Cuando un club de una magnitud medianamente importante desciende de categoría, sus estrellas -salvo que se trate de un rara habis– suelen partir, generalmente a otra entidad del mismo país.

No ha ocurrido lo propio con Roberto Pereyra. Tras el descenso del Watford a Championship, el argentino ha abandonado la entidad que viste de amarillo y negro, pero no para quedarse en las fronteras británicas, sino que regresa a la que fue su casa durante tres años.

El Tucu Pereyra ha firmado un contrato que lo vincula con la entidad de Udine hasta junio del 2023, por lo que en principio volverá a permanecer en la escuadra italiana durante un trío de campañas, como ya hiciera desde 2011 hasta 2014.

Tras haber anotado cinco goles y dado una asistencia en treinta y dos choques ligueros, el hasta ahora indiscutible en las filas hornets dejará de vestir la zamarra que defendió hasta en 121 duelos, alcanzando una final de FA Cup a las órdenes de Javi Gracia.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: