Con la salida inminente de Pape Diamanka al Albacete y pendientes de la decisión de Àlex Granell sobre aceptar o no alguna oferta de Primera División, el Girona FC se plantea la cesión de Oriol Busquets para reforzar el medio del campo rojiblanco. De hecho, si se concretan estas dos salidas, el conjunto gironí se quedará con pocos efectivos en el centro del campo.

Oriol Busquets jugando con el Twente Holandés la temporada pasada.

Gerard Gumbau y Monchu serían los “indiscutibles” añadiendole el pivote del filial Ibra Kebé como refuerzo, pues la dirección deportiva trabaja para lograr la incorporación de Busquets, centrocampista de 21 años. La pasada temporada, el de Sant Feliu de Guixols, jugó cedido en el Twente holandés. Le contemplan un total de 23 partidos entre Liga y Copa Holandesa, además repartió una asistencia.

El futbolista catalán estudia las diferentes opciones que le han llegado, tanto la del Girona FC, como la del Valencia y también del extranjero. La del cuadro gironí es una opción real para el jugador aunque este, no descarta quedarse en el filial blaugrana esta temporada.

Anuncios

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: