#Libertadores || RIVER SE PEGA DOS TIROS EN EL PIE Y EMPATA ANTE SAO PAULO

Tras haber caído en la final de la pasada edición de la Copa Libertadores con aquellos trágicos dos minutos (88′ y 89′) ante Flamengo, River Plate sabe que debe seguir tratando de llegar lejos en la competición continental, pues ha disputado las dos últimas finales.

Para ello primero ha de pasar de fase de grupos, y no ha logrado un gran comienzo, pues tras tres partidos disputados, han ganado los mismos partidos que empatado y perdido (1).

Rendimiento calcado el de Sao Paulo, que con los mismos puntos actualmente esta tercero en el grupo D. Los brasileños pelearán por tratar de arrebatarle la clasificación a los argentinos y al actual primero, Liga de Quito.

Por ello, el partido de hoy se antojaba vital, y no pudieron imponerse ninguno ante el otro, a pesar de que curiosamente ningun jugador del cuadro brazuca anotara ningún tanto.

El motivo, los autogoles. Nada más comenzar el duelo se adelantaron en el 10′ los locales. Un muy mal remate de Reinaldo, que atizó con fuerza a un balón llovido, impactó en el cuerpo de Enzo Pérez. El remate no se hubiera acercado al marco de no ser por el ex del Valencia, que redirigió el esférico hacia el fondo de su propia red.

Ocho minutos más tarde, mediante una preciosa jugada trenzada, llegó el empate para el Millo. Matías Suárez encontró en profundidad a Julián Álvarez, quien dejó a Rafael Santos Borré libre de marca para que solo tuviera que empujarla al arco, haciendo el tanto de la igualada.

Conforme avanzaba el partido, River Plate fue adquiriendo protagonismo hasta llegar al minuto 81, en el que tras un gran despliegue ofensivo de los argentinos, el ya mencionado Julián Álvarez transformó mediante un gran remate la asistencia ofrecida por Lucas Martínez Quarta.

Debido a la tardanza de la remontada que finalmente se había consumado, todo apuntaba a que los tres puntos viajarían hacia el Monumental, pero fue dos minutos más tarde cuando volvería la tragedia al área de River.

Otra vez fue Reinaldo, con un gran desmarque de ruptura, quien puso en jaque a la defensa rojiblanca. Trató de trazar un pase hacia Brenner, pero Franco Armani lo leyó e interceptó el balón. La mala fortuna volvió a acechar a la defensa millonaria, pues, tras despejar Armani, el cuero impactó en Angileri y se volvió a colar en su propia portería.

No hubo más goles -ni siquiera en propia meta- desde entonces hasta que Ostojich hizo sonar su silbato, a pesar de que Pinola gozó de una chance dorada para haber ofrecido la victoria a su equipo con un testarazo que marchó desviado.

Por tanto, ninguno logró los tres puntos pero se mantienen a dos del liderato de grupo, sostenido por los ya mencionados ecuatorianos, que vencieron ante Binacional por cero goles a uno.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: