#RayoMálaga || Crónica: Un buen Rayo se alía con la fortuna para golear al Málaga

Normalmente, cuando se da una goleada suele ser mérito del vencedor sumado a demérito del caído, pero cuando se cae con un gol de riguroso penalti, otro en propia y otros dos de jugadores nacidos en tu ciudad y que pasaron por tus filas, es cuando se queda el sabor amargo en la boca. Eso fue lo que le ocurrió al Málaga en el duelo perteneciente a la cuarta jornada de LaLiga Smartbank, a lo que se sumó un acertado Rayo Vallecano.

A los catorce minutos del pitido inicial de Arcediano Monescillo, José Pozo filtró un balón bombeado para que Isi Palazón, con previo control de cabeza, tirase un sombrero en el interior del área que impactó en el brazo de Ramón Enríquez -hecho aclarado tras cuatro minutos de revisión del VAR-.

Pateó el mismo Isi el penalti, y atinó. El 7 engañó a Dani Barrio para hacer el primero del encuentro, colocando la bola a su izquierda besando la red posteriormente.

No quedó ahí la fijación de la mala fortuna con los malacitanos, pues tres minutos más tarde, llegó el segundo tanto a Vallecas. Álvaro García trazó un centro cargado de peligro dirección José Ángel Pozo, pero Juande se interpuso en la trayectoria, aunque, a la hora de despejar, se equivoco al dirigir la bola, introduciéndola en su propia meta, dejando a Barrio con muy poco que hacer.

Desde entonces, los de verde y morado comenzaron a apretar algo más, llegando a acometer algún remate aislado, pero lejos de crear peligro.

Poco más sucedió entre el segundo gol rayista y el final de la primera mitad, marchándose ambos equipos al descanso con la sensación de resultado abultado para lo visto sobre el verde.

Pero si pareció abullonado, se encargaron los vallecanos de hacer justo el marcador, aumentándolo aún más en los segundos cuarenta y cinco minutos.

Yacine Qasmi y Jose Ángel Pozo perforaron la meta visitante, pero ambos en fuera de juego, por lo que ninguno subió al marcador, pero fue el mencionado -y malagueño- Pozo quien hizo el tercero del choque.

Un magnífico centro de Isi llegó a las botas del andaluz, que controló, orientó y definió en una baldosa en el interior del área malacitana para sentenciar el duelo.

Fue entonces cuando los costasoleños trataron de hacer el conocido como gol de la honra, teniendo el recién entrado Jozabed Sánchez una ocasión diáfana tras una preciosa jugada colectiva. El debutante Pablo Chavarría le recriminó no habérsela devuelto, pues se hallaba solo para empujarla y vio como el de Mairena del Alcor estuvo a punto de cantar su primer gol con su nueva camiseta.

Dani Barrio salvó a su equipo del cuarto sacando una milagrosa mano ante el remate de cabeza de Emiliano Velázquez que pudo haber impactado en el brazo de Orlando Sá.

La desgracia sureña no quedó finalizada hasta que Antoñín Cortés, perla de su cantera cedida al Rayo por parte del Granada, anotó en su debut en Vallecas, pidiendo perdón tras marcar un potente testarazo.

Fue entonces cuando concluyó el encuentro, teniendo ambos equipos la mente puesta en sus siguientes compromisos, curiosamente ambos ante los dos equipos canarios de la categoría.

El Rayo Vallecano se subirá al avión para viajar al feudo del CD Tenerife, donde jugarán el próximo sábado a las 18:30 (hora menos en la localidad isleña).

Por su parte, los malaguistas reciben a la UD Las Palmas el domingo de la semana que viene a las 16:00 horas en el Estadio de La Rosaleda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: