes del gol que pondría el 3-1, teníamos un 2-0 en contra por dos errores atrás del Liverpool (la cantada de Adrián y el fallo de Arnold). Así que el cuento de la mala suerte no es extrapolable a la realidad de este partido, aunque claro que la hubo y por eso acabamos de hablar de ella.

Salah, con la mirada perdida tras encajar un gol del Aston Villa. CATHERINE IVILL (DPA)

CONCLUSIÓN

Este partido ha mostrado todas las vergüenzas del Liverpool atrás de manera simultánea con un telón escándaloso de fondo. Todo acerca de lo que hemos hablado le lleva ocurriendo a los ‘Reds’ durante mucho tiempo, pero se ha hecho aún más patentes tras la derrota que sufrieron en Champions ante el Atleti. Sin embargo, el abultado resultado es un hipérbole de continuos rebotes y golpes de suerte para el Villa, que fue el claro merecedor del encuentro.

Quitando los 3 goles desafortunados que encaja el Liverpool nos queda un 4-2. Un resultado que, aún así, deja en ridículo a los de Klopp. La cantada de Adrián también podemos quitarla cuándo vuelva Alisson dentro de 4 semanas. Vale, es comprensible. Esto de ir quitando goles no me parece bien pero de acuerdo. Nos queda un 3-2, y sigue el Liverpool perdiendo con dos fallos de Alexander-Arnold y uno global de todo el equipo en un balón parado. Este partido no fue mala suerte. Obviando que había bajas, las victorias del Liverpool engañan igual que los 7 tantos del Villa. Es evidente que algo pasa con la defensa del Liverpool y el Domingo quedó bien claro. Van Dijk está bajo de forma y no puede pararlo todo cómo antes lo hacía, TAA no baja a ayudar a sus compañeros, Joe Gomez se encuentra en el peor nivel de su carrera y Robertson no puede defender lo de 4 al igual que el neerlandés. Está claro que algo tiene que cambiar, porque lo que le dió la liga al Liverpool el año pasado, se lo va a quitar esta temporada.

Liverpool’s Egyptian midfielder Mohamed Salah (2nd R) and teammates react to going 7-2 down during the English Premier League football match between Aston Villa and Liverpool at Villa Park in Birmingham, central England on October 4, 2020. – Aston Villa won the game 7-2. (Photo by Rui Vieira / POOL / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE. No use with unauthorized audio, video, data, fixture lists, club/league logos or ‘live’ services. Online in-match use limited to 120 images. An additional 40 images may be used in extra time. No video emulation. Social media in-match use limited to 120 images. An additional 40 images may be used in extra time. No use in betting publications, games or single club/league/player publications. /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: