#RealMadrid || BALE: LA SALIDA MÁS ESPERADA

Zinedine Zidane está de enhorabuena. El técnico blanco afrontará una nueva temporada a las órdenes del Real Madrid habiéndose quitado un problema de muchos “kilos” de encima, ya que el salario del galés no es precisamente de los más bajos de la plantilla. Y sí, era un secreto a voces que la relación entre Zizou y Gareth Bale no era la mejor. El técnico siempre ha defendido que cuenta con todos los jugadores de la plantilla durante la temporada, pero Bale llevaba ya tiempo sin ser ni siquiera la sombra del jugador que aterrizaba en la capital española para ayudar al Madrid a levantar su décima Champions League y dejar un gol para recordad en la final de la Copa del Rey, también conquistada, allá por el año 2014.

Anuncios

A partir de ahí, Bale ha combinado buenas actuaciones con largos tiempos de reposo a causa de sus innumerables lesiones. Todos recordaremos el doblete al Liverpool en la final de la Champions League del 2018, ¿no? Una temporada atípica para el galés, que fue perdiendo protagonismo en favor de Isco, a pesar de ser héroe en la final. A partir de ahí, y acusado de nuevo por las lesiones, Bale acostumbró a la parroquia madridista a imágenes en el banquillo, la grada o en un campo de Golf. Imágenes que no gustaban en club y que molestaban a Zidane, que cada vez parecía contar menos con uno de los componentes de la ya legendaria BBC.

Anuncios

Los problemas se le acumulaban a Gareth, pero no parecían inquietarle. Asensio, Lucas Vázquez y los jóvenes Rodrygo y Vinícius ya no eran una posible competencia. No lo eran porque Bale ya no aparecía ni en las quinielas de las alineaciones blancas, así que al club y al jugador no les quedó otra que empezar a entenderse. En el pasado mercado invernal, una oferta de la Super Liga China casi acaba con el galés en tierras asiáticas, pero algo debió torcerse en el último momento.

Anuncios

Ahora parece que tanto el Madrid como Bale van a poder volver a sonreír. Bale se marcha al lugar en el que se consagró como jugador, Londres, a jugar en el equipo que le catapultó al Real Madrid, el Tottenham. Mientras que Zidane se quita un gran problema en un vestuario que, a pesar de no haber podido reforzarse con estrellas de renombre este verano, parece contar única y exclusivamente con los hombres que el técnico quiere competir esta temporada.

Anuncios

En principio, y según los datos que se barajan, se ha acordado una cesión de una temporada, por lo que Bale volvería al club merengue la próxima temporada. Tendremos que esperar hasta entonces para ver si este es el penúltimo o el último capítulo de Gareth Bale en el Real Madrid.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: